☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 01 Agosto 2018

  • Fue juramentado esta tarde por el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.
  • Envejecimiento será un eje prioritario para nuevo Presidente Ejecutivo de la CCSS
  • Para el nuevo Presidente Ejecutivo, la CCSS es una marca y es una de las entidades que contribuye más a la paz social de Costa Rica.

El impacto que produce en los servicios de salud el vertiginoso envejecimiento de la población, será uno de los ejes de atención del doctor Román Macaya Hayes, quien es el nuevo presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para el periodo 2018-2022.

El doctor Macaya Hayes fue juramentado, esta tarde, por el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, durante la sesión ordinaria del Consejo de Gobierno.   El doctor Macaya también fue presentado en horas de la mañana a la Junta Directiva de la CCSS, gerentes, directores regionales, de hospitales y de sede en una sesión en la que delineó sus principales puntos de acción, una vez que llegue al piso 9 de la CCSS.   Para el doctor Macaya la CCSS es una marca en Costa Rica y define al ser costarricense.   Sostuvo que es una institución emblemática que contribuye en la paz social de este país del istmo centroamericano; “la CCSS es una promesa del Estado hacia la población costarricense”.

El nuevo presidente ejecutivo considera que los éxitos alcanzados en Costa Rica, como la esperanza de vida,  genera retos y es lo que nos hace que ahora tengamos una tasa de envejecimiento muy alta que obliga a instituciones como la CCSS a enfrentar el desafío de atender a la población adulta mayor que tiene una alta demanda de servicios institucionales, especialmente de hospitalización.

El doctor en bioquímica y máster gestión de sistema de salud, dijo que es preciso elevar la capacidad resolutiva, la capacidad de la atención, ser más productivo y utilizar la tecnología en favor de esta población y todos los diferentes grupos de edad.

A su juicio, el envejecimiento requiere un abordaje integral desde el primer nivel de atención, de manera que es imperativo fortalecer los programas preventivos capaces de contrarrestar los efectos de las enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes, la demencia…que están golpeando con severidad a la población costarricense.

En este sentido, el nuevo jerarca destacó que la infraestructura, la tecnología y al recurso humano deben articularse para estar en función de los principales problemas que afectan a la población como es el caso del envejecimiento.

Explicó que el envejecimiento es un área de estudio, se deben conocer sus características, las zonas más longevas de Costa Rica y promover en el país un envejecimiento saludable donde se trabaje en la prevención de padecimientos crónicos cuya carga de enfermedad es muy pesada en el territorio nacional.  Afortunadamente, dijo, la CCSS dispone de los profesionales y ahora lo que se debe hacer es profundizar en la investigación y en la innovación para reducir la demanda de hospitalizaciones.

Tenemos que aprender a administrar la enfermedad y a vivir de una forma en que se minimicen los riesgos y las complicaciones y el impacto padecimientos como la diabetes.  Se requiere, dijo, oportunidades de mejora en la gestión.

El doctor Macaya Hayes considera de gran trascendencia el trabajo que se pueden realizar en las comunidades, desde los equipos básicos de atención integral en salud (Ebáis) que la institución tiene en todo el territorio nacional.

¿Quién es el doctor Román Macaya?

El Román Macaya Hayes,  nuevo presidente ejecutivo de la CCSS nació en 1966 en Florida, Estados Unidos, obtuvo un doctorado en bioquímica en la Universidad de California y una maestría en gestión de sistema de salud en la Universidad de Pensilvania. Es un científico, empresario, diplomático y académico.

Como químico y bioquímico por formación ha dirigido equipos de investigación y se desarrolló en los campos de la biotecnología y la investigación biomédica. Se desempeñó como científico principal en PharmaGenics, una compañía de biotecnología de los Estados Unidos que fue adquirida por Genzyme. El señor Macaya fue contratado por PharmaGenics para establecer y administrar el Laboratorio de Química Estructural y fue nombrado Científico del Año por la compañía por sus contribuciones de investigación sobre un nuevo candidato a fármaco preclínico para la enfermedad cardiovascular. Es autor de numerosos artículos en revistas revisadas por pares en ciencias de la vida y fue el inventor principal de una solicitud de patente presentada por PharmaGenics.

Su interés en desarrollar aplicaciones del mundo real a partir de la innovación científica, así como su conocimiento de las implicaciones de muchas innovaciones para la atención médica, lo llevaron a buscar un máster en administración de la atención médica. En el campo de la atención médica, se desempeñó como Director de Desarrollo de Negocios para ICIC, una Organización de Investigación por Contrato que conduce ensayos clínicos, Director de Inversiones para un fondo de capital privado de atención médica en Mesoamérica Investments y Socio Director de Sanigest, una firma de consultoría de atención médica . Roman también se ha desempeñado como Gerente General de RIMAC, una empresa familiar costarricense.

El señor Macaya se ha esforzado mucho para entender las fortalezas y debilidades del sistema de salud de Costa Rica y ha sido una fuente frecuente de medios sobre este tema durante más de quince años. Fue fundador y coordinador de la organización «Observatorio Ciudadano de la Caja» de 2012 al 2014. La organización usaba redes sociales, crowdsourcing y transparencia para obtener información y crear una mayor conciencia de los problemas políticamente desafiantes que necesitan soluciones para la CCSS cumpla con su propósito.

También ha criticado las consecuencias económicas y sociales de las disposiciones en constante expansión de la propiedad intelectual sobre la atención de la salud, la agricultura y el desarrollo, y ha participado en numerosos debates sobre cómo lograr el equilibrio adecuado entre los incentivos para la innovación y el bien común.

Como académico ha impartido más de 200 presentaciones internacionales sobre temas que van desde la propiedad intelectual hasta las regulaciones relacionadas con productos farmacéuticos y de protección de cultivos. Ha participado en numerosos paneles y reuniones organizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial del Comercio (OMC). Ha sido conferencista de seminario en Wharton School and Law School de la Universidad de Pennsylvania, conferenciante frecuente en la Universidad de Costa Rica y profesor visitante en Middlebury College en Vermont.

Según la red de contactos profesionales Linkedin su rango de interés profesional se orienta hacia los siguientes temas:

  • Diplomacia
  • Política
  • Enseñanza
  • Gestión de la atención médica
  • Investigación y desarrollo en biotecnología y farmacia
  • Abogacía
  • Capital privado
  • Regulaciones y política agrícola
  • Gestión de una empresa de protección de cultivos
  • Política de propiedad intelectual
  • Hacer negocios en China e India
  • Fundando y liderando una asociación global de la industria de protección de cultivos

El nuevo presidente ejecutivo ahora se autodenomina como un “cajista”.

Publicado en El País

El día 31 de julio la diputada Aida Montiel Héctor, presentó un proyecto de ley en la corriente legislativa, junto con el apoyo de los diputados de la provincia de Guanacaste, el cual es tramitado bajo el expediente número 20.922, dicho proyecto tiene como objetivo prorrogar por cuatro años más y por una única vez, el plazo establecido en el transitorio I de la ley 8904, que vence el 10 de febrero del 2019, para que los trabajadores organizados en cooperativas mineras dedicadas exclusivamente a la explotación minera en pequeña escala para subsistencia familiar, artesanal y coligallero, puedan reconvertir su actividad al desarrollo de tecnologías alternativas más amigables con el ambiente, con el apoyo, asesoramiento y asistencia técnica y financiera del Estado costarricense. 

Dentro de ese mismo plazo, el Estado deberá procurar esfuerzos para promover alternativas productivas sustentables con el ambiente, como lo es el turismo minero, la orfebrería y otras opciones que den valor agregado a la producción minera en pequeña escala. 

Según manifiesta la diputada Montiel, el aprovechamiento de la minería en pequeña escala para subsistencia familiar, artesanal y coligallero, es de suma importancia, ya que tiene el compromiso de explotar y utilizar los recursos naturales de manera eficiente, con el debido manejo y cuidado del ambiente, y con el debido respeto a la cultura, costumbres y principios de las comunidades, como lo es en el caso del cantón Abangares, que es una de las principales fuentes generadores de empleo. Por lo que se debe actuar con responsabilidad social y cumpliendo las leyes vigentes, pero sobre todo lo que implica ser amigable con el ambiente y responsable con la huella ecológica de la humanidad.

Publicado en Abangares
  • Esta semana las presidencias ejecutivas y los viceministerios conocieron la metodología con la cual se formulará.
  • El 1 de agosto inicia el proceso para definir las propuestas estratégicas que cada área estime que deben incluirse.

La meta es desarrollar un Plan Nacional de Desarrollo e Inversiones Públicas (PNDIP) muy puntual, de alto impacto, estratégico, con métricas de lujo y capaz de asignar recursos eficientemente en donde se requieran. La forma de construirlo es colectivamente, hombro a hombro, en una tarea que implica amplia coordinación interinstitucional e intersectorial.

Para asegurar el objetivo, el Ministerio de Planificación y Política Económica continuó esta semana con las presentaciones de la metodología de trabajo que debe seguir la institucionalidad estatal para elaborar dicho plan. El lunes, la Ministra, María del Pilar Garrido Gonzalo, se encargó de la presentación a las presidencias ejecutivas. El martes, el Viceministro, Francisco Delgado Jiménez realizó la misma tarea con los viceministerios.

Las novedades del PNDIP

El plan que se desarrolla actualmente tiene la particularidad de que integrará en un solo documento el Plan Nacional de Desarrollo y el de Inversiones Públicas, que anteriormente se trabajaban como propuestas separadas.

Este texto es el documento principal para la gestión del Gobierno, por lo que refleja sus prioridades, objetivos, metas nacionales, así como los programas y proyectos que se impulsarán para alcanzar el desarrollo sostenible. Tomará como base el Programa de Gobierno, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), políticas públicas vigentes de mediano y largo plazo, los planes estratégicos institucionales, planes regionales, investigaciones realizadas, análisis prospectivos, acuerdos internacionales y proyectos de inversión de las instituciones.

A diferencia de otros años, el del cuatrienio 2019-2022 será un documento muy puntual. Su objetivo general será generar un crecimiento económico inclusivo en los ámbitos nacionales y regionales en armonía con el ambiente, generando empleos de calidad y reduciendo la pobreza y la desigualdad.

Para ello, desde la Presidencia de la República se definieron siete áreas estratégicas de trabajo que determinarán las principales intervenciones a realizar. Esto fomentará un plan menos fraccionado en instituciones y más estratégico. “Así se van a dar sinergias entre las políticas, que antes podían padecer de cierta desarticulación”, explicó el viceministro Francisco Delgado.

En la medida de lo posible, los objetivos y los indicadores se desagregarán regionalmente, para asegurar compromisos específicos con las regiones y el seguimiento adecuado, agregó Delgado.

Próximos pasos

El 31 de julio terminó la fase de evaluación de los diagnósticos y objetivos de las áreas estratégicas.

El 1 de agosto inicia el trabajo con las instituciones para decidir cuáles propuestas se van a incorporar en el PNDIP. El 7 de setiembre los ministros rectores deberán de emitir a MIDEPLAN las propuestas definitivas que deberían de incorporarse al PNDIP.

“Queremos ganar en calidad, tener las intervenciones más estratégicas y transformativas, que beneficien a más gente. Queremos elaborar las mejores metas con los mejores indicadores, con proyectos que sean de primera necesidad. Los presidentes ejecutivos y los equipos técnicos saben cuáles son esas intervenciones necesarias y que le cambian la vida a la gente. Tenemos muchos desafíos: un espacio fiscal limitado, la necesidad de descarbonizar, el reto de cerrar brechas territoriales, un fuerte cambio en la pirámide generacional. Debemos colocar todo eso en nuestro radar de largo plazo, para decidir cuáles son los programas y proyectos de mediano plazo que debemos impulsar”, concluyó María del Pilar Garrido Gonzalo.

Historia y aprendizajes

  • Costa Rica tuvo su primer Plan Nacional de Desarrollo en 1963.
  • Somos el segundo país de Latinoamérica con más planes en su historia.
  • A través de esos años, hubo planes que tuvieron hasta 1.000 proyectos y 400 indicadores, lo que hacía imposible el seguimiento.
  • La experiencia ha sugerido que se debe apostar por planes pequeños, que aseguren mejor calidad de los indicadores y óptimo seguimiento.
Publicado en El País

Cerca de un millón y medio de trabajadores que laboran en diversas organizaciones e instituciones públicas y privadas asentadas en Costa Rica recibirán en su cuenta individual los aportes del régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Con ese propósito, el Sistema Centralizado de Recaudación (SICERE) realizó la distribución de la información necesaria para que el Banco Popular efectuara dicho traslado, el cual corresponde a los aportes del periodo 2016 y asciende a la suma de ¢122.235.609.821, monto que se distribuye, según corresponde, en las cuentas individuales de 1.440.708 trabajadores en las operadoras de pensiones que les administra el Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP).

Esa acción se realiza de conformidad con lo establecido en el artículo 13 de la Ley de Protección al Trabajador y el artículo 86 del Reglamento sobre la Apertura y Funcionamiento de las Entidades Autorizadas y el Funcionamiento de los Fondos de Pensiones, Capitalización Laboral y Ahorro Voluntario previstos en la Ley de Protección al Trabajador, que señala que cada año el Banco Popular, debe trasladar el 1% del aporte obrero más sus rendimientos y el 50% del aporte patronal, al (ROP), de cada trabajador.

Para efectuar dicho traslado, el Sistema Centralizado de Recaudación realiza el procesamiento y la distribución de información, para que las operadoras de pensiones puedan acreditar de manera correcta los recursos provenientes del Banco Popular, en las cuentas individuales de los trabajadores que administran.

El licenciado Luis Rivera Cordero, director del SICERE, refirió que el procesamiento de la información que hace esta dependencia, es una logística ya consolidada y que al igual que otros procesos que realiza el sistema, permite asegurar el adecuado control de las aportaciones y la correcta distribución en las cuentas individuales de los trabajadores.

Agregó que los recursos del Régimen Obligatorio de Pensiones los puede retirar el trabajador hasta que este alcance su jubilación, es decir este traslado lo que hace es fortalecer el fondo de pensiones de cada trabajador, pero no es un dinero que pueda retirar de la operadora, sino hasta que alcance su derecho a la jubilación y de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente.

 

Publicado en El País
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.