Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 26 Junio 2019
  • 128 participantes –entre ASADAS, Municipalidades, hospitales, restaurantes y hoteles– recibieron máxima distinción de 7 estrellas.
  • Programa incentiva vigilancia de calidad potable del agua, protección de fuentes y del medio ambiente y la mejora de la salud pública.

Un total de 520 comités recibieron este miércoles la bandera distintiva del Programa Sello de Calidad Sanitaria del AyA, que reconoce su esfuerzo para suministrar agua potable de forma sostenible y en armonía con la naturaleza, en beneficio de la salud pública de la población.

En la premiación participaron el director del Laboratorio Nacional de Aguas del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Darner Mora, y el coordinador del Programa Sello de Calidad Sanitaria, Luis Carlos Barrantes.

“Sello de Calidad Sanitaria ha permitido fortalecer una cultura de la calidad del agua, donde no solo interesa aumentar la cantidad, sino que sea potable. Hay que considerar que hace 20 años, en Costa Rica la cobertura de agua potable era de 68% y hoy es del 92,4% gracias al esfuerzo de los operadores y la consciencia de la población”, resaltó el director del Laboratorio Nacional de Aguas, Darner Mora.

Los comités reconocidos en esta edición fueron: 453 entes operadores de agua (entre ellos 316 ASADAS), 15 restaurantes, 12 hoteles, 9 participantes en aguas residuales, 7 centros de salud, un centro de recreación y 23 establecimientos varios.

En total, 128 participantes obtuvieron la máxima distinción de 7 estrellas –4 de ellas son parámetros obligatorios y 3 son complementarios–. Se trata de 117 acueductos del AyA, ASADAS y Municipalidades, así como 7 hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social, 5 restaurantes y 2 hoteles.

Aunque los parámetros cambian según la categoría, algunos de los de ellos son: contar con un programa de protección de fuentes de agua, mantenimiento de la infraestructura, adecuado equipo de desinfección, realizar educación ambiental y sobre calidad del agua y levantar datos periódicos de calidad del agua.

La inscripción en el Programa es voluntaria y los participantes deben pagar los costos de los muestreos y análisis de agua necesarios. El Programa Sello de Calidad Sanitaria nació en el 2001 como una iniciativa del Laboratorio Nacional de Aguas del AyA.

Publicado en El País
  • En Categoría de Cambio Climático

Cargill Costa Rica recibió este año dos reconocimientos de Bandera Azul Ecológica, gracias a los esfuerzos realizados en su Centro de Servicios, Cargill Business Services (CBS) y en el área del Taller de Mantenimiento y Flotilla, ambos en la categoría de cambio climático.

Según comenta Jorge Calderón, Vicepresidente de Asuntos Corporativos para Cargill en Latinoamérica: “Este galardón demuestra nuestro compromiso de nutrir a los países donde tenemos presencia de una manera segura, responsable y sostenible.  Por cuarto año consecutivo, nuestro equipo del Taller Mantenimiento alcanzó este reconocimiento y este año se une también nuestro Centro de Servicios, lo cual demuestra el esfuerzo que realizamos a lo interno para reducir el impacto ambiental en las diferentes áreas de nuestro negocio”, explicó Calderón.

Cuarto año con Bandera Ecológica.

Una vez más, el área del Taller de Mantenimiento de Cargill Costa Rica recibe este galardón, gracias a los esfuerzos que realiza para mitigar el impacto sobre en el medio ambiente. Algunas de las buenas prácticas que se fortalecen año con año están relacionadas con la reducción del consumo de combustibles fósiles y contaminantes atmosféricos, el uso adecuado de los recursos como el agua y la electricidad, una correcta disposición de los residuos que se generan en dicha área y un plan de capacitación continuo para el personal.

Cargill Business Services (CBS) se une a los esfuerzos.

Como novedad, para este año el CBS también fue reconocido por fomentar la sensibilización entre su personal con educación constante, a través de charlas, talleres y videos corporativos. Adicionalmente, se realizó una campaña relacionada con el plástico de un solo uso y se eliminó el uso de estereofón en el comedor interno; entre otras acciones.

En el reconocimiento de Bandera Azul Ecológica para CBS, el comité evaluador también destacó la donación de tiempo y esfuerzo de los colaboradores voluntarios para mejorar las condiciones del parque ambiental comunitario de La Asunción, en Belén. Allí se llevaron a cabo diversas mejoras como instalación de casitas para pájaros elaboradas con materiales reciclados y siembra de árboles.

Ambos galardones serán entregados a los equipos reconocidos, el próximo 28 de junio, en las instalaciones del ICE la Sabana.

Publicado en El País
  • Diputados Roberto Thompson, María José Corrales y Gustavo Viales presentaron formalmente el proyecto de Ley.
  • Posición de Ministerio de Hacienda es inflexible ante aplicación de la Regla Fiscal, que pone tope al crecimiento del gasto en las municipalidades.

Alcaldes, Alcaldesas, Vicealcaldes, Vicealcaldesas, Diputados, Diputadas y funcionarios municipales expusieron las afectaciones directas que tendría el Régimen Municipal al imponer un tope de 4,67% en el gasto corriente con la nueva Ley de fortalecimiento de las finanzas públicas.

A pesar de la autonomía política, administrativa y financiera de las municipalidades, amparada en el artículo 170 de la constitución política y el artículo 4 de la Ley N° 7794, Código Municipal, el Ministerio de Hacienda ha interpretado, como se constata en la circular DM-04662019, que los “Jerarcas, Gobiernos Locales y otras entidades de gobiernos locales” deben someterse a la “aplicación de la regla fiscal en la formulación de los presupuestos ordinarios del 2020”.

En la práctica tal disposición pretende que las municipalidades tengan como tope al crecimiento del gasto corriente para el año entrante, un 4.67% con respecto del presupuesto 2019.

El diputado Roberto Thompson, de Liberación Nacional, es uno de los proponentes del proyecto de ley que consta de una adición del inciso d) al artículo 6 del capítulo IV de la ley 9635 “Ley de Fortalecimiento a las Finanzas Públicas”

Este proyecto de Ley busca respaldar a las municipalidades para propiciar un adecuado desarrollo en nuestros cantones ya que imponer un tope al gasto corriente del presupuesto municipal es frenar proyectos de suma importancia para la ciudadanía, la reforma a la “Ley de Fortalecimiento a las Finanzas Públicas” exime a las Municipalidades y los Consejos Municipales de Distritito, de aplicar este tope a sus finanzas”

Juan Pablo Barquero, Presidente de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) manifestó la oposición a la aplicación de esta regla:

Las municipalidades recaudan ellas mismas la mayor parte de sus ingresos, por lo que la aplicación de la “regla fiscal” limitaría la ampliación o la creación de múltiples servicios municipales. A medida que los Gobiernos Locales siguen fortaleciéndose, incursionando en nuevos proyectos, prestando nuevos servicios y mejorando su gestión administrativa, reciben mayor reconocimiento de una ciudadanía que espera cada vez más de sus municipalidades. Estas crecientes expectativas siguen marcando un rumbo irreversible en el que los gobiernos locales tomarán todavía mayor relevancia y serán actores más influyentes en todos los ámbitos de la vida de sus comunidades”

Costa Rica es uno de los países más centralizados del mundo. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y Ciudades y Gobiernos Locales (UCLG) (2016), en el estudio: Subnational Governments around the world: Structure and finance, en el mundo los gobiernos subnacionales administran en promedio un 23.9% del total de los presupuestos públicos, mientras que en Costa Rica las municipalidades apenas tienen a su cargo un 2.3% del presupuesto global de todo el sector público según los presupuestos aprobados 2018.

Debe considerarse que las transferencias de recursos del Gobierno Central a las municipalidades corresponden casi exclusivamente a transferencias de capital, por lo que no son utilizadas para sufragar gasto corriente.

La diputada María José Corrales, del PLN y proponente del proyecto, comentó, “Me parece que como país tomamos una decisión acertada, evitando una debacle financiera en el corto plazo, si no se hubiera aprobado la reforma fiscal. La regla fiscal que contiene esta reforma es necesaria para evitar un crecimiento desmedido de gastos de acuerdo con la deuda que maneja el Estado. Sin embargo, debemos entender que la estructura de ingresos y gastos de una municipalidad o un concejo de distrito es muy diferente a las instituciones del Gobierno central. Ellas generan casi el 80% de sus ingresos corrientes que se destinan a la prestación de servicios básicos para la población, limitarles su crecimiento es limitar el desarrollo de los cantones y distritos del país. Por ello, se justifica plenamente que los municipios puedan quedar fuera de la aplicación de la regla fiscal, considerando que las transferencias del Estado representan apenas un 1% del presupuesto del país”

En el documento del órgano contralor, Presupuestos Públicos 2018. Situación y perspectivas (2018), se detalla que, en su conjunto, el presupuesto municipal 2018 se compone en un 72.1% por ingresos corrientes, un 18.9% por ingresos de capital y solamente un 9% por financiamiento.

Esto pone en evidencia un marcado contraste con la situación financiera del Gobierno Central, donde el presupuesto está financiado en un 55,3% con ingresos corrientes, un 5% con ingresos de capital y un preocupante 44,7% con endeudamiento.

Por su parte el diputado, Gustavo Viales, indicó que “… el Régimen Municipal contribuye a la inversión en la infraestructura del país, …de manera que aplicar la Regla Fisca en el sector municipal viene en detrimento de la utilización de esos recursos para mejoramiento de caminos, de áreas de infraestructura como parques, aceras y limitaría el desarrollo de muchos pueblos. Entendemos la Regla Fiscal como una medida importante para atender el endeudamiento público, para atender el disparador del gasto en los presupuestos. Pero el sector municipal tiene bajo nivel de endeudamiento, cerca del 9 por ciento, y bajo ese principio para bajar el déficit fiscal el Régimen Municipal no tiene una cuota de responsabilidad. La exclusión en este proyecto de Ley tiene como propósito que el sector municipal se siga manejando como lo ha venido haciendo, por medio de la Contraloría General de la República, la cual ya aplica algunos principios de regla fiscal  en los presupuestos municipales y toda la normativa que ya existe en el Código Municipal.”   

En el proyecto de Ley presentado se refuerza el argumento de que las municipalidades ya se encuentran sujetas a una serie de disposiciones normativas cuidadosamente fiscalizadas por la Contraloría General de la República.

Publicado en El País
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura