• PROBAR
Periódico Guanacaste a la Altura | Provincia Guanacaste • Abangares • Bagaces • Cañas • Carrillo • Hojancha • La Cruz • Liberia • Nandayure • Nicoya • Santa Cruz
  • Entidad ha colocado más de 2.100 millones de colones en financiamiento para 53 de ASADAS en todo el territorio nacional.

En su compromiso con la sostenibilidad ambiental y en el marco la celebración del Día Mundial del Agua, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal reafirma su alianza con la protección del recurso hídrico para las poblaciones del país, a través del apoyo e incentivo permanente a la gestión que realizan las Asociaciones Administradoras de Acueductos y Alcantarillados Rurales (ASADAS).

Tan solo durante los últimos años el Banco ha colocado más ¢2.100 millones de colones, distribuidos en proyectos que han fortalecido a unas 53 de estas asociaciones en los distintos territorios, impactando positivamente a decenas de miles de familias que pueden contar hoy con agua potable en sus hogares y negocios.

“Reconocemos e incentivamos el aporte fundamental que cumplen las ASADAS, permitiendo un mayor involucramiento de la ciudadanía y generando que sobre todo en zonas rurales se presente una mayor preocupación y cuidado por la conservación, y a la vez la protección y el manejo de las nacientes de agua”, señaló Omar Sánchez, Director de Banca Empresarial y Corporativo del Banco.

En este sentido, el Banco Popular Entidad impulsa un programa de apoyo exclusivo para las ASADAS, el cual comprende financiamiento en condiciones muy accesibles, así como el acompañamiento para la ejecución de sus proyectos mediante su Banca de Desarrollo Empresarial.

Recursos disponibles

Este programa de ASADAS cuenta para este año con más de ¢200 millones de colones disponibles, recursos pertenecientes al Fondo de Financiamiento para el Desarrollo (FOFIDE) y que cabe destacar nacen de las utilidades anuales obtenidas por el propio Banco. Este fondo se encuentra alineado al Sistema de Banca para el Desarrollo.

A través del programa de financiamiento especial, las ASADAS pueden impulsar servicios relacionados con la protección de los mantos acuíferos, compra de propiedades, equipo y maquinaria, construcción de infraestructura, modernización, desarrollo de estudios técnicos, así como el fomento de programas de educación ambiental en los que se incluyen jornadas de reforestación, charlas en centros educativos, entre otros.

Asimismo, mediante la Banca de Desarrollo Social y el Fondo de Desarrollo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (FODEMIPYME), estas organizaciones pueden acceder a otros tipos de recursos, por ejemplo, para lograr el aval que requieren.

Un reciente ejemplo de este apoyo es la Asociación Administradora del Acueducto y Alcantarillado Rural de Nueva Esperanza de Copal, en Quebrada Honda de Nicoya, Guanacaste, la cual este año, gracias al apoyo de la Entidad, cuenta con nuevas instalaciones para la atención de sus abonados y resguardar los activos necesarios para su operación y mantenimiento de la red de acueducto. Esto beneficia a las más de 1.180 personas de la comunidad que reciben el suministro de agua potable de esta organización. 

Las organizaciones interesadas en acceder a estos recursos y conocer más del acompañamiento con el que cuenta el Banco, pueden cercarse a los diferentes Centros Empresariales con los que cuenta la entidad en todo el país, o través del teléfono 800-MIPYMES (6479637) y en el sitio web https://www.bancopopular.fi.cr

El Banco Popular promueve el fortalecimiento de estas organizaciones sociales, en beneficio de las familias del país y de la conservación del recurso hídrico.

Publicado en El País
  • Informe del AyA indica que solo 15% de la población en Costa Rica cuenta con saneamiento seguro frente a 92,4% con acceso al agua potable.
  • Abastecimiento a poblaciones dispersas, la disminución de brechas urbano-rural y las afectaciones por el cambio climático son los principales desafíos nacionales.

En el marco del Día Mundial del Agua, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) hacen un llamado a reconocer la necesidad de incrementar el saneamiento seguro, así como las medidas de adaptación y mitigación frente a los efectos del cambio climático sobre las fuentes de agua.

Según el más reciente Informe de agua para consumo humano y saneamiento del Laboratorio Nacional de Aguas del AyA, en Costa Rica 4,6 millones de personas cuentan con agua potable en sus hogares (92,4%), siendo de las coberturas más altas a nivel regional; sin embargo, solo 750.000 personas cuentan con saneamiento seguro (15%).

En ese sentido, la presidenta ejecutiva del AyA, Yamileth Astorga, resaltó la necesidad de invertir en todos los aspectos del ciclo social del agua. “Costa Rica es reconocida por la alta cobertura de acceso a agua potable, pero para alcanzar el desarrollo sostenible debemos continuar la Ruta del Saneamiento con inversiones en proyectos de tratamiento y recolección de aguas residuales”, indicó la jerarca.

El Informe también arrojó una brecha en el acceso a agua potable entre el área urbana y rural, pues la cobertura es de 96,4% y 84,4% respectivamente. En cuanto a saneamiento, aún el 13,4% de las aguas residuales se dispone en alcantarillados que no cuentan con una planta de tratamiento, por lo que persisten descargas directas a ríos, quebradas y mares.

Asimismo, las condiciones extremas de escasez de agua y estrés climático afectan cada vez más al país; por ejemplo, se prevé que en la región norte las precipitaciones disminuirán un 35% al 2050. De la misma manera, el incremento en la frecuencia e intensidad de tormentas y huracanes amenazan directamente la infraestructura de agua potable. 

“El cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales, muchas veces por contaminación, exigen acciones inmediatas para garantizar el desarrollo sostenible. Felicitamos a Costa Rica por el compromiso de aumentar el saneamiento seguro en todo el país. Sin duda estas acciones serán una fortaleza a nivel mundial en términos de competitividad y atracción de inversión extranjera”, señaló Kryssia Brade, Oficial a cargo del PNUD.

En este momento, AyA impulsa una cartera de inversión de casi $1.000 millones que contempla 112 proyectos, tanto de agua potable como de saneamiento. Asimismo, con el acompañamiento del MINAE, la Dirección de Cambio Climático, el financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente y el acompañamiento técnico del PNUD, lidera un proyecto por $5 millones para fortalecer las capacidades de 300 acueductos comunales en la zona norte.

Publicado en El País
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura