☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Domingo, 29 Julio 2018

La presencia de altos niveles de arsénico en el agua potable de Bagaces y otras comunidades de la provincia ha sido tema de preocupación para muchos habitantes que sienten un riesgo potencial para su salud.

También ha sido tema de análisis por parte de algunas instituciones que han elaborado propuestas, que en teoría resultan óptimas para resolver este problema.

Sin embargo, como suele suceder hay problemáticas que son abordadas con mucho énfasis en algunas épocas y luego el interés decae, sin que se sepa a cierta ciencia si se ha logrado una solución o si las propuestas para resolverlas avanzan en la dirección correcta.

La presencia del arsénico en el agua ha despertado preocupaciones y dudas desde el 2009, año en que se efectuaron estudios en el acueducto de Bagaces con el fin de conocer los niveles de este elemento en el agua de consumo humano y que para la mala fortuna de los habitantes no son tan positivos como se esperaban.

AyA descubrió que los valores del arsénico están por encima de los admisibles para el consumo humano, ya que estos mismos postulados establecen como máximo 10 microgramos por litro de agua.

El arsénico como tal, se conoce como un metal altamente tóxico si ingresa al organismo en altos porcentajes, es muy común de encontrar en rocas y suelos y que es llevado al medio ambiente por emisiones volcánicas o bien por el uso de pesticidas y herbicidas usados en la agricultura, en los que se encuentra como un insumo.

En este caso, la naturaleza de la problemática en Bagaces, es una contaminación de origen natural y se presume que el arsénico puede proceder del volcán más cercano, el volcán Miravalles, o bien es el resultado de la disolución natural del mineral en el suelo por donde fluye el agua antes de su captación para uso humano.

Ante esta problemática se han planteado diversas soluciones tales como las plantas removedoras, el clorado de los acueductos y hasta el uso de filtros con clavos oxidados para enfrentar este latente riesgo y disminuir los niveles de arsénico en el agua.

También se avanza con el proyecto de la construcción de un nuevo acueducto para este cantón guanacasteco, sin que de nuevo se haya brindado mayor información sobre los avances de esta obra.

Es posible que la participación del Presidente Carlos Alvarado y su gabinete en pleno, en Nicoya, el próximo 25 de julio reviva el interés por tratar el tema del arsénico en Bagaces y el resto de las comunidades afectadas.

Este problema no puede soslayarse y por el contrario debe ser atendido con la mayor prontitud y eficiencia, ya que el frecuente consumo de agua contaminada con arsénico es nocivo para la salud y puede ser causa de daños permanentes en órganos como en el riñón o el hígado.

Publicado en Editorial
  • PROBAR

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.