Elementos filtrados por fecha: Martes, 22 Octubre 2019

OPINION

Desde Robots hasta celulares inteligentes, aparatos que han hecho de ciertas actividades que antes eran complicadas, poder realizarlas ahora más fácilmente. Las personas pensamos que las nuevas tecnologías están mejorando la forma en que realizamos las actividades diarias y es cierto. Todos vemos sus beneficios, pero, ¿será que alguna vez hemos pensado la parte negativa de la tecnología?

En la actualidad una característica de la tecnología es que todos tenemos relación con ella, en la mayoría de hogares podemos encontrar un televisor o por lo menos un teléfono celular. La tecnología se ha vuelto indispensable para muchos, desde el momento en que sale un nuevo Smartphone y todos queremos comprarlo.

Nuestros abuelos nos cuentan cómo era la vida antes, donde la tecnología en ese momento ni siquiera era conocida ni la esperaban, donde cada persona del hogar realizaba una actividad y al final del día la familia se reunía a cenar y hablar. Algo que hoy en día son pocas las familias que lo realizan.

Los niños ya no juegan, no crean relaciones interpersonales, pasan días enteros en una Tablet o teléfono móvil, los padres no generan comunicación con ellos, no buscan tiempo de calidad en familia, existen padres que compran teléfonos a sus hijos solo para evitar lidiar con ellos, esto es un grave error, genera un ambiente familiar dañino, corta la comunicación y nos aleja de nuestros seres queridos.

Conforme pase el tiempo y nazcan nuevas generaciones, estas se verán más influenciadas por la tecnología, volviéndose más dependientes de ella. Claramente las tecnologías generan un efecto adictivo, los juegos y redes sociales son las principales atracciones tecnológicas de las personas.

Según GlobalWebIndex para Noticias BBC la población de entre 16 a 24 años registran un uso diario de redes sociales entre los 180 minutos en el año 2018.

Estos datos nos muestran como la juventud malgasta su tiempo en internet, trayendo consigo consecuencias en las personas. Por ejemplo:

  1. Pérdida de noción del tiempo: las personas pasan muchas horas con los teléfonos celulares, olvidan sus responsabilidades y cuando se dan cuentan tienen muchas actividades por realizar y nada de tiempo.
  2. Aislamiento social: no se crean relaciones interpersonales, toda comunicación es vía mensajes de texto o llamadas.
  3. Bajo rendimiento escolar: los niños y jóvenes bajan el rendimiento escolar, no desean estudiar y creen necesitar un teléfono para realizar sus tareas.
  4. Pérdida de tiempo valioso: una de las principales consecuencias, es la perdida de nuestro tiempo debido a que son muchas horas que no se utilizan en actividades de valor, como estudiar, salir con la familia o dedicarse tiempo uno mismo.
  5. Cyberbullying: las tecnologías nos conectan con las redes sociales, primer lugar donde se realiza Cyberbullying, son muchos los casos, donde personas se aprovechan para dañar a otros por medio de internet.

Vivimos en un mundo donde la tecnología es fundamental para muchos. No dejemos que esto se apodere de nosotros y nos aleje de las personas que tenemos a nuestro alrededor. Sepamos utilizar la tecnología en Pro de que nos ayude a avanzar, pero no seamos dependientes de ella. Seamos conscientes del uso que le damos y evitemos su manejo excesivo.

Diana Solera Jarquín / Estudiante Universitaria
Curso: Técnicas de Negociación para Turismo - Universidad Nacional de Costa Rica

Publicado en La Provincia
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura