☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Jueves, 13 Agosto 2020

  • Casos nuevos reportados en Guanacaste: Nicoya 2, Cañas 1, Tilarán 1, Liberia 1 y Santa Cruz 1
  • Este 13 de agosto en el país se contabilizan 26.129 casos confirmados en total

Este jueves 13 de agosto en el país se registran 826 casos nuevos de COVID-19, de los cuales 168 son por nexo epidemiológico y 658 por laboratorio.

En el país se contabilizan 26.129 casos confirmados en total.

Los registros por edad de los casos confirmados indican que van de cero a 100 años. Se trata de 12.021 mujeres y 14.108 hombres, de los cuales 19.343 son costarricenses y 6.786 son extranjeros.

La CCSS reporta, además, 246 casos adicionales por nexo, que están acumulados desde el lunes hasta la fecha, los cuales serán actualizados en las estadísticas del Ministerio de Salud, de acuerdo con el día que correspondan.

Se contabilizan casos positivos en 82 cantones.

Por edad: 21.759 adultos, 1.663 adultos mayores y 2.544 menores de edad, 163 se encuentran en investigación.

Se registran 8.412 personas recuperadas en 80 cantones.

Los casos recuperados tienen un rango de edad de cero a los 96 años, de las cuales 3.757 son mujeres y 4.655 son hombres.

Por edad: 6.860 adultos, 380 adultos mayores, 1.099 menores de edad y 73 se encuentran en investigación.

369 personas se encuentran hospitalizadas, 95 de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los 30 a los 85 años.

Para este viernes se reportan 9 lamentables fallecimientos: seis hombres, y tres mujeres, con un rango de edad de 53 a 88 años.

En total se contabilizan 272 fallecimientos relacionados con COVID-19: 99 mujeres y 173 hombres, con un rango de edad de 23 a 100 años.

 

Datos diarios (nacional, cantonal y hospitalizaciones): https://bit.ly/3hIMPk4
Disponibles para descarga: https://bit.ly/2UYCtCM

Publicado en El País
  • Ministerio de Trabajo y Seguridad Social inició con nuevos pagos esta semana
  • En total, 588.820 personas han recibido el beneficio del Bono Proteger.
  • IMAS sumará nuevos pagos la próxima semana.

Esta semana, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social inició con el pago de 55 mil nuevos Bonos Proteger a personas que estaban esperando recibir el auxilio económico al verse afectadas laboralmente por la pandemia a causa de la Covid-19.

Así fue anunciado esta tarde en la conferencia de prensa por la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Geannina Dinarte Romero, y el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidente Ejecutivo del Instituto Mixto de Ayuda Social, IMAS, Juan Luis Bermúdez.

Estas 55 mil personas se suman a las 533.820 personas, que se vieron beneficiadas en una primera etapa, para un total de 588.820 personas atendidas tras cuatro meses de vigencia del Bono Proteger.

“Tras la aprobación del presupuesto extraordinario, por los diputados y diputadas de la República, hoy podemos anunciar el depósito de estos 55 mil beneficios para estas personas que se encontraban en condición de mayor vulnerabilidad al verse afectadas económicamente por la Covid-19”, destacó la ministra Dinarte.

De esta manera, 533.820 personas recibieron un primer depósito, mientras que 526.247 personas se beneficiaron con un segundo bono y 522.310 personas recibieron el depósito del tercer mes del Bono para completar esta primera etapa.

Al día de hoy, 984.394 personas han solicitado el bono, de estas 963.981 personas fueron notificadas del trámite en curso de este. 470.949 son hombres, mientras que 513.370 son mujeres y 75 son personas intersex.

Por condición laboral, un 38,14% de las personas solicitantes son trabajadoras independientes, un 23,10% son temporales o informales, un 22,52% fueron despedidas, un 10,26% tiene reducción temporal de jornada y un 5,99% se encuentra con su contrato laboral suspendido.

A la fecha, el Ministerio de Trabajo ha notificado a 37 mil personas sobre el rechazo de sus solicitudes al no corresponderles el beneficio de acuerdo con los criterios de exclusión que establece el decreto de creación del Bono Proteger.

Publicado en El País
  • La atención aplica en casos por fallecimientos en el sistema hospitalario o muerte extra hospitalaria con seguimiento médico previo por SARS-CoV-2/ COVID-19.
  • El beneficio también incluye pago de acta de defunción, si ésta no puede ser cubierta por otras instituciones.
  • La vigencia de este protocolo queda sujeta al periodo del estado de emergencia nacional por la enfermedad COVID-19.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) brindará el beneficio de emergencias por gastos funerarios y pago de acta de defunción, a familias en situación de pobreza extrema o pobreza que enfrentan un deceso de un pariente en el sistema hospitalario o extra hospitalario por COVID-19.

Los gastos funerarios serán otorgados a familias que enfrentan el deceso de un familiar por COVID-19 o un factor asociado a éste, y que tienen limitación de recursos económicos para hacer frente a las necesidades básicas de su grupo familiar y por ende no pueden asumir el costo.

La atención de la familia se hará de forma prioritaria mediante la línea telefónica 1322 y de la línea de Emergencia 911. Los documentos se presentarán con carácter de urgencia y de forma no presencial al medio electrónico que se disponga en las Áreas Regionales de Desarrollo Social (ARDS) y Unidades Locales de Desarrollo Social (ULDS).

Una vez que el IMAS ha realizado la transferencia monetaria a la empresa funeraria, el familiar debe verificar que dicha empresa remita la factura electrónica de cancelación del servicio de gastos funerarios al IMAS, al correo previamente indicado.

¿Cuáles son los requisitos para obtener el beneficio?

Las familias que quieran solicitarlo deben presentar:

  • Copia de un documento de identidad de la persona fallecida y de la persona que realiza el trámite por ser una atención no presencial. (Si es presencial portar ambos documentos físicos de identidad).
  • Acta de defunción que indique que la causa de muerte es por SARS-CoV-2/COVID-19 o un factor asociado a éste.
  • Factura proforma de la funeraria, con el detalle de los costos.
  • Número de la personería jurídica de la funeraria.
  • Completar la boleta de pago a proveedores o terceros que le entrega el IMAS, donde la persona que realiza el trámite autoriza a que el beneficio se gire a nombre de la empresa funeraria que provee el servicio, y en la cuenta bancaria señalada por dicha empresa.
  • Completar la declaración jurada de ingresos o de identidad cuando corresponda.

En caso de que se requiera cubrir el costo del acta de defunción, y si el servicio es facilitado por la empresa funeraria, el detalle debe desglosarse en la factura que extiende la funeraria. 

En concordancia con el Lineamiento Nacional para la Manipulación de cadáveres con diagnóstico y sospecha de COVID-19, articulado desde el Ministerio de Salud y la CCSS, la vigencia de este protocolo queda sujeta al periodo del estado de emergencia nacional por COVID-19, según el decreto que lo rige.

Publicado en El País
  • Cada familia recibirá entre ¢50.000 y ¢70.000, de acuerdo con la valoración y el criterio técnico, sujeto a la disponibilidad presupuestaria del IMAS.
  • La atención será virtual para familias en situación de pobreza y con orden de aislamiento sanitario.
  • Estarán excluidas de este subsidio las personas o familias con transferencias monetarias del Estado iguales o mayores a ¢50.000.

Las familias en condición de pobreza que deben permanecer aisladas en su domicilio debido al COVID-19, podrán recibir entre ¢50.000 y ¢70.000 para garantizar la salud de sus hogares y de las comunidades, mediante una estricta aplicación de los periodos de aislamiento.

Así lo establece el protocolo “Atención por Orden Sanitaria de Aislamiento Domiciliar (COVID-19)”, promulgado por el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), para atender a las familias que reciban orden de aislamiento, una de las principales medidas de control y prevención de propagación, que se aplica a los casos sospechosos y los confirmados.

Para el otorgamiento de este beneficio, debe mediar la valoración socioeconómica, la calificación de pobreza y el criterio de la persona profesional competente. Su vigencia queda sujeta al periodo establecido en la orden sanitaria y, según la situación particular, se puede extender por más de un mes.

Mediante este protocolo, el IMAS realizará una coordinación expedita con los Comités Regionales o Municipales de Emergencia, Áreas Rectoras del Ministerio de Salud y las Áreas de Salud de la CCSS u otras instituciones con competencias para la emisión de las órdenes sanitarias, durante el periodo que persista el estado de emergencia nacional.

Para Juan Luis Bermúdez, ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social, “cuando se lleva sobre los hombros la responsabilidad de otros miembros del hogar y se ordena el aislamiento temporal, debemos garantizar que la ausencia de recursos no sea causa de dispersión del contagio”.

En ese sentido, precisó que “si no hay una incapacidad ni otras fuentes de ingresos, las instituciones del sector salud y el sector social activarán su coordinación para que este beneficio sea una vacuna oportuna contra la angustia y en favor del cumplimiento de las medidas sanitarias”, declaró.

La población beneficiaria la constituirán personas jefas de hogar en situación de pobreza o de vulnerabilidad, que tengan una orden sanitaria de aislamiento domiciliar y carecen de una incapacidad de la CCSS o del INS que les provea de la prestación económica para atender las necesidades básicas de su grupo familiar.

¿Cómo se activa el beneficio?

Se habilitarán con carácter prioritario los mecanismos de atención conjunta cuando el Ministerio de Salud o la CCSS o el ente competente, en articulación con los Comités Municipales y Regionales de Emergencia y las Áreas Regionales de Desarrollo Social o Unidades Locales de Desarrollo Social identifiquen familias en situación de pobreza extrema o pobreza que cuentan con una orden sanitaria de aislamiento domiciliar (COVID-19).

De ser necesario, la familia también podrá realizar la solicitud directamente ante el IMAS o autorizar a un tercero para que lo realice; y se hará usando los recursos y los medios electrónicos con los que cuenta la institución, y por el tiempo de vigencia de la orden sanitaria.

Las personas privadas de libertad, integrantes de centros de cuido permanente o que son desplazadas a un albergue y deben cumplir con la orden de aislamiento domiciliar en ese centro, no podrán optar por el beneficio, pues ya cuentan con los servicios esenciales. En estos casos, se exceptúa a quienes cuenten con una valoración de un profesional del IMAS que así lo recomiende por condiciones especiales. 

Estarán excluidas de este subsidio también las personas o familias con transferencias monetarias del Estado iguales o mayores a ¢50.000, incluido el “Bono Proteger”.

Las familias que reciben el Beneficio de Cuidado y Desarrollo Infantil, sí podrán optar por el subsidio de Atención por Orden Sanitaria, pues el beneficio de Cuido no está dirigido a atender necesidades básicas del hogar.

Publicado en El País
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.