Más de 5 mil personas migrantes en tránsito recibieron atención en salud en frontera sur

  • Profesionales de medicina y enfermería atienden en la Estación Migratoria Sur – EMISUR.

Las diarreas y problemas gastrointestinales representan el 70% de las causas de atención en salud, en conjunto con las infecciones respiratorias, problemas dermatológicos y la deshidratación de los niñas, niños y adolescentes migrantes en tránsito que pasan por la Estación Migratoria  Sur (EMISUR).

“Tenemos 3 días de estar acá y los médicos nos atendieron bien. También nos dieron un kit con toallitas y pañales. En la travesía que nosotros pasamos tuvimos golpes y por eso fue importante que nos revisaran”, manifestó Lilliana Josefina Ramos Olivar, Venezolana. 

Entre marzo y mayo de este 2024, más de 5 mil personas fueron atendidas por médicos y enfermeras en EMISUR, de las cuales 122 mujeres estaban embarazadas y más del 50% fueron niños, niñas y adolescentes.

La atención se realiza gracias al trabajo conjunto entre la Fundación Cadena Costa Rica y el Fondo de las Naciones Unidas por la Infancia – UNICEF, organizaciones que unieron esfuerzos para brindar atención en salud de primer nivel para los niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y/o en período de lactancia y sus familias migrantes en tránsito. Adicionalmente, se brindó asesoría y acompañamiento a más de 200 familias sobre lactancia materna, estimulación temprana y cuidado infantil.

Costa Rica está experimentando el aumento en los flujos de población migrante en tránsito a través de sus fronteras. Según estimaciones de UNICEF, se calcula que en 2024 podrían cruzar la selva del Darién cerca de 800.000 personas, entre ellas 160.000 niños, niñas y adolescentes, quienes necesitarán asistencia humanitaria tras su paso por Costa Rica dado los múltiples desafíos que enfrentan en su trayectoria.

Suministros y atenciones

Desde marzo, UNICEF apoya en la contratación de 2 profesionales de medicina y dos profesionales en enfermería para los consultorios, un enfermero para realizar la clasificación de las personas acorde a su condición de salud y urgencia de recibir atención y una asesora de lactancia materna. Además, apoya en la compra de insumos como: toallas femeninas, gasas, resucitador manual pediátrico y para adulto, vendas elásticas, oxímetros, termómetro, espéculos, repelentes, insecticidas, alcohol, mascarillas, entre otros. 

Según datos del Área Rectora de Salud de Corredores, la mayor cantidad de personas en tránsito irregular con situaciones de salud en frontera sur tiene entre 0 y 9 años y de 30 a 39 años. Un 52% de las personas atendidas son mujeres y un 48% hombres, principalmente de nacionalidad Venezolana, Colombiana y Ecuatoriana.

“El liderazgo del Área Rectora de Salud de Corredores ha contribuido significativamente a fomentar el apoyo Interinstitucional, Interagencial, para el beneficio de atención integral a la población en tránsito” manifestó la Dra. Deika Castillo Camargo, Vigilancia de la Salud, Ministerio de Salud.

Como parte de este servicio, los profesionales brindan información para la salud, a través de capacitaciones a la población migrante en tránsito y sus familias, sobre prevención de enfermedades, higiene y lactancia materna, para esto último UNICEF apoyó con la construcción de una sala de lactancia materna que ya está en funcionamiento.

“Tratamos de garantizar que en todo momento el equipo médico cuente con los fármacos, mecanismos de referencia y comunicación con el sistema de salud costarricense para brindarle una atención humanitaria a los niños, niñas y adolescentes, mujeres embarazadas y/o en período de lactancia y las familias migrantes en tránsito que lo requieran. De esta manera garantizamos que tengan acceso a servicios de salud básicos y de calidad. Queremos evitar la propagación de las enfermedades y promover la lactancia materna en un espacio seguro, cómodo y digno para las madres y sus bebés”, manifestó Dilana López, Oficial de Salud de UNICEF.