Los firmantes del Acta de la Anexión del Partido de Nicoya

Lic. MIGUEL FAJARDO KOREA
Premio Nacional de Educación Mauro Fernández
[email protected]

El 25 de julio de 1824, hace 198 años, los habitantes del Partido de Nicoya decidieron por Costa Rica, mediante un cabildo popular. Su lema “De la patria por nuestra voluntad”. Esta efeméride debe convertirse en una toma de conciencia integral para valorar dicho acto cívico-político.

{loadmoduleid 196}

En una parte del Acta se lee lo siguiente: … A concequencia de estar por esta acta que hemos selebrado solemnemente y en presencia de todo el Pueblo con sus Militares legítimamente agregados al Govierno de Costarrica se concluye esta operación, firmando todos los miembros de la corporación con los demás ciudadanos Paysanos y militares que sepan y por los que no a su ruego sacandose una certificación autentica para remitirla al estado de Costarrica por conducto del Presidente Secretario todo lo que certificamos. (Se mantiene la ortografía, normal en los documentos históricos de la época).

El Acta de dicha decisión, contiene la firma de 25 personas, entre ellas: Manuel Briceño, Jefe Político Subalterno y Comandante de Armas del Partido; los regidores de Nicoya: Toribio Viales, Ubaldo Martínez y Manuel García, igualmente, autoridades militares, civiles y «los principales de este pueblo».

De los 25 firmantes del acta, 10 pertenecían a la familia Briceño Viales y ocupaban cargos importantes en el ayuntamiento. La participación de la familia Briceño Viales, fue decisiva en ese proceso, pues tenían mucha influencia en los aspectos social, económico, religioso, militar y político en Nicoya.

El expediente 19.016 sobre el Benemeritazgo a los firmantes de la Anexión, fue presentado a la Asamblea Legislativa, por la diputada no guanacasteca, doña Marielos Alfaro Murillo (2010-2014). La propuesta por elaborada por la destacada historiadora Ligia María Rosales Chacón. En un aparte de ella se lee lo siguiente:

“Después de la independencia en 1821, tanto Nicaragua como Costa Rica tenían como prioridad, resolver sus problemas internos. Nuestro país dedicó sus esfuerzos a cimentar las bases del futuro Estado, y Nicaragua se sumergió en un largo período de guerras civiles (…) Los valientes y decididos hombres visionarios que tomaron la histórica decisión de anexarse a la patria costarricense lo lograron por su propia voluntad e historia (…) Este hecho excepcional en Latinoamérica modificó la identidad de Costa Rica: configuró el territorio nacional tanto en la parte terrestre como marítima; aumentó la población y agregó nuevas posibilidades productivas, además de enriquecer la cultura nacional con su música, comida, bailes y costumbres”. 

La Asamblea Legislativa declaró el Benemeritazgo de la Patria para los 25 firmantes del Acta de la Anexión, el 6 de julio del 2017, que hace justicia cívica e histórica, a quienes engrandecieron las raíces de la nación, a saber: Manuel Briceño Viales, Toribio Viales Cabrera, Ubaldo Martínez Reina,  Manuel García Mendoza, Juan Felipe Gutiérrez, Antonio Briceño Viales, Roque Jacinto Rosales Montoya, José María Jaén Marchena, Saturnino Gutiérrez Vargas, Blas Félix Rodríguez Moraga, Agustín Briceño Viales, Laureano Montes, Felipe Santiago Medina González, Timoteo Acosta Viales, Manuel Sobenes García, José de la Encarnación Fernández Tenorio, Casimiro Ortega Lara, Desiderio Dinarte Espinoza, Bisencio García, Sebastián Gómez, José Felipe Gutiérrez Briceño, José Anacleto Zúñiga, Gabriel Mojón, Juan José Viales Cabrera y Toribio Toruño Delgado.

A Cupertino Briceño siempre se le ha considerado como el líder de dicha iniciativa. Algunos historiadores sostienen que, en el momento de la firma del Acta de la Anexión, estaba fuera del país. Él ejerció cuatro veces como Alcalde de Nicoya, en 1825, 1833, 1836 y 183. Su aporte es decisivo. De hecho, fue Cupertino Briceño, como alcalde de Nicoya, en 1825, quien tuvo que firmar y presentar la documentación y el acta de la Anexión ante la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

En el aniversario 198 de la Anexión (incorporación, unión, agregación, integración, adhesión) del Partido de Nicoya a Costa Rica, y a dos años de cumplirse el bicentenario, se torna imperativo erigir un nuevo monumento en homenaje a los firmantes del acta de la Anexión del Partido de Nicoya, que atestigüe la nobleza de ese acto cívico, histórico y político.

Lic. Miguel Fajardo Korea
Celular 8831-7146

{loadmoduleid 231}