Más de 2.750 conductores fueron sancionados por no respetar uso de cinturón de seguridad o casco

  • Se sanciona tanto no usar el casco o el cinturón como permitir que sus acompañantes no lo utilicen.

Como si fuera una competencia, mientras 988conductores recibieron una sanción por no llevar puesto el cinturón de seguridad, otros 919 la recibieron por conducir la motocicleta sin casco o con este dispositivo de seguridad mal puesto, mal amarrado, en el primer trimestre del 2024.

Lo cierto es que no es tema de discusión que ambos salvan vidas y, en esa línea, la Ley de Tránsito los establece como obligatorios.

Así, a estas personas, reflexionó la Policía de Tránsito, les salió barata la desobediencia, en ¢123.000, por concepto de multa. Más cara es la rehabilitación en un centro médico, un funeral y las consecuencias para los dolientes que dependían económicamente de esa persona, resaltó el cuerpo policial.

Para las autoridades, también se debe pensar en la familia, cómo yo como padre, como madre, como hijo, por no seguir una simple instrucción relacionada con el casco o con el cinturón expongo a esos seres queridos al dolor de perder a esa persona o de tener que atenderlo por años o por el resto de la vida, postrada en una cama o en una silla de ruedas, más todos los gastos asociados a ello.

Además, se suma que, si esa mamá, ese papá, esa pareja o ese hijo dependían económicamente del ahora incapacitado o fallecido, también se genera un problema en ese ámbito.

Por otro lado, igual de reprochable es permitir que el acompañante en la motocicleta o alguno de quienes viajan en el vehículo no utilicen el dispositivo de seguridad.

Así, 337 conductores recibieron la misma sanción de ¢123.000 por permitir que alguno de los acompañantes no llevaran puesto el cinturón de seguridad. En este sentido, la Policía de Tránsito recalcó, una vez más, que no solo los que viajan en los asientos delanteros deben llevar puesto este dispositivo, deben ser todos los ocupantes del automotor.

Asimismo, 512 motociclistas fueron sancionados por permitir que su acompañante no llevara o usara mal puesto el casco. Se estima, según estudios internacionales, que el casco bien puesto reduce hasta en un 67% las lesiones graves en la cabeza, tras un accidente.