☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

  • PROBAR

Elementos filtrados por fecha: Martes, 26 Febrero 2019

  • Debe haber chalecos salvavidas para todos
  • Pasajeros pueden exigir su chaleco si eso los hace sentir más seguros
  • Motos acuáticas deben conducirse a, al menos, 50 metros de los bañistas

Con el verano en pleno apogeo y con el receso de Semana Santa todavía pendiente, la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) les solicita a los usuarios de embarcaciones, incluso de motos acuáticas, que sigan ciertas reglas básicas de seguridad para reducir riesgos de accidentes o para salvaguardar la vida.

En ese sentido, las embarcaciones, tanto de recreo como de transporte público de personas, deben contar con chalecos salvavidas suficientes, según la capacidad autorizada de pasajeros para cada embarcación.

Adicionalmente, la recomendación también va en el sentido de verificar que los chalecos estén a la vista y que estén a mano, así como en buen estado, según lo explicó el Ing. Darío Zúñiga Chaves, director a.i. de Navegación y Seguridad del MOPT.

Si bien los pasajeros no son expertos, pueden revisar que las correas de los chalecos no estén rotas o en proceso de romperse, que los cierres ajusten adecuadamente y que existan chalecos para adultos y niños.

En esa misma línea, si un pasajero se siente más seguro con uno puesto, se le debe proveer. Adicionalmente, mencionó Zúñiga, toda embarcación dedicada al transporte de pasajeros debe contar con, al menos, un aro salvavidas, que permita ser lanzado al mar, a la laguna o al río cuando una persona cae al agua por accidente.

Estos consejos buscan reducir los riesgos en caso de una emergencia mientras se navega, ya que muchas personas se enfocan en la parte lúdica del viaje. Piensan en que no se les moje el celular, en avistar a las ballenas, en llegar a su destino, en que el precio del paseo es más cómodo que otros, en que se va a subir a una “banana”, pero olvidan aspectos fundamentales de seguridad que deben exigir al operador del servicio. El chaleco es básico dentro de las medidas de seguridad.

Asimismo, en ese sentido, la Dirección de Navegación y Seguridad solicita a las personas que verifiquen que la embarcación cuente con el Certificado de Navegabilidad al día, documento que obtiene toda embarcación que apruebe satisfactoriamente las inspecciones a las que son sometidas anualmente. Este documento garantiza que la nave cumple con todos los requisitos de seguridad y navegación conforme a su autonomía y en apego al marco jurídico vigente.

No navegar de noche si la embarcación no cuenta con las condiciones para ello, como sistemas de luces, por ejemplo, es otro consejo. Posponer un viaje recreativo cuando el clima no es bueno también es otra sugerencia, así como verificar que la nave cuente con extintor, foco y otras medidas de seguridad.

Evitar subirse en las barandas del barco, y no recostarse de espaldas a ellas, son medidas que se deben adoptar por seguridad, ya que el movimiento provocado por el oleaje podría generar una caída al agua.

Motos acuáticas

Una mención aparte es el caso de las motos acuáticas, que incluso tienen una legislación específica para ellos. Uno de los elementos fundamentales es que toda persona que viaje en este tipo de vehículo debe llevar puesto un chaleco salvavidas permanentemente.

Según detalló el funcionario, un tema muy importante respecto a estos automotores es que ninguna persona menor de 16 años debe conducirlo, es ilegal. Entre los 16 y los 18 años el cilindraje de la moto acuática que se puede conducir no debe superar los 400 centímetros cúbicos.

Por seguridad de los bañistas, las motos acuáticas no deben operarse a menos de 50 metros de las personas que están en el mar, ni a menos de 30 metros de embarcaciones de pesca o recreo. También debe privar el sentido común para maniobrar estos vehículos a una distancia suficiente de otras motos para agua y evitar choques.

Si una persona observa incumplimientos a las reglas de uso de una moto acuática, más si ponen en riesgo la vida de otras personas, se solicita que se llame a los guardacostas o a la Fuerza Pública de inmediato vía 9-1-1.

 

Publicado en El País
  • Presidente de la República sostiene que si no se combate este flagelo con prontitud será imposible ordenar las pesquerías, aprovechar y proteger la riqueza del mar.
  • Este lunes se reactivó la Comisión interinstitucional contra la Pesca Ilegal, la cual deberá presentar plan de trabajo a un mes plazo.
  • Se contempla la suscripción de convenios de cooperación con diversas organizaciones internacionales para mejorar el control satelital.
  • También la implementación de alianzas estratégicas con otros países ribereños.

“Ningún esfuerzo que haga el país para ordenar sus pesquerías, aprovechar y proteger la riqueza del mar tendrá éxito realmente si no está asociado con un esfuerzo concertado de luchar por la erradicación de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada”, expresó el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.

“Este flagelo socava nuestra riqueza pesquera y nuestra biodiversidad, agudiza los problemas de pobreza y escasas capturas que enfrentan nuestros pescadores”, agregó.

Las declaraciones las dio el mandatario al anunciar la reactivación de la Comisión Interinstitucional contra la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada, con cuyos integrantes tuvo una sesión de trabajo este lunes en Casa Presidencial, que estuvo dirigida por el propio Presidente.

En el marco de estas acciones, la semana anterior se realizó un marco del taller entre el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que analizó alternativas con el fin de establecer una estrategia nacional para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no documentada y no reglamentada (INDNR).

Las conclusiones del Taller serán analizadas por la Comisión, la cual deberá presentar un plan y un cronograma de trabajo ante la Presidencia de la República y los jerarcas respectivos en un mes plazo contado a partir de este lunes.

La estrategia deberá contemplar la suscripción de convenios de cooperación con diferentes organizaciones internacionales, entre ellas Global Fishing Watch, para el apoyo en control satelital. Asimismo, la elaboración de un protocolo tanto para la actuación inmediata en casos de pesca ilegal no denunciada como para la recolección de prueba aérea.

La Comisión, coordinada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), está conformada además por representantes de la Presidencia de la República, INCOPESCA, el Ministerio de Seguridad Pública, Servicio Nacional de Guardacostas y Vigilancia Aérea, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), Ministerio de Relaciones Exteriores, el Poder Judicial por medio de la Fiscalía Ambiental, el Banco Central de Costa Rica y un experto externo en materia de conservación y protección de recursos pesqueros.

“Queremos orientar acciones de mejora en nuestra plataforma de monitoreo satelital, a fin de detectar de manera oportuna y correcta casos de pesca ilegal y otros delitos contra la regulación pesquera que se convierten en una amenaza grave a los esfuerzos de aprovechamiento sostenible de los recursos de nuestros mares”, dijo al respecto Moisés Mug Villanueva, presidente ejecutivo del INCOPESCA.

Una de las acciones propuestas busca, precisamente, mejorar las capacidades actuales de la plataforma del Centro de Monitoreo Satelital de INCOPESCA -que desde 2010 controla los barcos atuneros extranjeros y las flotas nacionales palangreras- y enlazarlo con el que eventualmente desarrolle el Servicio Nacional de Guardacostas.

También se impulsarán protocolos de actuación conjunta entre las entidades y alianzas estratégicas con los países vecinos que sufren este flagelo.

Como parte de la estrategia que impulsa el Gobierno, el personal del Instituto ha recibido capacitación para combatir la pesca ilegal, en el marco del Tratado de Medidas de Estado Rector de Puertos (MERP).

Además, se han adquirido buques avanzados de vigilancia en alta mar, lo que ha permitido mejorar sustantivamente el control y vigilancia del Servicio Nacional de Guardacostas.

Publicado en El País
Martes, 26 Febrero 2019 09:47

Las mejores fiestas están en mi pueblo

Por un momento pensé que estaba en los mejores tiempos de Palmares. La plaza se convirtió en parqueo, pista de baile y centro de entrenamiento ecuestre. Decenas de personas aglomeradas en los toldos ubicados frente a la tarima donde minutos más tarde habría música en vivo para calentar aún más el ambiente.

Un simpático payaso, ululando como sirena de ambulancia, abre paso entre la multitud para el tránsito de unos vehículos rezagados que, como buenos ticos, llegaron tarde, mientras que un caballero, ya con sus tragos a cuestas, le pide a su pareja no dejarlo solo en medio de tanta mujer hermosa. “Diay mi amor, no vaya a ser que me roben”, dice, provocando la risa de los presentes.

Eran las 2 p.m. del domingo 27 de enero, el día clímax de las grandiosas fiestas de Pozo Azul de Abangares, 2019. No se movía una hoja y el sol destellaba por todo lo alto de un cielo azul despejado. El calor extremo no era obstáculo para disfrutar de una alegre jornada dominical al mejor estilo guanacasteco.

Las bebidas circulaban presurosas de mano en mano y los bloqueadores solares eran tan protagonistas como los sombreros de ala ancha y las botas vaqueras. Las primeras tonadas de la cimarrona Alma Tica de Aserrí, la comparsa y las mascaradas anuncian el preámbulo exquisito del evento cumbre: el tope.

Pueblo a reventar

Desde el piso, los corredores de las casas o los cajones de los pickups, cada uno se acomodaba donde mejor pudiera para no perder detalle. Caballos de diversas razas, colores, tamaños y alcurnias adornaban con su fino trote las calles del pueblo. Apostados a la vera del camino, los espectadores bailaban, tomaban fotos, saludaban y soltaban un gritillo pampero.

Un muchacho sale premiado con una cerveza helada por cuidar un minuto el caballo de un jinete; otro de los participantes, a falta de quien invitar, convida a su propio amigo equino a un trago de su cerveza para juntos calmar la sed. Para serles sincero, nunca había visto tantos caballistas en las fiestas de mi pueblo. Tal vez unos 400, entre inscritos y colados, procedentes de los alrededores y otras zonas más lejanas.

No sé si será el sabor casero de sus comidas cocinadas a la leña, la calidez y buen trato de su gente, la excelente organización o la combinación de todas las anteriores, pero lo cierto es que cada año llegan más fiesteros a este bello y apacible rincón de Abangares, cuyas fiestas ganan, año a año, en popularidad y afluencia.

Innovando para deleitar

Y con toda razón. Las otrora sencillas y modestas fiestas de Pozo Azul cada vez mejoran e incorporan novedades que las colocan en la mira de la comunidad fiestera nacional. Este año, solo para darles una idea, ofrecieron un concierto gratuito al aire libre con Jecsinior Jara y colocaron juegos mecánicos que hicieron las delicias de grandes y chicos.

Además, pudimos disfrutar del grupo de monta Los Populares y la narración de Jorge Arturo González “El Cañero”, a quien tuve el gusto de conocer durante una “chicharronada” en la casa de mi tío Pepo. También hubo espectáculos de monta rústica y jaripeo con montadores de talla internacional que se lucieron sobre los lomos de los ejemplares de las ganaderías más selectas del país como Rancho Grande, Ganadería Mi Tata, El Coyolar, Amigos del Sur y Hermanos Rodríguez.

A la salida de las tradicionales corridas de toros, nos esperaba lo mejor de la comida pozoazuleña (lomo relleno, tamales, picadillo de papaya, vigorones, tamal asado, pinchos, ceviche…) y noches bailables con grupos del calibre de Al Son de Viejillos, Corazón Plata y Son del Barrio. Apenas para sacarle brillo a la pista hasta altas horas de la madrugada.

Justo reconocimiento

Aunque muchos no lo noten, todo esto conlleva trabajo, mística y esfuerzo. Muchas son las mentes y manos que, tras bastidores, hacen posible las fiestas. Desde las cuadrillas que arman las tarimas y los encargados de los puestos de comida, hasta los miembros de la Asociación de Desarrollo y otros líderes comunales que, desde las semanas previas, trabajan duro, no solo en pro del éxito de los festejos, sino también del progreso de la comunidad. A todos ellos, en nombre de quienes estuvimos ahí, mi más sincera felicitación y agradecimiento.

No es que yo, por sentirme parte de este bello pueblo que me vio crecer entre idas al río y mejengas en la plaza, esté parcializado y no pueda opinar con objetividad, pero estoy seguro –y muchos no me dejarán mentir- que, de seguir por la senda actual, las de Pozo Azul de Abangares pronto se consagrarán como una de las mejores fiestas de Guanacaste – y por qué no, del país. Vaya el próximo año y lo comprueba usted mismo. ¡Lo esperamos! 

Autor: José Ricardo Carballo - Periodista y escritor

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Abangares
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.