☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Sábado, 05 Junio 2021

  • Este sábado y domingo las personas pueden asistir sin cita, a las sedes de las áreas de salud de Cañas, Bagaces, Santa Cruz, Nandayure, Jicaral, Abangares, Tilarán y Upala: sin enbargo, en Bagaces a las 7 de la noche de este sábado había presencia de gran cantidad de personas.
  • Es una jornada de vacunación en la que la región Chorotega tiene listas once áreas de salud para vacunar las personas con factores de riesgo entre los 18 y 57 años y 11 meses y docentes del grupo 4.

La dirección Red Integrada de Prestación de Servicios de Salud Chorotega (DRIPSS) hace un llamado a las personas que no se han vacunado, de los grupos 3 y 4, para que se acerquen este domingo a las sedes de las áreas de salud de Cañas, Bagaces, Santa Cruz, Nandayure, Jicaral, Abangares, Tilarán y Upala.

Es una jornada de vacunación a la cual pueden asistir las personas sin cita, entre las 8 de la mañana y cuatro de la tarde, dijo el doctor Diego Alfaro.

“Nos preparamos para aplicar la vacuna AstraZéneca a personas con factores de riesgo entre los 18 y 57 años y 11 meses, así como a los docentes y otros grupos autorizados por la Comisión Nacional de Vacunación del grupo 4, lo triste es que en Upala, Tilarán y Cañas fueron pocas las personas que asistieron” comentó Alfaro.

Uno de los aspectos que preocupa es que se han identificado adultos mayores, docentes y otras personas que se niegan a la vacunación.

La región Chorotega ocupa el tercer lugar en avance de la vacunación, sin embargo, preocupa la poca respuesta, “hacemos muchos esfuerzos y contamos con suficientes dosis, ocupamos que las personas del grupo 3 y 4 acudan este domingo a sus respectivas áreas de adscripción, no ocupan cita”.

El grupo III de vacunación está compuesto por personas con factores de riesgo: lupus eritematoso sistémico, dermatomiositis juvenil, artritis reumatoidea juvenil, miastenia gravis, hipertensión arterial, diabetes, cardiópatas, trasplantados, HIV, enfermos respiratorios crónicos, obesidad grado III y obesidad mórbida, enfermedad renal crónica, pacientes con cáncer, pacientes adultos inmunosuprimidos referidos por el médico tratante, cualquier otra enfermedad inmunodeficiente primaria o secundaria o autoinmune referida por el especialista correspondiente y síndrome de down.

Publicado en La Provincia

OPINION

* Rebeca Palacios Sosa

INTRODUCCIÓN

El covid-19 ha dado un giro a nuestras vidas dejando atrás un importante tema, el cual es el calentamiento global que ha sido un caso el cual ha dejado de tomar importancia en gran parte por la afectación del covid-19, sin embargo, este y la contaminación ambiental tienen más repercusiones para nuestras vidas de lo que pensamos, “gracias a este virus que se ha generado y nos ha venido a perturbar nuestras vidas”.

Cada una de las personas si nos ponemos a tomar en cuenta cuantas mascarillas desechables se utilizan al día, y donde van a parar cada una de estas, nos pondríamos a reflexionar el gran daño que se causa.

Todo esto tiene dos lados tanto el bueno como el malo, que da cabida a que el virus se propague más rápido y otro el cuál da un respiro de carbón emitido, y en general a muchas de las cosas que afectaban al cambio climático.

Los ecosistemas y la biodiversidad los hemos debilitado con el pasar de los años y esto da un hincapié a que el virus se propague con más intensidad, la razón es que la diversidad de animales y plantas funciona como un escudo protector.

Según (Rodríguez, 2020) Si dedicamos nuestra vida a cortar árboles, matar animales o los encerramos en jaulas y los enviamos a mercados. Desequilibramos los ecosistemas y liberamos los virus de su huésped original. Y cuando esto ocurre buscan un nuevo organismo. Y, a menudo, nosotros estamos ahí, y somos los cuales estos se van a apoderar. 

DESARROLLO

El planeta en general refleja cada una de las consecuencias generadas gracias al ser humano que somos el ser más destructivo de la creación. Esto se ve reflejado en cada unos de los cambios que toma nuestro planeta.

Nuestro diario vivir ha dado un giro enorme, esto se refleja en gran manera en el uso del cubre bocas, distanciamiento entre familias y personas en general.

Sin embargo, podemos ver que una amenaza a largo plazo parece haberse congelado para reaccionar ante una amenaza más urgente: la provocada por la pandemia del coronavirus. Y ahí es donde está el error: no podemos elegir entre apagar un fuego u otro, ¡porque están relacionados! Si ahora estamos sufriendo la amenaza de este virus que es en buena parte debido a que hemos debilitado los ecosistemas que nos protegen. (Rodríguez, 2020)

Lo podemos ver reflejado a que el ser humano a acabado con gran parte de biodiversidad y seguirá acabando, poniendo como escusa un virus, que podía haber sido controlado o más bien el cual no podía haber saltado al humano gracias a la biodiversidad que actúa como catalizador para la expansión de virus y enfermedades infecciosas.

Sin dejar por fuera uno de los lados buenos de todo esto, es que hay menos aviones en los cielos y menos autos en las vías. El consumo de energía ha bajado. La NASA ha detectado desde el espacio la disminución de gases contaminantes en la atmósfera.

Los sismólogos han notado que el planeta incluso está vibrando menos. En las redes sociales circulan imágenes de aguas que se ven más cristalinas y animales que ahora pasean felices por las ciudades sin humanos a su alrededor. (Serrano, 2020)

CONCLUSIÓN

Para finalizar como lo dicen las investigaciones realizadas por la OMS, según muchas especies actúan como huéspedes de virus que ni siquiera conocemos aún. Si disminuimos esta diversidad y destruimos ecosistemas, facilitamos que dichos virus “salten” al ser humano. De hecho, se estima que el 75% de las enfermedades nuevas emergentes que infectan a las personas proviene de animales. (Rodríguez, 2020)

“Ahora más que nunca es necesaria la solidaridad y la ambición de transitar hacia una economía sostenible, resiliente y baja en emisiones de carbón, esto con el fin de mitigar el impacto provocado por el desuso de nuestros recursos” (Rodríguez, 2020).

* Estudiante carrera Administración 3 año
Universidad Nacional, Sede Regional Chorotega, campus Liberia

Publicado en La Provincia
Sábado, 05 Junio 2021 11:56

Pymes: sobreviviendo a la pandemia

OPINIÓN

* José Douglas Morales Gutiérrez

El año 2020 dio un cambio radical en la vida de toda la vida de todas las personas, en su forma de movilizarse, de socializar, estudiar, literalmente fue dejar la vida normal a la que estábamos acostumbrados, para ahora vivir en esta nueva realidad. Sin embargo, al inicio de todo esto todos pasamos una fase de incertidumbre de ¿Qué va a pasar con nosotros?, personas desempleadas, empresas con operaciones detenidas al 100%, estudiantes con el curso lectivo suspendido. Lo anterior hace un pequeño punto de referencia al cual quiero llegar en este artículo, en como todos en general hemos sobrevivido al inicio de la pandemia desde su punto mas crítico con el país literalmente detenido, al día de hoy donde la mayoría de las actividades (mercantiles o no) se han restituido, pero en este articulo haremos un enfoque mas especifico sobre cierto grupo el cual son las pymes, en como estas se vieron afectadas con la pandemia, como cambiaron sus formas de laborar, como sobrevivieron a la pandemia, etc.

Según el MEIC el tiempo que empresarios respondieron que podrían sobrevivir si la pandemia se extendiera durante más tiempo, resultó en números sumamente alarmantes, ya que solo el cinco por ciento indica que podría seguir operando con normalidad, a pesar de que se mantuviera la situación actual. En contraste, un 53% indica que su empresa podría estar cerrando en un plazo inferior a los dos meses y un 26% podría por un periodo entre dos y seis meses. Estas son cifras desconcertantes para todos, por que sus consecuencias son duros golpes hacia la economía, más aún en estos tiempos tan difíciles que se están viviendo actualmente

Según datos de El Centro Latinoamericano de Innovación y Emprendimiento, se determino que un 86,4% de las Pymes tuvieron bajas en la actividad que estas desempeñan entre el 2020-2021, entre las principales afectaciones que mencionaron fueron la pérdida de clientes y mercados, reducción de ganancias y cancelación de contratos. Conociendo la afectación de las empresas por esta crisis sanitaria, es de plena importancia analizar las medidas que se pueden implementar para poder sobrellevar esta crisis aun habiendo pasado ya mas de un año, ya que aún sigue habiendo Pymes que siguen viendo afectadas por esta crisis, así como otras que han tenido que cesar sus operaciones, por eso es importante que empresas que se encuentran en desventaja conozcan que estrategias podrían aplicar según el mercado al que se dediquen.

Los servicios de internet son esenciales en estos tiempos sin importar el tipo de actividad a la que se desarrolle la empresa, ya que los usos que le dan las pymes son muchos, desde vender en línea hasta investigación de mercado, sin embargo el año 2020 prácticamente obligó a las empresas a utilizar mas este recurso para su supervivencia ,lo anterior nos lleva a una de las alternativas que al día de hoy ha mantenido a flote a las pymes (según su tipo de negocio), estamos hablando del ´´comercio electrónico´´ el cual es una medida que debido al confinamiento en los hogares, y las medidas de distanciamiento social ha resultado en el aumento de uso de redes sociales , el cual las pymes mediante esta modalidad han podido sacarle provecho promocionando sus artículos o promocionando los servicios que esta brinda, ya que las ventas en modalidad física decayeron un 66% , sin embargo con este método que se empezó a aplicar de manera mas común por las empresas, ha hecho que se haya podido hacer frente a ese problema y de esta manera poder mantener a sus empresas a flote.

Aunque también aparte de medidas optadas por los empresarios como cambiar su modalidad de ventas físicas a digital, usar modalidad exprés en el caso de restaurantes, etc. También los empresarios han hecho una serie de medidas recomendadas para ellos, pero pedidas hacia el gobierno, entre esas se encuentran la disminución del I.V.A, financiamiento a tasas bajas y con condiciones flexibles, exonerar el pago parcial de los alquileres. Esto con el motivo de aliviar sus finanzas y tener mayor oportunidad de sobrellevar la crisis actual.

Tristemente las micro, pequeñas y medianas empresas son más susceptibles a sufrir un impacto negativo en sus operaciones, muchas de ellas han visto reducidos significativamente sus ventas, sin embargo se ha buscado la manera de tener un soporte para que estas puedan sobrevivir antes esta pandemia que ha afectado de forma grave las finanzas de estas, al día de hoy el día a día ha ido regresando a la realidad, las pymes que han sobrevivido a la etapa mas critica de la pandemia están volviendo a tener ventas no al nivel que tenían antes pero si han vuelto a aumentar de manera considerable, cosa que nos devuelve las esperanzas ante esta pandemia del Covid-19.

* Estudiante carrera Administración
Universidad Nacional, Sede Regional Guanacaste, campus Liberia

Publicado en La Provincia
Sábado, 05 Junio 2021 05:44

Energías Renovables en Costa Rica

OPINIÓN:

* Johanna Rodríguez Vega

Costa Rica es un país el cual posee mucha biodiversidad, los costarricenses han sabido aprovechar esté beneficio, por lo cual se empezó a generar varios tipos de energías renovables, para ayudar con el medioambiente del país, algunas de las energías que se producen en Costa Ricas son la eólica, solar, hidroeléctrica y geotérmica, estás energía ayudan a que parte de la población costarricense posea electricidad.

Estás energías se producen en varias zonas del país, y cada energía se diferencia de la otra.

La energía eólica es la que utiliza la fuerza del viento para generar electricidad, en esta se utiliza aerogeneradores, los cuales, también conocidos como molinos de viento, estos tienen unas aspas que giran con la fuerza del viento, convirtiendo la energía cinética del viento a energía mecánica.

La energía solar es una energía natural la cual es inagotable, está energía se basa en la captura de la radiación electromagnética del sol, para poder capturarla se necesita unos paneles solares o también conocidos como módulos fotovoltaicos, el cual deja que se capturen las células fotoeléctricas. Por ejemplo, algunas personas implementan paneles solares sus casas, para poder aprovechar la energía solar, también existen objetos que vienen con paneles solares, como lo son por ejemplo algunas calculadoras, lámparas solares, baterías, entre otros.

La energía geotérmica usa el calor que se encuentra almacenado en el interior de la corteza terrestre, está energía se puede extraer de varias formas, ya sea por medio de agua caliente, vapor de agua o roca seca caliente, para que se pueda extraer esta energía se necesita las plantas geotérmicas, estás plantas poseen pozos geotérmicos los cuales se encargan de extraer el agua caliente y vapor, además reinyectan agua en el subsuelo para poder continuar con el ciclo.

Y por último la energía hidroeléctrica, está es la que produce más electricidad en Costa Rica, está energía se genera al transformar la fuerza del agua en energía eléctrica, para extraer está energía las centrales hidroeléctricas, utilizan represas, turbina hidráulica, y generadores eléctricos, esté generador se encarga de convertir la energía cinética en energía mecánica.

Para Costa Rica son muy importantes estás energías, ya que ayudan a cuidar el medio ambiente, además de que se utilizan para que los hogares costarricenses puedan tener electricidad, de esa forma al utilizar energías renovables se va eliminando poco a poco el consumo de los petróleos. El mundo poco el mundo va implementando formas para ayudar al medio ambiente, un ejemplo de eso son los vehículos eléctricos, en donde estos ya no están consumiendo gasolinas y generando gases. Costa Rica está implementando el uso de estos vehículos y otros medios de transportes que son eléctricos, para poder disminuir su huella en el medio ambiente.

En la zona del cantón de Bagaces, para ser más específica en Guayabo de Bagaces, Fortuna y Aguas Claras, se producen 4 tipos de energía, los cuales son las energías eólicas, solar, geotérmica e hidroeléctrica.  Por eso les recomiendo que, si están por la zona de Guayabo de Bagaces, Fortuna o Aguas claras, se puedan dar una vuelta por las diversas plantas de energías renovables, como por ejemplo la planta eólica o solar.

* Estudiante de Administración Empresarial
Universidad Nacional, Sede Regional Chorotega, campus Liberia

Publicado en La Provincia

Lic. Miguel Fajardo Korea
Premio Nacional de Promoción y Difusión Cultural
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La última cifra del sol. (San José: Ediciones Andrómeda, 2006: 72), de Ligia Zúñiga Clachar es un texto plurisignificativo, temática y estéticamente hablando.

En este orbe lírico, los flujos de la sensualidad se abren para humedecer la pasión, cuando las manos palpan el tiempo o besan la tierra, cuando se cae de rodillas. Aquí, se infiere un proceso de intertextualidad con El Cantar de los Cantares, que también se retoma en Los elementos terrestres, de nuestra Eunice Odio, a quien Ligia admira y lee con devoción.

El símbolo de la hoguera-pasión “se desata, / recorre los caminos, / le da vida al silencio”, el cual se infiere como un símbolo plurisignificativo que le aporta solemnidad al recorrido amatorio.  Su camino amoroso es plural y posee la vitalidad de un canto desde el yo al ustedes; desde el yo al mundo. El hablante ama al mundo, aunque dicha acción implique, acaso, la hoguera del incendio interior.

En este segundo libro, después de su libro de estreno “Cielo aparte” (1969-1989)-, lo misterioso es posible cuando “acariciamos el alma”, cuando “Cruzo la ruta señalada / del olvido / y avanzo”.  Dichas propuestas son aseveraciones que cobran vida “Antes después ahora”, tres marcas deícticas en una sola conjunción, contra fronteras. 

La voz lírica maneja proposiciones léxicas fundadas en 15 verbos plenos de actividad plurisignificativa: amo, arde, beso, busco, caigo, desata, deshojaré, escucho, miro, palpo, reafirmo, siento, sobrevivo, soy o viviré. Igualmente, incorpora verbos de restricción semántica en cuanto que abordan un horizonte de expectativas menos vitales: agonizo, claman, naufrago, masacran, sangro...

En este orbe lírico hay una gran preocupación por la ausencia, por lo que dejamos, por lo ido.  El yo lírico equipara la ausencia con el sepulcro.  Ella posibilita que los colores la reafirmen en el retorno.  Todos tenemos ausencias: unas se clavan en antiguos recuerdos y no son nada más; otras se destierran en el olvido, el mejor sitio donde pueden estar. 

Cabe endiñar, entonces, que hay una propuesta de conocimiento hacia el vacío, hacia la totalidad. La ausencia es estéril cuando no es trascendente.  Hay ausencias enterradas en el olvido, pues no son más que intrascendencia.  Hay ausencias que se mueren solas, porque jamás alcanzaron ninguna significación vivencial.  Hay ausencias de tonos sepia, inscritas en la opacidad. 

