☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

PROBAR
Periódico Guanacaste a la Altura | Suplementos Abangares • Bagaces • Cañas • Carrillo • Hojancha • La Cruz • Liberia • Nandayure • Nicoya • Santa Cruz

El Ecomuseo Minero, que recoge el legado de la principal actividad minera que se desarrolló en nuestro país durante el período comprendido entre 1890 y 1930 fue relanzado en el marco de la celebración del 103 aniversario de la fundación del cantón con el fin de que sea un imán que atraiga el turismo nacional como extranjero y a la vez se promueva la visita de escolares y estudiantes de secundaria para que conozcan una de las etapas más dinámicas del desarrollo social y económico de Guanacaste y por ende de Costa Rica.

Este museo minero creado por Decreto Ejecutivo N 20875-C del 24 de noviembre de 1991, fue declarado e incorporado al Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica en el 2001.

A pesar de los esfuerzos que se han hecho con el fin de preservar maquinaria, herramientas y describir los procesos que intervinieron en la explotación del oro, así como presentar libros y documentos sobre la actividad minera en el país, el Ecomuseo ha pasado a ser un lugar casi desconocido para los residentes en Guanacaste como en el resto del país, a pesar de estar a una corta distancia de la carretera Interamericana Norte.

Conscientes de la importancia que tiene este lugar, el pasado 02 de junio fue dado a conocer por parte de la Municipalidad, un proyecto de tres etapas con el fin de rescatar, concientizar y valorar esta joya abangareña. Dando a conocer tanto a los habitantes del Cantón como del resto del país las potencialidades de desarrollo local.

Antonio Castillo en su obra “La guerra del oro” explica que iniciada la década de 1890 se abrió la gran industria minera en el cantón Abangares, por lo que pronto aparecieron compañías extranjeras con la finalidad de explotar a gran escala los recursos mineros de la zona. Las concesiones de tierras fueron la clave para el desarrollo de la actividad, asimismo las compañías, con la anuencia del Estado, se fueron apoderando paulatinamente del territorio abangareño a tal punto que rebasaron sus fronteras por medio de la explotación de bosques, la ganadería y las cuencas hidrográficas”.

La minería de esa época no debe verse como una actividad romántica pues “Cientos de trabajadores fueron movilizados dentro y fuera del país para que laboraran en el sucio y pesado trabajo de extracción, fenómeno que ocasionó en muchas casos la ruptura violenta de estos con sus familias, sus comunidades de origen y su experiencia laboral cotidiana.

La mayoría de ellos dejó sus vidas en los túneles producto de la explotación descabellada a la cual fue sometida, así como de enfermedades alternas de carácter respiratorio, de la piel, digestivas, además de los ocasionados por accidentes d trabajo, contagio venéreo y alcoholismo.

Fotografías tomadas de la página Feria Oro, Café y Mariscos en Facebook:

ENLACE A LA PAGINA

 

 

 

Con el propósito de informar en el terreno, sobre las obras que se construirán y los alcances del “Proyecto de Abastecimiento de Agua para la Cuenca Media del rio Tempisque y Comunidades Costeras” conocido por sus siglas como Paacume, representantes del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) invitaron a medios de prensa de la provincia a realizar un recorrido por los lugares donde se llevarán a cabo dichas obra.

Maikol Sosa, Comunicador del Proyecto Paacume, explicó en Cañas la función que cumple la presa Miguel Pablo Dengo, que forma parte del Distrito de Riego Arenal Tempisque y que a su vez es el punto de partida de esta nueva obra.

Maikol Sosa, Comunicador del Proyecto Paacume.

Dicha presa fue construida con el fin de reasignar los caudales de aguas provenientes del Arenal y el rio Corobicí por medio del Canal Oeste y el Canal del Sur, así como liberar las aguas del rio Corobicí para que sigan su cauce normal.

