Tercera fecha del campeonato nacional de voleibol de playa dinamiza economía de Sámara

  • Evento atrajo a competidores, familiares, aficionados, dirigentes y amantes de la disciplina

La tercera fecha del Campeonato Nacional de Voleibol de Playa que se llevó a cabo el pasado fin de semana en la comunidad de Sámara de Nicoya atrajo a unas 650 personas según el cálculo realizado por la Federación de ese deporte.

Esa competencia tuvo el apoyo de la Cámara de Turismo de Playa Sámara (CTPS) y la Municipalidad de Nicoya, organizaciones que lograron formar una alianza público-privada para, entre otras metas, incentivar la llegada de visitantes nacionales y extranjeros.

Carlos Echandi, Presidente de la Federación Costarricense de Voleibol, calificó la prueba en Playa Sámara como “un éxito completo gracias a la relación entre todas las partes y que esperemos vaya a durar muchos años, mientras esté en el cargo pueden tener la plena seguridad de que todos los años vamos a ir”.

“Vamos a explorar la posibilidad de llevar a Sámara eventos internacionales porque en la agenda tenemos dos competencias internacionales de playa que podríamos tener a principios de diciembre. Además, estoy comprometido a hacer un torneo del Norte, Centroamérica y El Caribe (NORCECA) con aproximadamente 32 parejas de nivel mundial, posiblemente vengan parejas americanas, canadienses, mexicanas, puertorriqueñas y cubanas”, destacó Echandi.

El Presidente de la Federación destacó que la fecha del voleibol de playa en Sámara es un primer paso para el desarrollo de futuros proyectos en esa comunidad.

Futuro promisorio

Xavi Palomar, Presidente de la CTPS, indicó que la llegada del voleibol de playa a Sámara forma parte de las iniciativas de la Cámara para dinamizar la economía con un segmento de mercado turístico –como el deportivo- que se caracteriza, entre otros detalles, porque atrae público “muy sano, que por lo general viaja en familia y gusta de admirar las bellezas de la naturaleza”.

“Para nosotros como organización este tipo de estrategias resultan fundamentales por varias razones. En primer lugar, nos sirve como estrategia para posicionarnos en el mundo de las competencias, aparte de que apoyamos al comercio local como los hoteles y los restaurantes y; además, hace que el nombre de Sámara esté sonando permanentemente. Calculamos el impacto económico de este evento en el comercio local en unos ¢10 millones de colones”, señaló Palomar.

Durante el fin de semana de la fecha del voleibol de playa se aprovechó para izar la Bandera Azul Ecológica, galardón que le fue concedido a Playa Sámara luego de 10 años de ausencia gracias a los esfuerzos del Comité de la Cámara mediante acciones como jornadas de limpieza, reforestación y recuperación de residuos sólidos, entre otras. La ceremonia contó con el apoyo de la Municipalidad de Nicoya que llevó la Banda Sinfónica de Nicoya y una marimba.