Elementos filtrados por fecha: Viernes, 21 Agosto 2020

Nicoya fue declarado como el primer cantón de la economía social solidaria este viernes. La moción fue aprobada por unanimidad en sesión extraordinaria de Concejo Municipal del gobierno local de este cantón.

La iniciativa surge de un conjunto de organizaciones del cantón nicoyano coordinadas por “La Común”, una plataforma coordinadora de grupos de economía social solidaria de las zonas costera: Guanacaste y Puntarenas, acompañadas por FEDEAGUA, organización dedicada a capacitar y a formar grupos, asociaciones, cooperativas, grupos de mujeres en la materia.

La declaratoria (ver documento completo de la declaratoria en "archivo adjunto" al pie)  es un proceso de largo alcance que expresa el compromiso del gobierno local para con formas de organización y producción comprometidas con el desarrollo local y el bienestar de las personas. El anuncio expresa el compromiso formal del cantón de impulsar políticas y estrategias para fomentar este tipo de empresas, brindar acompañamiento y facilitar los recursos necesarios para potenciar el quehacer de estas empresas.

“Este proceso se ha validado en una mesa de diálogo a nivel nacional con el Gobierno de la República, que ha venido sesionando en los últimos tres años, con resultados de proyectos de importante impacto, implementados en el cantón. La declaratoria se logra luego de un año de trabajo de cabildeo y de incidencia política, en el marco de la Municipalidad y también de trabajo con las autoridades nacionales, que culminó el viernes 21 con este acuerdo del Concejo Municipal” afirmó Wilmar Matarrita, coordinador general de “La Común”.

“El acuerdo tomado por el Concejo Municipal de Nicoya es un avance importante en la instrumentalización de la Política Nacional de Economía Social Solidaria y en el rol que los gobiernos locales pueden desempeñar para potenciar el desarrollo y el bienestar de sus pobladores mediante las empresas asociativas. Deseamos que este sea el primero de muchos cantones que avancen en el progreso y puesta en marcha de estrategias locales para el desarrollo socio-empresarial”, indicó al respecto el vicepresidente de la República, Marvin Rodríguez.

La declaratoria, también, reconoce que la economía social y solidaria es una vía para reactivar la economía, ya que es parte de la asociatividad de las personas que integran los diferentes proyectos, sus valores y principios: como es el respeto al medio ambiente, a la perspectiva de género, a la diversidad cultural de las diferentes comunidades y al aprovechamiento máximo de los recursos que se tienen.

En las próximas semanas, el Gobierno de la República, oficializará su Política Nacional de Economía Social.

Publicado en Nicoya
  • En Guanacaste: En Liberia se registran 3 casos nuevos, mientras que en Abangares, Tilarán, Carrillo y Nandayure 1 caso en cada cantón.
  • En el país se contabiliza un total de 32.134 casos confirmados.

Hoy, viernes 21 de agosto en el país se registran 1059 casos nuevos de COVID-19, de los cuales 193 son por nexo epidemiológico y 866 por laboratorio.

En el país se contabiliza un total de 32.134 casos confirmados, con un rango de edad de cero a 100 años.

Se trata de 14.909 mujeres y 17.225 hombres, de los cuales 24.162 son costarricenses y 7972 son extranjeros.

Se reportan casos positivos en 82 cantones.

Por edad tenemos: 26.990 adultos, 2.015 adultos mayores y 2.969 menores de edad, 160 se encuentran en investigación.

Se registran 10.159 personas recuperadas en 80 cantones.

Los casos recuperados tienen un rango de edad de cero a los 96 años, de las cuales 4.552 son mujeres y 5.607 son hombres.

Por edad: 8.342 adultos, 490 adultos mayores, 1.266 menores de edad y 61 se encuentran en investigación.

403 personas se encuentran hospitalizadas, 124 de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los uno a los 97 años.

Para este viernes se reportan siete lamentables fallecimientos: cinco hombres, y dos mujeres, con un rango de edad de 21 a 90 años.

Se registra un deceso de una persona de 21 años

Se trata de una mujer, costarricense, vecina de Cartago. Se encontraba hospitalizada en el Hospital Calderón Guardia y fue diagnosticada el 18 de agosto. Como padecimiento presentaba diabetes y obesidad.

En total se contabilizan 340 fallecimientos relacionados con COVID-19: 127 mujeres y 213 hombres, con un rango de edad de 21 a 100 años.   

Asimismo, Salud informó que existe un brote en la empresa piñera de Pital de San Carlos llamada VISA, en donde se reportan 46 casos positivos por COVID-19.

La empresa se encuentra cerrada mediante orden sanitaria girada desde el Área Rectora de Aguas Zarcas de San Carlos. La piñera debe cumplir con la desinfección respectiva.

Hoy, viernes 21 de agosto, en el país se registran 1059 casos nuevos y 7 decesos COVID-19 A.jpg - 636.06 kB

Datos diarios (nacional, cantonal y hospitalizaciones): https://bit.ly/3hIMPk4
Disponibles para descarga: https://bit.ly/2UYCtCM

Publicado en El País
Viernes, 21 Agosto 2020 12:05

Joven saxofonista requiere de su apoyo

La joven saxofonista, Lucía Jiménez Álvarez quien estudia música con énfasis en Saxofón en la UCR, requiere del apoyo de la ciudadanía para llevar a feliz término sus estudios.

Lucía utiliza instrumentos que generalmente le son facilitados en calidad de préstamo, lo que le dificulta realizar las prácticas requeridas. Además, por las circunstancias generadas por la pandemia por COVID-19 todas sus lecciones las recibe en la actualidad en modalidad virtual, dificultando aún más el desarrollo de las destrezas requeridas. La universidad le facilitó un saxofón, sin embargo, debe devolverlo una vez que finalice sus estudios, por lo que la adquisición de un instrumento propio le es de vital importancia.

Las dificultades de esta joven estudiante se han profundizado, pues Lucía vendía repostería a sus compañeros de estudio, cuerpo docente y administrativo de la universidad, con lo que generaba los recursos económicos que le permitían sufragar los costos propios de su carrera universitaria, sin embargo, la situación que se vive en la actualidad le impide continuar allegando tan importante entrada económica.

Por lo anterior, la señorita Jiménez Álvarez solicita su apoyo económico, el cual puede hacerle llegar a través de las siguientes vías:

Cuenta Ahorros del Banco BCR:

CR71015202001251831255

Lucía Jiménez Álvarez, cédula: 1 1763 0651

Sinpe Móvil Banco BCR: 8437 9727 - Lucía Jiménez Álvarez

Paypalhttps://www.paypal.com/paypalme/luciasax

Saxofonista requierede su apoyo A.jpg - 534.13 kB

Lucía Jiménez Álvarez
(13 de diciembre, 1999)

Ingresa al programa del Instituto Nacional de Música en el 2011 e inicia sus estudios de saxofón con el profesor M.M. Harold Guillén en el 2013. En su paso por este instituto fue integrante de las bandas Sinfónica Elemental, Sinfónica Intermedia, Sinfónica Avanzada así como del Ensamble de Saxofones y la Big Band. En el año 2017 participa como invitada de la Orquesta Sinfónica Juvenil y el ensamble de saxofones del Instituto Nacional de Música para el Festival Internacional de Artes (FIA). Para el 2018, debuta como solista con la Banda Sinfónica Intermedia y con la Big Band. Durante su formación en esta Institución tuvo oportunidad de recibir clases maestras con el D.M.A. Preston Duncan (E.E.U.U.) y la Big Band Leipzig (Alemania). En el 2019 ingresa a la Universidad de Costa Rica bajo la tutela del Dr. Javier Valerio, donde actualmente desarrolla sus estudios en la carrera de Música con énfasis en Saxofón.

En su desarrollo como saxofonista ha participado activamente en el Sax Fest Costa Rica en las ediciones del 2015, 2017 y del 2019; en estos festivales ha ejecutado junto con artistas nacionales e internacionales como Sonsax (Costa Rica), el Cuarteto de Saxofones de Zagreb (Croacia), Arno Bornkamp (Países Bajos), Kenneth Tse (Hong Kong) y Barry Cockcroft (Australia). También ha colaborado con artistas y grupos nacionales como Pedro Capmany, Luis Montalbert, Magpie Jay, Pato Barraza y Suite Doble (2016) y participado con artistas internacionales como Gustavo Santaolalla (FIA, 2017). Actualmente forma parte de la Banda Avanzada y del Ensamble de Saxofones de la Universidad de Costa Rica y de manera individual, realiza presentaciones en actividades y eventos privados.

Publicado en El País
  • Doña Marcelina tiene 91 años y desde hace 30 cuida de su hijo, quien tiene una discapacidad permanente luego de ser atropellado por un motociclista que se dio a la fuga.
  • Ambos forman parte de un grupo de 20 familias de Santa Cruz que recibirán este viernes una vivienda en la tercera etapa del proyecto habitacional El Malinche.
  • En el marco de la estrategia Puente a la Comunidad, el Banco Hipotecario de la Vivienda invirtió ¢585 millones para dar casa a familias en extrema necesidad de este cantón guanacasteco.

Durante varias semanas doña Marcelina Martínez y su hijo Marco Tulio Ugalde durmieron en un improvisado rancho construido con láminas de zinc y cajas cartón a la orilla del Río Enmedio, en Santa Cruz, luego de ser desalojados de la casa que alquilaban.

Ella tiene 91 años y desde hace 30 cuida de su hijo, quien tiene una discapacidad permanente luego de ser atropellado por un motociclista que se dio a la fuga. A partir de este viernes, la vida de ambos dará un giro completo, cuando reciban, como parte de un grupo de 20 familias, una casa nueva en la tercera etapa de la urbanización El Malinche, ubicada en pleno centro de la ciudad de Santa Cruz, Guanacaste.

El proyecto se diseñó como una extensión natural de los cuadrantes del casco central de la ciudad, por lo cual, los nuevos vecinos tienen acceso directo a todo tipo de servicios. Para hacer realidad el que doña Marcelina y su hijo, al igual que los demás vecinos tengan ahora una casa propia, el BANHVI invirtió ¢585.6 millones.

En las anteriores etapas, se logró solucionar el problema de vivienda a 135 familias (50 en la primera y 85 en la segunda).

Casos de extrema necesidad

Las 20 familias beneficiadas son casos de extrema necesidad, en su mayoría (18) a cargo de mujeres jefas de hogar y provienen de los diferentes distritos del cantón de Santa Cruz. Estas personas vivían hacinadas con familiares, en casas prestadas en mal estado, alquilaban e inclusive habitaban en asentamientos informales.

La ministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Irene Campos, destacó que este proyecto forma parte de los esfuerzos del Gobierno por atender de forma articulada a las familias con menos oportunidades.

Explicó que un grupo importante de los beneficiados de las etapas anteriores en este proyecto son parte de la Estrategia Puente. “Puente a la Comunidad nos permite articular proyectos como éste e impulsar el desarrollo integral donde teníamos antes asentamientos informales e incluso situaciones de riesgo. Este proyecto es parte de una intervención interinstitucional centrada en la gente, cuyo objetivo es mejorar sus condiciones de vida y darles herramientas para que puedan seguir creciendo”, destacó la ministra.

El gerente general del Banco Hipotecario de la Vivienda, Dagoberto Hidalgo, comentó que el caso de doña Marcelina, “es una muestra de la importancia de la inversión en infraestructura social y de los esfuerzos del Estado costarricense y del BANHVI en favor de las familias más necesitadas del país. Es una muestra visible de la necesidad de mantener los recursos para el Bono Familiar de Vivienda”, dijo.

Agregó que “en el caso del proyecto El Malinche, no solo doña Marcelina y su hijo se beneficiaron con el subsidio de vivienda, sino un total de 155 familias en situación de extrema necesidad del cantón de Santa Cruz, si tomamos en cuenta las tres etapas del proyecto”.

Entre la población beneficiada con el proyecto figuran familias de los asentamientos informales Tucurrique, Tamarindo, Cátalo Rojas, Jerusalén o las márgenes del río Estocolmo.

La Primera Dama de la República, Claudia Dobles, coordinadora de la Región Chorotega para asuntos prioritarios, mostró una gran satisfacción por la conclusión de esta nueva etapa del proyecto y puedan verse beneficiadas familias como las de doña Marcelina.

“Estoy muy contenta de que tanto doña Marcelina como su hijo puedan contar con una vivienda digna en el proyecto El Malinche, que justamente está en la Región Chorotega. Realmente quisiera agradecerle tanto al BANHVI como al Ministerio de Vivienda y a todas las organizaciones y personas que han hecho esto posible. Desde el día número uno, que vimos el caso de esta familia, nos comprometimos en darle seguimiento y toda la institucionalidad el día de hoy ha respondido en beneficio de una persona que lo necesitaba”, puntualizó la Primera Dama.

Todas las viviendas se edificaron en apego a los códigos sísmico y eléctrico y a la normativa vigente en calidad constructiva y adaptaciones para personas con discapacidad o núcleos numerosos (tres dormitorios). Con ello, se garantiza que las familias reciban una casa adaptada a sus necesidades y mejoren su calidad de vida.

Las obras constructivas de las tres etapas estuvieron a cargo de la empresa constructora Synsa S.A. y la supervisión y calificación de los beneficiarios bajo responsabilidad de Grupo Mutual.

Una cuarta etapa destinada para 43 familias se encuentra en proceso análisis de expedientes.

Publicado en Santa Cruz
  • A través del Centro de Acopio, Procesamiento y Comercialización, pescadores artesanales de El Jobo cuentan ahora con un sitio para conservar sus productos y mejorar la comercialización, evitando la intermediación.
  • “Iniciamos con la siembra de ostras, que, aunque no parezca deja mucha ganancia y pronto comenzaremos con procesos de empaque para mejorar la comercialización”, indicó representante de la Asociación de pescadores que reúne a afiliados de El Jobo, Puerto Soley y Santa Elena.

Atrás quedaron los tratos con intermediarios, las penurias de salir a colocar lo obtenido del mar con destino incierto y sin normas de procesamiento, a expensas de que no se obtuviese un precio justo por los productos pesqueros.

A través de una inversión que supera los ₡148 millones entre los Institutos Mixto de Ayuda Social (IMAS) y de Desarrollo Rural (INDER), el nuevo Centro de Acopio, Procesamiento y Comercialización de Productos Pesqueros de los Pescadores Artesanales del Jobo, en La Cruz, está listo para incrementar el valor agregado del trabajo de las familias que habitan la zona.

El representante de la Asociación de Pescadores Artesanales del Jobo de la Cruz, Pacífico Norte, Rodrigo Rojas, indicó que con el funcionamiento de este Centro se fortalecen los empleos indirectos de 300 familias quienes mejorarán sus condiciones económicas, evitando la intermediación en la colocación de sus productos.

“Iniciamos con la siembra de ostras, que, aunque no parezca deja mucha ganancia, y pronto iniciaremos con procesos de empaque para tener mejor presencia en la comercialización”, agregó Rojas, tras indicar que la asociación reúne además a pescadores asociados de las comunidades de Puerto Soley y Santa Elena.

El centro de acopio del Jobo forma parte de la labor que realiza el IMAS mediante el Área Regional Chorotega la cual invirtió ₡118.250.000, el INDER aportó ₡30.000.000 en equipo y se contó con el aporte técnico del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) y de la Municipalidad de la Cruz.

Publicado en La Cruz
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.