• PROBAR

Elementos filtrados por fecha: Lunes, 03 Febrero 2020

  • Se trata del Reglamento de Fraccionamiento y Urbanizaciones (RFU) que entrará en vigencia en el mes de marzo.
  • Implicará una reducción del 40% en el costo de los trámites de plano individual de catastro y el visado de alineamiento fluviales. En el caso de proyectos de interés social la rebaja en trámites será del 90%.
  • Como parte de la mesa de negociación con el Colegio de Ingenieros topógrafos se dio una prórroga de un mes para someter a revisión de redacción dos artículos del RFU para una mejor comprensión.

Con el fin de mejorar el ordenamiento territorial, el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), modernizó el Reglamento de Fraccionamiento y Urbanizaciones (RFU), que permitirá ordenar los territorios en cantones donde no se cuenta con plan regulador. Además, esto implica una reducción del 40% en los costos de trámites de plano individual de catastro y el visado de alineamiento fluviales.

En el caso de proyectos de interés social la rebaja en tramites será del 90%.

Esta iniciativa forma parte de la meta establecida por la institución para actualizar todos los reglamentos de planificación urbana a nivel nacional, para que todas las personas puedan vivir bajo un modelo sostenible.

En este momento- y como parte de la mesa de diálogo con el Colegio de Ingenieros Topógrafos-  el reglamento está en revisión en aspectos de redacción de dos artículos para mejorar su comprensión y así asegurar su correcta interpretación, cuando entre en vigencia en el mes de marzo.

Según explicó el Presidente Ejecutivo del INVU, Tomás Martínez, este es el tercer reglamento -en un período de dos años y medio- que la institución lanza en pro de mejorar la planificación urbana.

Con la puesta en marcha de este reglamento se permitirá la posibilidad de realizar fraccionamientos en un número inferior a siete lotes o 900 metros cuadrados, con fines de heredar, vender, traspasar, hipotecar, donar o cualquier otro objetivo de interés patrimonial.

Martínez, explicó que “con la ejecución se busca regular aquellos fraccionamientos que por sus dimensiones y magnitud son considerados con fines urbanísticos, no aquellos con fines agrícolas, pecuarios, forestales o mixtos”.

“Estamos garantizándoles a los pequeños y medianos productores la posibilidad de desempeñar su actividad sin ninguna restricción”, agregó.

Sobre el reglamento:

La modernización del RFU consolida la nueva visión de desarrollo urbano, al reunir la  normativa actualizada que ayuda no solo al fraccionamiento de terreno, sino que permite el mejor uso del territorio para futuras generaciones, resguarda las zonas de protección, asegura una red vial eficiente y proporcionada, e integra parques, jardines y facilidades comunales; así como garantizar los servicios básicos y evitar construcciones en zonas de riesgo.

También, reúne una serie de requisitos en relación con el acceso a la vía pública, lotificación, amanzanamiento, parcelamiento, cesión de áreas para uso público, accesos, normas mínimas sobre construcción de calles, aceras, estacionamientos y calzadas. Establece términos de orientación para la división y habilitación urbana de los terrenos.

“Esta es la ruta que ha permitido desatar los nudos para el progreso del desarrollo urbano, pues con este instrumento los Gobiernos Locales, podrán planificar sus territorios de manera segura, con menos riesgos ambientales y menor impacto de huella de carbono y acorde con la sostenibilidad y la eficiente utilización del territorio; esto gracias a los diferentes foros, mesas de trabajo y reuniones que se tuvo durante el periodo 2018 – 2019”, manifestó el Presidente Ejecutivo del INVU.

Para la modernización de este reglamento se realizó una consulta abierta -en donde se recibieron más de 600 observaciones-, así como mesas de trabajo que permitieron actualizar de manera consensuada este instrumento.

En este proceso participaron de forma activa la sociedad civil, la academia, instituciones públicas, el sector privado y colegios profesionales. También, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA).

El instrumento fue sometido a la revisión del Sistema Control Previo (SICOPRE), de la Dirección de Mejora Regulatoria del Ministerio de Economía Industria y Comercio, en atención a la directriz de mejora regulatoria, la cual garantiza que el nuevo reglamento contó con las debidas consultas públicas, no incorpora trámites, ni cobros nuevos y se ajusta a la normativa correspondiente.

Este documento fue publicado en la Gaceta el 13 de noviembre del 2019 y se encuentra disponible en la página web del INVU www.invu.go.cr para conocimiento de la ciudadanía.

Puede descargar dicho documento: https://bit.ly/32UVXcB

Publicado en El País
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura