☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Sábado, 09 Junio 2018 13:02

Abangares relanza el Ecomuseo Minero para atraer el turismo local y extranjero Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

El Ecomuseo Minero, que recoge el legado de la principal actividad minera que se desarrolló en nuestro país durante el período comprendido entre 1890 y 1930 fue relanzado en el marco de la celebración del 103 aniversario de la fundación del cantón con el fin de que sea un imán que atraiga el turismo nacional como extranjero y a la vez se promueva la visita de escolares y estudiantes de secundaria para que conozcan una de las etapas más dinámicas del desarrollo social y económico de Guanacaste y por ende de Costa Rica.

Este museo minero creado por Decreto Ejecutivo N 20875-C del 24 de noviembre de 1991, fue declarado e incorporado al Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica en el 2001.

A pesar de los esfuerzos que se han hecho con el fin de preservar maquinaria, herramientas y describir los procesos que intervinieron en la explotación del oro, así como presentar libros y documentos sobre la actividad minera en el país, el Ecomuseo ha pasado a ser un lugar casi desconocido para los residentes en Guanacaste como en el resto del país, a pesar de estar a una corta distancia de la carretera Interamericana Norte.

Conscientes de la importancia que tiene este lugar, el pasado 02 de junio fue dado a conocer por parte de la Municipalidad, un proyecto de tres etapas con el fin de rescatar, concientizar y valorar esta joya abangareña. Dando a conocer tanto a los habitantes del Cantón como del resto del país las potencialidades de desarrollo local.

Antonio Castillo en su obra “La guerra del oro” explica que iniciada la década de 1890 se abrió la gran industria minera en el cantón Abangares, por lo que pronto aparecieron compañías extranjeras con la finalidad de explotar a gran escala los recursos mineros de la zona. Las concesiones de tierras fueron la clave para el desarrollo de la actividad, asimismo las compañías, con la anuencia del Estado, se fueron apoderando paulatinamente del territorio abangareño a tal punto que rebasaron sus fronteras por medio de la explotación de bosques, la ganadería y las cuencas hidrográficas”.

La minería de esa época no debe verse como una actividad romántica pues “Cientos de trabajadores fueron movilizados dentro y fuera del país para que laboraran en el sucio y pesado trabajo de extracción, fenómeno que ocasionó en muchas casos la ruptura violenta de estos con sus familias, sus comunidades de origen y su experiencia laboral cotidiana.

La mayoría de ellos dejó sus vidas en los túneles producto de la explotación descabellada a la cual fue sometida, así como de enfermedades alternas de carácter respiratorio, de la piel, digestivas, además de los ocasionados por accidentes d trabajo, contagio venéreo y alcoholismo.

Fotografías tomadas de la página Feria Oro, Café y Mariscos en Facebook:

ENLACE A LA PAGINA

 

 

 

Visto 6143 veces Modificado por última vez en Domingo, 10 Junio 2018 20:14
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.