La presa Miguel Pablo Dengo forma parte del Distrito de Riego Arenal Tempisque
y a su vez es el punto de partida del Proyecto Paacume.

El Objetivo de Paacume es prolongar el Canal del Oeste hasta el embalse río Piedras y desde ahí alcanzar la margen del rio Tempisque a través de un nuevo canal, cruzar por debajo este río por medio de un sifón y así poder dar el servicio de riego a los cantones de Santa Cruz, Carrillo y Nicoya; por lo que construir la presa y el embalse Rio Piedras es vital para hacer realidad el Proyecto.

En Rio Piedras además, se construirá una casa de máquinas y una planta generadora de electricidad con capacidad para abastecer el consumo de energía a cerca de 10.000 familias.

El primer paso para el llenado del citado embalse es la construcción de la presa que estará ubicada en Falconiana de Bagaces.

A la fecha, personal técnico del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) elaboró el diseño correspondiente de esta presa, la cual será tipo enrocamiento con una cara de concreto en el lado mojado, similar a las que construyó el ICE en Sandillal de Cañas y más recientemente en el proyecto hidroeléctrico Reventazón.

La presa río Piedras será tipo enrocamiento con pared de concreto,
similar a la presa que el ICE construyó en Sandillal en Cañas.

Cuando se concluya dicha presa tendrá una cresta de 485 metros, una altura de 29.5 metros y permitirá inundar 850 hectáreas, se espera que entre en funcionamiento en el año 2022.

Así será la Presa río Piedras en Falconiana de Bagaces, la pequeña
laguna que se observa se convertirá en el Embalse de río Piedras.

Sosa indicó que la institución está llevando a cabo la ejecución de Paacume con estricto apego a las leyes, tanto así que la misma Sala Constitucional ha desestimado las acciones presentadas por algunos guanacastecos que están en contra de esta iniciativa.

También se cuenta con el apoyo de los diputados que integran la Comisión Especial que analiza los problemas de Guanacaste, así como representantes de otras fracciones legislativas quienes consideran necesaria la desafectación de algunas tierras que ocupa en la actualidad la Reserva Lomas de Barbudal, mismas que quedarán bajo el agua cuando se forme el embalse.

En una reunión sostenida el pasado 7 de junio con los cuatro diputados por Guanacaste el Presidente de la República también manifestó su absoluto apoyo a Paacume y les pidió trabajar en conjunto para aprobarlo en un corto plazo.

El 7 de junio, el Presidente de la República, Carlos Alvarado,
también manifestó su absoluto apoyo a Paacume.

Previo a esta etapa se trabajará en la recuperación de especies de fauna con el fin de trasladarlas a la propiedad que se adquirió para compensar las tierras que se inundarán con el embalse, la cual está junto a la Reserva y tiene características similares. Incluso se rescatarán objetos de la cultura precolombina en caso de ser detectados, labor en la que intervendría el Museo Nacional.

Por otra parte se informó que el estudio de impacto ambiental ya fue presentado a Setena, institución de la que se espera un pronto pronunciamiento.

En lo que respecta a la Asamblea Legislativa los parlamentarios se proponen discutir las mociones que se presentaron en la legislación anterior en un período de dos meses y avanzar lo más pronto posible en resolver lo relacionado con la desafectación del territorio que ocupa Lomas de Barbudal, para lo cual estarán presentando una moción para aplicar un trámite rápido, conocido como 28 Bis.

Sosa destacó las ventajas que tendrá Paacume al permitir producir bajo riego a 18.800 hectáreas y obtener hasta tres cosechas por año, con lo que los productores de arroz, caña y otros productos lograrán producir en la época seca, al contrario de lo que ocurre en la actualidad en que los cultivos dependen de los ciclos de lluvia o sequía; además de que permitirá producir energía eléctrica y resolver el problema de disponibilidad de agua para consumo humano en las comunidades de la bajura que por tantos años han sufrido su escases.

 

Publicado en La Provincia

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura