• PROBAR
Periódico Guanacaste a la Altura | Provincia Guanacaste • Abangares • Bagaces • Cañas • Carrillo • Hojancha • La Cruz • Liberia • Nandayure • Nicoya • Santa Cruz

Por Andrés Soto, Coordinador de Mercadeo de Reserva Conchal

El primer Curso Básico Internacional de Guardavidas ISLA (Asociación Internacional de Salvavidas de Surf) ha dejado muy buenas sensaciones entre sus participantes, quienes se han esforzado al máximo para compartir y absorber sus conocimientos prácticos y teóricos por un objetivo en común; evitar que un sinónimo de vida como es el agua se convierta en un antónimo.

Al igual que al construir un puente, si se eligen materiales de primera calidad y especialistas en la materia, se garantiza un producto final que podrá hacer frente de manera solvente al grado más alto de exigencia, sin poner en riesgo vidas humanas.

En Playa Conchal, instructores de Estados Unidos y Australia imparten el primer Curso Básico Internacional de Guardavidas ISLA (Asociación Internacional de Salvavidas de Surf) a 100 participantes de Costa Rica y Nicaragua.

Esto es justamente lo que está sucediendo con el puente de conocimiento que se está construyendo en Playa Conchal y la sala de conferencias Big Room del Hotel W en Reserva Conchal. El material humano es de primera, ya que vienen con la mejor energía y disposición de aprender bajo la batuta de los expertos en el tema, que son además personas con un corazón noble, ya que todo el trabajo que realizan lo hacen como parte de un programa de voluntariado, costeando todos sus gastos, además del equipo que se utiliza.

Jessica Duston es una de las instructoras que ha venido a compartir su tiempo y conocimiento con los participantes. Con 6 años de experiencia como guardavidas, además de una carrera en enfermería, Duston está viviendo su primera experiencia con ISLA. Para ella “ver a bomberos, doctores, enfermeras y personas del océano yendo a otros lugares a compartir ideas es increíble. Estar del otro lado del entrenamiento que un día recibí es genial, al igual que aprender de ellos (los participantes)”.

Jessica Duston es una de las instructoras que ha venido a compartir su tiempo y conocimiento con los participantes.

La sinergia que han logrado crear se respira en el ambiente. Juan Rodríguez, oriundo de Jaco y parte de la Asociación Nacional de Guardavidas de Costa Rica agregó que “es una experiencia súper bonita para uno que es del ámbito, especialmente para Costa Rica ya que los instructores son de otros países, la verdad es muy emocionante. Más que salvar vidas, nosotros les enseñamos a las personas a salvar vidas, algo muy importante en Costa Rica que hay tantas playas”.

Rodríguez, que cuenta con cuatro años de experiencia como guardavidas, también nos comentó que el curso “es muy exigente para la gente que lo está viviendo, pero entrenando con esfuerzo todo se logra”.

A pesar del grado de dificultad del curso, la concentración y el deseo de cada uno por dar lo mejor de sí mismo no han sido afectadas en el curso que se realiza en Reserva Conchal, un lugar que “es lo mejor que ha podido pasar para poder darle estas facilidades a las personas”, según indica Ariel Lafuente, quien es parte de la Cruz Roja Costarricense, además de ser uno de los instructores de ISLA.

Para Lafuente, el “tener a tantas personas y el nivel de los instructores; mejor…imposible”, para un evento que está "estratégicamente acomodado antes de Semana Santa, con el objetivo de hacerlos una vez al año y más internacional," puntualizó.

No solo los instructores de Estados Unidos y Australia lo hacen internacional, sino también la participación de la Cruz Roja Nicaragüense, por ejemplo. Sergio Antonio Martínez, Jefe del Programa de Soporte Militar de Cruz Roja de este país hermano nos indica que está participando junto a 7 compatriotas más con "la meta de certificarse con ISLA, un grupo que año con año nos presta servicio en Semana Santa y donan equipo".

Martínez ha hecho hincapié a las “técnicas de rescate con las normas internacionales” que están aprendiendo, un aspecto que Juan Carlos Salas, Jefe Nacional en el Área de Búsqueda y Rescate de la Cruz Roja Costarricense también comparte al resaltar la importancia de “crear una relación con ISLA para capacitar a más personas. Entre más personas capacitadas tengamos, más se va a prevenir que haya ahogamientos.”

Al igual que la ciudad más limpia no es la que más se barre, si no la que menos se ensucia, las playas, ríos, lagos y piscinas más seguras no son las que más guardavidas tienen, sino las que cuentan con usuarios más conscientes a la hora de refrescarse y deleitarse en el agua, y para ello la educación es el mejor aliado.

Publicado en Santa Cruz
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura