• PROBAR
Periódico Guanacaste a la Altura | Provincia Guanacaste • Abangares • Bagaces • Cañas • Carrillo • Hojancha • La Cruz • Liberia • Nandayure • Nicoya • Santa Cruz
  • V Edición del certamen Nuestras Artesanías Tradicionales ofrecerá ocho premios de 1 millón de colones cada uno
  • Ceramistas participan en tres categorías: tradicional indígena, tradicional mestiza y contemporánea
  • Artesanos, artistas plásticos y creadores de productos cerámicos podrán inscribirse el 11 y 12 de julio, información en patrimonio.go.cr

“Esa casa vieja de madera gris olor a resina de cedro en donde mi abuela con sus manos de barro hizo su magia de alfarera… manos de arcilla de San Vicente, hacia dónde va la gente a buscar el espíritu de ese barro, caliente, mi barro original…”, canta con sentimiento Guadalupe Urbina y sirve de inspiración para dar nombre a la V edición del certamen Nuestras Artesanías Tradicionales, del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

Desde 2011 y cada dos años, el Centro de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud, realiza este certamen abordando diferentes manifestaciones culturales. A la fecha, son cuatro las ediciones realizadas: Talla directa y bajorrelieve (2011), Mascarada tradicional costarricense (2013), Hagamos yunta. Tradición del boyeo y la carreta (2015) y Los tres dulcísimos nombres: Jesús, María y José. Imaginería religiosa (2017).

Nuestras Artesanías Tradicionales tiene el propósito de poner en valor, recuperar, fortalecer y salvaguardar técnicas, conocimientos y saberes artesanales tradicionales que se han transmitido de generación en generación, por medio de la tradición oral. Asimismo, reivindica el oficio de las personas que se dedican a la artesanía como medio de subsistencia y su aporte a la economía y al turismo del país.

Para la edición 2019 se seleccionó una tradición artesanal cuyas raíces se encuentran en los pueblos indígenas de Costa Rica y tiene a su haber miles de años de historia en los que evolucionó y se diversificó. Esa tradición es la cerámica.

“Le ha llegado el momento de tomarle el pulso a esa actividad de larga data: quiénes están trabajando, dónde, qué tipo de cerámica se está haciendo, cuáles materiales se emplean, cuáles son los retos actuales, entre otros. Asimismo, se presenta la oportunidad de mostrar al público la riqueza cerámica del país”, expresó Ivannia Rodríguez White, coordinadora de este proyecto del Centro de Patrimonio Cultural.

El certamen Nuestras Artesanías Tradicionales 2019 El espíritu del barro está dirigido a personas dedicadas al quehacer cerámico, tales como artesanos, artistas plásticos y creadores de este tipo de productos, quienes podrán presentar una obra por participante.

Es un certamen nacional, por lo que cualquier ceramista del país puede participar, siempre y cuando sea mayor de edad, costarricense o residente en el país, con estatus migratorio legal al momento de la inscripción. Solo quedan inhabilitadas las personas funcionarias del Ministerio de Cultura y Juventud y el jurado, hasta tercer grado de consanguineidad.

Para desarrollar este proyecto, el Centro de Patrimonio Cultural estableció una alianza estratégica con la carrera de Diseño Cerámico de la Escuela de Artes Plásticas, de la Universidad de Costa Rica (UCR). Esta carrera mantiene desde su origen un lazo continuo y de realimentación con diferentes grupos de artesanos, sus conocimientos, saberes y producción, por lo que se espera lograr mayor difusión y participación de expositores, así como calidad en las propuestas y competitividad.

“Es muy significativo que este certamen contribuya a revalorizar el quehacer cerámico como expresión artística y artesanal que sigue manteniendo una vigencia universal y que en nuestro país busca construir su propia identidad. En la búsqueda de esa identidad, esperamos que este certamen facilite amalgamar el legado precolombino, la producción mestiza y la creación contemporánea”, opinó Iria Salas Paniagua, ceramista, docente y subdirectora de la Escuela de Artes Plásticas de la UCR, cuyo apoyo es clave en el proyecto.

Además, la recuperación de la tradición de la cerámica en el marco de este concurso, resulta adecuada a los intereses del Estado costarricense, que actualmente impulsa la artesanía y la cocina tradicional, como expresiones culturales que muestran la diversidad del país e impulsan el turismo cultural.

