Urgen instalación de reservorios de agua en fincas ganaderas de Guanacaste

  • Son fundamentales para reducir riesgos y pérdidas ante la sequía producto del fenómeno del Niño

El establecimiento de reservorios de agua en las fincas ganaderas de Guanacaste es una de las principales medidas que se deben adoptar para hacer frente a la sequía producto del fenómeno del Niño.

Así lo expresaron funcionarios de la Corporación Ganadera (CORFOGA) que participaron en Nicoya en un taller sobre el tema junto con representantes de la Universidad Nacional (UNA) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

El director ejecutivo de la Corporación Luis Diego Obando comentó que para los productores ganaderos es primordial contar con reservorios de agua llovida, tecnología de adaptación y resiliencia ante el cambio climático.

El fenómeno del Niño ya está afectando y va a afectar mucho más al país en el próximo verano y por eso es importante el monitoreo que se mantiene en la región chorotega que tiene un déficit de lluvia que va a afectar en algún momento la producción ganadera, desde el punto de vista de la pastura y el agua para los animales.

Desde la CORFOGA se recomienda tomar medidas como la suplementación de los animales, la creación de reservorios de agua, la utilización de ensilajes, la adopción de prácticas de pastoreo adecuadas que se refiere a la utilización de las pasturas y el agua en su máximo potencial, comentó el director ejecutivo.

En este momento es importante el trabajo que se está haciendo desde CORFOGA con productores, investigadores y el MAG, porque el impacto del Niño será severo, añadió Obando,

Según datos del CENAGRO (INEC) 2014, en el país hay 37171 fincas de ganado vacuno. En Guanacaste hay 6000 productores ganaderos; y al menos una sétima parte de la producción ganadera es administrada por mujeres guanacastecas