En este sentido, la ausencia se proyecta como lo ido sin regreso.  El pasado no debe tener futuro.  En muchas ocasiones, daña, revive situaciones de contexto, ata, condiciona.  La vida es breve, por lo tanto, hay mucho por construir en las manos del día, en el presente cotidiano que se forja como esperanza.  Hay ausencias que dañan, porque destruyen, restan confianza, desacomodan el orden de la vida que ha seguido su curso, sin estancamientos, porque la vida nunca ha esperado a nadie.  La vida es movimiento, nuevas decisiones, proyectos, realidades, definiciones. 

No podemos atarnos al pasado sin futuro, sobre todo, si ese pasado es intrascendente, un sueño menos, un recuerdo débil y, además, marchito.  Revivir el pasado significa, en diversas circunstancias humanas, causar desajustes, crear anticuerpos en el ahora que cuenta, en la vivencia definitiva.  En fin, el pasado de la ausencia debe ser un episodio sin retorno, siempre que no construya ni aporte nada relevante en la vida compartida de siempre, así ha sido desde la extensa historia de la humanidad hasta nuestros días digitalizados.

El silencio es otro de los símbolos estelares, toda vez que estremece el silencio de los días.  El silencio opera como un elemento que se desdobla; su antinomia es la palabra, pero también es un espacio de espera corporal. Este planteamiento de resemantización se puebla de comienzos y finales, en una historia recurrente a prueba de siempre en la condición humana.

La palabra crística subyace en el fondo histórico de estos poemas abiertos de la autora guanacasteca. La dedicatoria a su hijo Andrés Alejandro es una fundación de afecto, igual que la escrita a su hermano Juan Gabriel y, en la misma línea, la que eterniza la memoria de sus padres.  Esteban y Alejandra, sus sobrinos, ocupan un espacio estelar en su tránsito de territorio vital.  En el reconocimiento por la palabra ajena, incorpora dos marcas paratextuales, en sendos epígrafes de Zulma Reyo y Eunice Odio.

En este poemario hay sitio para el contexto regional.  Aquí Nicoya posee “Códices destruidos / Savia Chorotega (...) Náhuatl-origen”.  Asimismo, lo observamos en “Mazos dormidos”, donde incorpora el tema aurífero desde la Sierra de Abangares donde “el alma del coligallero / arrastró sus orígenes / ante el dominio”, el de siempre, hoy disfrazado en el siglo de la modernidad, pero con los mismos propósitos de explotación. 

Paralelamente, Hiroshima y Nagasaki son evocados con el dolor “La tierra bebió el silencio, / masacró el olvido. Todos quedaron muertos”.  Parece mentira que en tres versos cortos se pueda sistematizar la tragedia y el dolor de miles de muertos por la insania de una minoría que detentaba el poder en ese momento.  Esa condición sigue ocurriendo como un sistema kafkiano en diversas latitudes del planeta. Esos dos sustantivos propios son el paradigma del dolor, como en muchos otros sitios de la aldea global, desde el facilismo del clic de esta velocísima era digital.

“La última cifra del sol” privilegia 35 palabras que la hablante lírica incorpora con plenitud:  agonía, alma, anturios, años, ausencia, caminos, caricia, carne, cielo, colores, crepúsculo, día, distancia, espera, esperanza, grito, hoguera, incendio, mar, miedo, muerte, nadie, noche, ocaso, olvido, palabra, poesía, recuerdo, sed, silencio, sol, soledad, tiempo, vida o viento. Habría que deslindar cada lexema, releerlo muchas veces y encontrarle su intensidad de campana, su tañido renovado en sus alcances lingüísticos, después de acabar cada lectura, que siempre es otra, porque como lectores nos renovamos a cada momento.

El texto consigna, en la contracubierta, tres criterios de lectura de Guadalupe Urbina, Otto Apuy y Miguel Fajardo. El diseño gráfico es de Viviana Ujueta y la dirección editorial de Alfonso Peña, de Ediciones Andrómeda.  Contiene un prólogo de Otto Apuy Sirias, quien, además, aporta el hermoso acrílico “Lenguaje y memoria”, que acompaña la portada, e incluye 18 dibujos a plumilla de la muestra gráfica “Mi patria”, de su madre, la abnegada Maestra Paradigma, María del Socorro Clachar Hurtado, la recordada Tía Cocó (+).

La poesía de Ligia Zúñiga Clachar (Guanacaste, 1951) sobrevive para estar con vos, en la vida o el dolor. Su proclama es origen, respuesta telúrica para confirmar el pacto de la energía, en las manos encendidas contra la muerte de las más necesarias energías del ser humano.

Publicado en La Provincia

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.