“En ese sentido, explorar la cerámica como medio de expresión, puede rendir buenos frutos en cuanto a su trayectoria, estado actual y perspectivas futuras”, afirmó Javier Salazar, jefe de Educación y Divulgación del Centro de Patrimonio Cultural.

Es importante considerar que las técnicas artesanales tradicionales forman parte del patrimonio cultural inmaterial de un país, de un pueblo o de una comunidad, y constituyen un ámbito de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (UNESCO, 2003), ratificada por Costa Rica en 2007 y que tutela el Centro de Patrimonio Cultural.

Obras utilitarias, inéditas y con identidad. Según establecen las bases de participación del certamen las obras concursantes deben ser inéditas, o sea, realizadas exclusivamente para el evento, nunca antes exhibidas, ni haber formado parte de otros concursos. Los participantes tampoco podrán adquirir piezas comerciales para intervenirlas y presentarlas al certamen.

Una condición relevante es que la obra cerámica debe tener un carácter utilitario, es decir, funcionar perfectamente para lo que fue creada y no ser solamente decorativa. Puede estar constituida por diferentes piezas, partes o segmentos, por ejemplo, se puede presentar una tetera con una taza y su respectivo plato. Además, la pieza deberá ser horneada y su medida máxima de 50 cm x 50 cm x 50 cm. Un 80% de la obra, como mínimo, debe ser en cerámica.

Se establecieron las siguientes categorías de participación:

Cerámica tradicional indígena. Es la artesanía que realiza de generación en generación por personas o familias que heredaron el conocimiento de los pueblos indígenas del país. Se elabora a mano y puede apoyarse en el uso de herramientas rudimentarias. Además, usa y transforma la materia prima natural, preferiblemente local, con procesos, diseños, formas, colores, acabados y elementos estéticos, propios de la identidad cultural colectiva de los pueblos autóctonos de Costa Rica. Para esta categoría hay dos premios de 1 millón de colones cada uno.

Cerámica tradicional mestiza. Es la artesanía que integra conocimientos, producto del encuentro de culturas y la combinación de sus saberes tradicionales. Es también un saber que se transmite de generación en generación, por parte de algunas personas o familias. Se elabora a mano y utiliza herramientas y equipo mecánicos. Se premiará a dos ganadores con 1 millón de colones para cada uno.

Cerámica contemporánea, nuevas propuestas. Se nutre del conocimiento cerámico que ha producido el ser humano a lo largo del tiempo, e incorpora al producto nuevas tecnologías, procesos de diseño e inquietudes artísticas, entre otros. En esta categoría habrá cuatro ganadores de 1 millón de colones cada uno.

“Se optó por premiar equitativamente a ocho ganadores con un monto que consideramos atractivo para las personas dedicadas al quehacer cerámico. Cuatro de los premios reconocen saberes tradicionales y otros cuatro reconocen las nuevas propuestas. Por otra parte, se decidió reforzar lo contemporáneo porque esperamos una nutrida participación en esta categoría que, además, permite la elaboración grupal de una pieza. Muy importante también, es que se desea premiar la innovación con identidad”, apuntó la coordinadora.

Según enfatizó Rodríguez, el certamen promueve la investigación de la cerámica tradicional costarricense, a fin de que se presente una obra con identidad, sobre todo en la categoría Contemporánea.

“Si bien es cierto, las categorías Cerámica tradicional indígena y Cerámica tradicional mestiza son portadoras de identidad por sí mismas, no están excluidas del proceso investigativo que conlleve a la recuperación de elementos olvidados en el tiempo. Los elementos de identidad presentes en la obra, y que también deben estar presentes en el texto explicativo que la acompaña, son esenciales para el certamen”, acotó.

En las bases del certamen los participantes encontrarán un cuadro que menciona estos elementos de identidad referentes a: materia prima, técnicas de manufactura, técnicas decorativas, usos, temas, colores y técnicas de horneo.

Inscripción, selección y exhibición. Las personas que deseen participar deberán completar la boleta de inscripción que se encuentra en el portal del Centro de Patrimonio Cultural: www.patrimonio.go.cr

La boleta de inscripción incluye datos personales, un breve currículum del participante y un texto que no exceda mil caracteres, donde se responda a la pregunta: ¿Por qué tiene identidad mi producto cerámico? y dos fotografías tamaño carta, de buena calidad, de la obra que concursará.  Esta información se debe enviar al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. entre los días 11 y 12 de julio del 2019.

Posteriormente, se notificará sobre las obras que resultaron preseleccionadas, las cuales deben ser entregadas en el Centro de Patrimonio Cultural del 29 de julio al 1 de agosto del 2019. Seguidamente un jurado externo a la institución seleccionará aquellas que formarán parte de una exposición y a las ocho piezas ganadoras.

El anuncio de los ganadores y la premiación se realizará en el marco de la inauguración de la exposición el sábado 10 de agosto del 2019, a las 10 a.m., en el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

“Aspiramos a que la sala del Centro de Patrimonio Cultural, se luzca con piezas cerámicas de excelencia, en un espacio cultural donde la ciudadanía aprecie la riqueza de la cerámica autóctona e invito a los ceramistas a enaltecer nuestro legado y aprovechar la oportunidad para promover con orgullo y excelencia sus obras.   ¡Es momento de crear!”, finalizó Salas.

Contacto: Ivannia Rodríguez White, coordinadora del certamen, teléfono: 2010-7414 / 20107400, correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bases de participación: https://tinyurl.com/yygbr2np

Publicado en El País

Al iniciar el proceso de consultoría la gran mayoría de nuestros clientes preguntan ¿Qué camino debemos seguir para alcanzar el éxito de nuestra empresa? Y la respuesta tiende a ser con otra pregunta ¿Saben dónde quieren llegar, tienen claro su propósito?

El camino por el que transita una pyme en sus primeros años casi nunca está claro y está poco definido, lleno de incertidumbre y de decisiones tomadas a última hora sin planificación, esto se debe a que generalmente su meta tampoco está cien por ciento clara o definida, como ya lo vimos en la edición de septiembre de 2018 de esta columna, tener claro el propósito es el primer paso para lograr el éxito y tener una dirección fija, aunque el camino cambie inesperadamente durante el recorrido y tengamos que tomar decisiones que nos lleven por otro camino tal vez más largo debido a circunstancias ya sean externas o internas, si trabajamos enfocados en ese propósito igual alcanzaremos el éxito que deseamos.

Este año en el país se han presentado algunos cambios que han afectado directamente el mercado haciéndolo mucho más sensible y dinámico para los negocios, esto hace que las pymes deban revisar sus estrategias de mercadeo y ventas con mayor frecuencia que de costumbre, por lo menos cada tres o cuatro meses, ya que, aunque sus estrategias estén claras y muy bien definidas, pueden seguir ocurriendo situaciones externas que afecten los resultados esperados.

Tenemos que mantener actualizada la información del mercado al que nos dirigimos, las variaciones de precio, cantidad de empresas que ofrecen los mismos productos o servicios, nuestros competidores directos e indirectos, también debemos revisar si el interés de nuestros clientes se puede ver afectado por las posibles variaciones de precio que se podrían presentar en las próximas semanas.

Las pymes que se mantengan atentas a estos cambios y fluctuaciones del mercado, tomen decisiones enfocadas en cumplir su propósito y sigan dando un excelente servicio a sus clientes además de mantener la confianza de sus empleados, seguramente lograrán superar estos obstáculos.

A lo largo del trayecto que recorremos como emprendedores o dueños de empresas debemos tomar decisiones de última hora que nos ayuden a transitar por el mejor camino que nos acerque a nuestro propósito y la única forma de transitar por un camino claro y estable es enfocarse en el propósito empresarial, aunque en algunas situaciones se presenten dudas y cuestionamientos sobre las decisiones que se toman.

El asesorarse con expertos en las áreas que no manejamos siempre es una buena alternativa, esto permite se tomen decisiones más acertadas. Las empresas que tienen una política de crecimiento apoyada en programas de coaching y mentoring logran crecer mucho más rápido y con mayor seguridad que las demás.

En Dualis tenemos opciones que se adaptan a las necesidades y capacidades de cada cliente para asesorarlo sin importar el tamaño de su empresa.

Heriberto Gomes

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en La Provincia
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura