Inició ampliación del Distrito de Riego Arenal-Tempisque

Las obras que permitirán la ampliación del Canal del Sur-Tramo II, en el Distrito de Riego Arenal-Tempisque (DRAT), ya están en marcha y una vez que estén concluidas en un tramo de 33 kilómetros, permitirán la habilitación de riego en unas 7.500 hectáreas, en beneficio de productores de Cañas y Abangares.

Así lo confirmó el Viceministro de Agricultura y Ganadería, José Joaquín Salazar Rojas, quien visitó la construcción en compañía de la Gerente del Servicio Nacional de Agua, Riego y Avenamiento (SENARA), Patricia Quirós Quirós, junto con autoridades del Sector Agroalimentario de la Región Chorotega.

“La ampliación del Canal del Sur-Tramo II permitirá mejorar el nivel de vida de cientos de agricultores y será una herramienta muy importante para enfrentar los efectos del cambio climático en dicha zona. Permitirá, además, a los abonados, realizar un uso eficiente del recurso hídrico existente”, dijo el Viceministro.

Para Quirós Quirós, es importante realizar una labor de integración del sector agroalimentario para promover nuevas áreas de siembra bajo riego. Además, anunció que en julio presentarán al presidente del República, Luis Guillermo Solís Rivera, la propuesta para construir el Embalse Regulatorio del Canal del Oeste (Embalse Piedras), que permitirá aprovechar el excedente de agua permanente que va hacia el golfo de Nicoya por el sistema fluvial de la región y que actualmente no es aprovechada por el DRAT.

Las obras tienen un costo superior a los 13 millones de dólares y se espera que estén concluidas en un lapso de 390 días, para mejorar las condiciones socioeconómicas de unas 250 familias productoras, aumentando la productividad y la producción de alimentos, como arroz, caña de azúcar, tilapia, hortalizas y plantas ornamentales, entre otros.

Durante la visita, las autoridades del MAG y de SENARA se reunieron con productores beneficiarios del Distrito de Riego Arenal-Tempisque (DRAT) y recorrieron parte de las 57 mil hectáreas que se encuentran habilitadas para la agricultura y que se han desarrollado durante los 30 años de gestión del SENARA