☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Banner Encabezado

Elementos filtrados por fecha: Viernes, 19 Marzo 2021

  • “Hoy debemos unirnos para enfrentar múltiples retos”, dijo el estudiante Anthony Zamora Calderón, de sexto grado de la Escuela Los Ángeles, en Santa Cecilia de La Cruz cuando, en nombre de las personas estudiantes del país, habló en el acto oficial de conmemoración, que se realizó este sábado 20 de marzo.

Santa Rosa fue una batalla que rechazó en 14 minutos a un contingente de cinco compañías de mercenarios, (la compañía de Nueva York, la de Nueva Orleans, los rifleros californianos, la compañía francesa y la prusiana). Fue un combate que se convirtió en un dolor de cabeza para la fuerza invasora que se encontró sorprendida y humillada (…) “Quienes se creían llamados a colonizarnos, al calor del expansionismo del destino manifiesto y de los alardes de superioridad de la “raza blanca”, ya de por sí llamada a gobernar a pueblos incapaces de organizarse por sí mismos como ellos creían, se encontraron con la cruda verdad de la derrota”, explicóel asesor nacional de Estudios Sociales del MEP, Jorge Cartín, en su  alocución dutante la actividad. 

En la conmemoración oficial, de la gesta heroica que se dio hace 165 años, participó la Ministra de Cultura y Juventud, Silvie Durán; la Ministra de Educación Pública, Guiselle Cruz Maduro, así como las viceministras Académica, Melania Brenes, y de Planificación del MEP, Paula Villalta.

La Ministra Cruz, en su discurso, hizo eco a las palabras de Anthony al asegurar que la pandemia aumentó los desafíos y ensanchó las brechas, sobre todo, las digitales.

“Seguir postergando un servicio de Internet bajo los principios de acceso universal, servicio universal y solidaridad, con recursos pedagógicos curados, es atentar contra el futuro de nuestros niños y jóvenes, y también contra el futuro de la Patria. Hoy, cuando conmemoramos que hace 165 años, personas valientes decidieron enfrentar la amenaza de la esclavitud y el sometimiento, es buen momento para rechazar, una vez más lo que nos pueda rezagar”, expresó la jerarca, para quien es impostergable llevar conectividad a todo el país y alfabetizar digitalmente a la población. “Esta es una nueva batalla que debemos librar”, expresó.

Durante el acto conmemorativo, se dieron tiros de salva en honor a las personas héroes de la Campaña Nacional 1856-1857, a cargo del “Pelotón de la Guardia Civil” del Comando de La Cruz. Además, se entonó, con el debido distanciamiento y al aire libre, el Himno a Juan Rafael Mora, a cargo de Asesor Sergio Molares Angulo, Asesor Regional de Educación Musical de la región de Liberia.

La actividad mostró el talento estudiantil de seis jóvenes del Colegio Agropecuario de Liberia, dirigidos por el docente de Educación musical, Eric Espinoza, quienes como cantantes e instrumentistas avivaron el patriotismo y el sentimiento nacional que nos une a todos los habitantes de este país.

 “Se requiere lo mejor de nosotros para luchar por una sociedad consciente y responsable de la importancia de igualdad de derechos, de la equidad; una sociedad que valore la trascendencia de un ambiente sano, en donde nos formemos como personas integrales capaces de construir un país mejor” expresó el joven Zamora Calderón.

En los centros educativos del país, niños y jóvenes conmemoraron con distintas actividades el 20 de marzo, mediante diferentes dinámicas, juegos a distancia y actividades autónomas.

Publicado en La Provincia
  • Ya concluyó la intervención de 161 km en doce rutas de distintos cantones guanacastecos. Este viernes, la Primera Dama de la República y autoridades del MOPT hicieron entrega de una de las obras finalizadas sobre la Ruta Nacional 925.

En la localidad de Javilla, este viernes la Primera Dama de la República, Claudia Dobles, y autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes y CONAVI hicieron entrega del proyecto de intervención de 22.5 kms sobre la Ruta Nacional 925, entre Cañas y Tilarán.

Esta obra forma parte de las 12 rutas ya finalizadas en la provincia de Guanacaste con la colocación de sello asfáltico a lo largo de 161 km, en los que se invirtieron ₵9.437 millones.

A estas intervenciones se suman los siete caminos en los que se trabaja actualmente que abarcan un total de 63.9 km y una inversión de ₵2.977 millones, así como los cuatro trabajos con adjudicación en firme y que iniciarán pronto a lo largo de 32.5 km de las rutas 920 Carrillo- Santa Cruz- Nicoya (16 km), RN 934 Nicoya (3 km), RN 922 Bagaces (8,5 km) y la RN 910 Santa Cruz (5 km), y en las que se invertirán ₵2.319 millones.

Finalmente, se cuenta con un grupo de dos proyectos en proceso de adjudicación que permitirán atender 22 km de las Rutas Nacionales 160 Santa Cruz (16 km) y la RN 918 Liberia (6 km) para una inversión de ₵1.414 millones. 

En total, se intervendrán 261 kms para una inversión de ₵7.953 millones en Hojancha, Nandayure, Nicoya, Tilarán, Abangares, Cañas, La Cruz, Santa Cruz, Carrillo, Liberia.

“Estas inversiones en infraestructura vial facilitarán el comercio y la reactivación económica en los cantones guanacastecos. Son más de 260 kilómetros que tendrán un gran impacto positivo en la calidad de vida de la población de la Región Chorotega, parte de los compromisos cumplidos de esta Administración", aseguró la Primera Dama y coordinadora de la Región Chorotega, Claudia Dobles.

Finalizadas

RN 902 Hojancha y Nandayure (19,2 km), RN 160 Nicoya (10 km),RN 921 Nicoya (11.3km), RN 906 y 929 Nicoya (10Km), RN 907 Nicoya (12,7), RN 906 Nicoya (7,3km), RN 903: Nandayure (16,5km), RN 606 Tilarán, Abangares y Puntarenas (Km 15,67), RN 925 Cañas y Tilarán (22,54 km), RN 157 Nicoya (8,5 km), RN 938 Santa Cruz (6,5Km), RN 145 Tilarán y Abangares (20,8km). 

En ejecución

RN 623 Nandayure (6,1 km), RN 901 Hojancha- Nandayure (11,7 km), RN 915 Nandayure (11,7km), RN 928 Santa Cruz  (5km), RN 909 Santa Cruz (3,6 km), RN 4 La Cruz – Upala ( 11,6 km), RN150 Nicoya (8,5 km).

Con adjudicación en firme

RN 934 Nicoya (3 km), RN: 920 Carrillo, Santa Cruz y Nicoya (16 km), RN 922 (8,5 km), RN 910 Santa Cruz (5 km). 

En proceso de adjudicación

RN 160 Santa Cruz (16 km), RN 918 Liberia (6 km).

Publicado en La Provincia
  • Donada por la República Popular China y ejecutada por AyA, obra garantizará abastecimiento continuo de agua a 27 mil personas de Cañas los próximos 20 años.
  • Primera Dama de la República y coordinadora de la Región Chorotega, Claudia Dobles, visitó este viernes este estratégico proyecto junto al presidente ejecutivo de AyA, Tomás Martínez.

La nueva planta potabilizadora Cañas-Bebedero, un proyecto del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) donado por la República Popular China, registra un avance del 80%, mientras que en mayo se iniciará el ensamblaje de la captación de agua en el embalse Sandillal.

De acuerdo con las proyecciones, las obras físicas concluirán en septiembre, momento en que iniciará un periodo de 3 meses de pruebas y capacitación al personal del AyA que lo operará. 

Por su parte, los más de 13.5 kilómetros de tuberías ya fueron instalados y se avanza en la construcción y equipamiento del laboratorio que acompaña la planta.

Así lo constataron en una inspección técnica la Primera Dama de la República, Claudia Dobles, y el presidente ejecutivo del AyA, Tomás Martínez, realizada en Sandillal este viernes 19 de marzo.

“El impacto de esta inversión será enorme tanto para garantizar la calidad de vida de miles de personas guanacastecas como para motivar el desarrollo económico de la región. Agradecemos a la República Popular China su aporte a la provincia de Guanacaste”, señaló la Primera Dama y coordinadora de la Región Chorotega, Claudia Dobles.

Gracias a la nueva planta potabilizadora de 126 litros por segundo, ampliable a 156 litros por segundo, se podrá tratar el agua del embalse Sandillal del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el cual fue cuidadosamente estudiado, con lo que se dará mejor servicio a las comunidades de Cañas, Palmira, San Miguel, Bebedero y Porozal.

El proyecto “Reposición del acueducto de Cañas-Bebedero” es una donación de la República Popular China estimada en ¢9.736 millones, construido bajo la supervisión del AyA. Es uno de las obras de acueducto principales en construcción en Guanacaste, junto al acueducto de Bagaces.

Publicado en Cañas
  • Tres categorías de participación: cestería desde la tradición indígena, la tradición mestiza y la contemporaneidad. Un total de 12 millones de colones se distribuirán entre 15 personas ganadoras.
  • Período de inscripción abrirá del 05 de abril al 18 de junio del 2021

Entrecruzada, enrollado o espiral, anudada, trenzada, torcida, empalmado o petatillo, tejido doble o tejido simple; cualquiera que sea la técnica que se aplique en el oficio artesanal de la cestería, podrá participar en la sexta edición del certamen Nuestras Artesanías Tradicionales 2021, Entrelazando Saberes, edición que conmemora los 200 años de la Independencia de Costa Rica.

El anuncio de este certamen, que distribuirá 12 millones de colones en premios entre portadores de la tradición cestera, se hace en el marco del Día del Artesano y la Artesana Costarricense, que se celebra cada 19 de marzo.

El Centro de Patrimonio, programa del Ministerio de Cultura y Juventud, organiza cada dos años este certamen, desde 2011, el cual, lleva por nombre Nuestras Artesanías Tradicionales. En sus cinco ediciones anteriores abordó las temáticas y saberes sobre talla directa y bajorrelieve en madera (2011), mascarada tradicional (2013), tradición del boyeo y la carreta (2015), imaginería religiosa en madera (2017) y cerámica o alfarería (2019).

El certamen se realiza con el propósito de poner en valor, recuperar, fortalecer y salvaguardar técnicas, conocimientos y saberes artesanales tradicionales, transmitidos de generación en generación mediante tradición oral. Asimismo, reivindica el oficio de las personas que se dedican a la artesanía como medio de subsistencia y su aporte a la economía y turismo del país.

En 2021, con motivo de la conmemoración de los 200 años de Independencia, se eligió el oficio de la cestería, “una tradición artesanal cuyas raíces se encuentran en los pueblos indígenas de Costa Rica, acompañando cada fase de la historia del territorio nacional como un elemento indispensable para el desarrollo de sus actividades productivas y cotidianas, conservando su esencia, identidad y función en el tiempo”, señala el documento que establece las bases de participación.

“Eventos como este contribuyen, tanto a la participación de personas portadoras de tradición y a la de nuevas generaciones, con propuestas innovadoras basadas en la cestería, como al inventariado y la salvaguarda de nuestra diversidad artesanal y cultural. También con ello acercamos estas expresiones al mercado contemporáneo y su sostenibilidad”, afirmó Loida Pretiz, viceministra de Cultura.

De esta manera, el certamen permite, no solo dar a conocer y poner en valor a las personas, sus conocimientos y saberes ligados a la tradición cestera artesanal, sino también, conocer dónde se localizan, cuáles materiales utilizan, cómo los procesan y los retos que enfrentan. Asimismo, conocer más sobre la práctica de transferencia de conocimientos a las nuevas generaciones; es decir, cómo heredaron o aprendieron el oficio.

“Tanto en el pasado como en el presente, el oficio de la cestería se relaciona con prácticas sostenibles en nuestras actividades cotidianas, ligadas a las labores productivas y comerciales de nuestra economía, emitiendo un impacto mínimo al medio ambiente y expresando nuestra identidad en cada una de las fibras enlazadas. Esta realidad, hace indispensable fomentar este tipo de prácticas artesanales, en procura de un medio ambiente natural, sano y con una mejor proyección hacia las futuras generaciones”, destacó Dayana Morales, funcionaria del Centro de Patrimonio Cultural, coordinadora del certamen.

¿Cómo participar?

El certamen está dirigido a artesanas y artesanos portadores de tradición, personas creadoras del quehacer y el oficio de la cestería, así como artistas visuales y diseñadores, mayores de edad, costarricenses o residentes en el país con estatus migratorio legal.

Entre otros requerimientos, la obra artesanal participante debe corresponder al oficio de la cestería, creada con fibras o elementos flexibles de origen natural y/o sintético. Con las fibras utilizadas pueden hacer uso de las técnicas de: entrecruzada, enrollado o espiral, anudada, trenzada, torcida, empalmado o petatillo, tejido doble, tejido simple.

El objeto puede ser utilitario, decorativo, simbólico o de ritual y funcionar perfectamente para lo que fue creado. Debe ser una obra inédita, que no exceda el tamaño de 100 x 100 x 100 centímetros.

Las personas que deseen participar en Nuestras Artesanías Tradicionales, Entrelazando Saberes, completarán un formulario de inscripción en línea, que estará disponible a partir del 05 de abril en un enlace digital en la página web del Centro de Patrimonio Cultural undefined La inscripción estará abierta del 05 de abril al 18 de junio del 2021 y es absolutamente gratuita. Las bases del certamen pueden consultarse desde ya, mediante el enlace: undefined

Para Nuestras Artesanías Tradicionales Entrelazando Saberes, se definieron tres categorías de participación que ponen en valor la cestería desde la tradición indígena, la tradición mestiza y la contemporaneidad.

Categoría tradicional indígena:

Está dirigida a aquellas personas que tienen como tradición la elaboración de cestería tradicional indígena y vivan o procedan de las comunidades donde esta se origina. Por “cestería tradicional indígena” se entiende la artesanía que realizan, de forma continua por generaciones, personas o familias que heredaron el conocimiento de los pueblos originarios.

Es una artesanía que se elabora a mano y que puede apoyarse en el uso de herramientas rudimentarias. Además, usa y transforma la materia prima natural, preferiblemente local, con procesos, diseños, formas, colores, acabados y elementos estéticos propios de la identidad cultural colectiva de los pueblos autóctonos de Costa Rica, por ejemplo: la cestería tradicional Huetar, incluidos sus cestos, petates y abanicos; así como, la cestería tradicional Bribrí y Cabécar, por ejemplo, como las jabas.

Categoría tradicional mestiza:

Está dirigida a aquellas personas que han elaborado cestería tradicional mestiza y vivan o procedan de las comunidades donde esta se origina. Es la artesanía que integra conocimientos producto del encuentro de culturas y la combinación de sus saberes tradicionales. Es también un saber que se transmite de generación en generación, por parte de algunas personas o familias, se elabora a mano y utiliza herramientas y equipo mecánicos, por ejemplo: canastos para la recolección de café y cestas de ropa elaboradas con mimbre.

Categoría contemporánea, nuevas propuestas:

Está dirigida a aquellas personas dedicadas al quehacer de la cestería como: artesanas, artistas visuales y diseñadoras, entre otras. También incluye grupos que deseen presentar un producto de cestería como resultado de alianzas estratégicas entre personas artesanas y artistas.

La cestería contemporánea se nutre del conocimiento artesanal que ha producido el ser humano a lo largo del tiempo e incorpora al producto nuevas tecnologías, procesos de diseño e inquietudes artísticas, entre otros factores de innovación. No obstante, es requisito indispensable de esta categoría que, el o los productos por presentar, incluyan elementos identitarios del patrimonio costarricense, a saber: la cestería indígena y/o mestiza.

Premiación y exhibición.

Un jurado compuesto por tres integrantes externos al Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, premiarán a las 15 personas ganadoras, cinco por cada categoría. Para el primer lugar: ¢1.500.000 de colones; segundo lugar: ¢1.000.000, tercer lugar: ¢750.000, cuarto lugar: ¢500.000 y quinto lugar: ¢250.000. En total se distribuirá ¢12 millones de colones.

Para dar su veredicto, el jurado evaluará los conocimientos y saberes en la cestería artesanal, el empleo de productos y/o recursos locales, la complejidad de la propuesta artesanal, el diseño y la presentación de la propuesta artesanal inscrita.

Si las condiciones sanitarias del país lo permiten, el anuncio de las personas ganadoras y su premiación se realizará en un acto público que coincidirá con la inauguración de la exposición de las obras aceptadas en el certamen. De forma contraria, se hará mediante medios en línea. Dicha actividad está prevista para el viernes 30 de julio del 2021, a las 10 a.m., en la sede del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, en San José centro.

“Con este certamen, tenemos la oportunidad de mostrar esa diversidad cultural a través de fibras que provienen de nuestra biodiversidad y otras materias primas; de nuestras maneras de entrelazar, hacer nudos y construir cestos de variados usos, formas y tamaños; diferenciando las identidades artesanales de nuestras comunidades y contribuyendo a su puesta en valor”, finalizó la viceministra de Cultura.

La sexta edición del certamen Nuestras Artesanías Tradicionales, Entrelazando Saberes, como una edición conmemorativa a los 200 años de Independencia de Costa Rica, representa una ocasión especial para reconocer el papel del oficio de la cestería, en la historia de la conformación y consolidación del Estado costarricense.

Publicado en El País
  • Academia Morista Costarricense y Banco Nacional firmaron convenio, cuyo objetivo principal es promover donaciones para construir la Tumba de los Mora y Cañas, obra en memoria de Juan Rafael Mora y José María Cañas, quienes lideraron la Campaña Nacional 1856-1857.

La firma de un convenio de fideicomiso que permitirá preservar la memoria y el legado histórico de los héroes de la patria Juan Rafael Mora Porras y José María Cañas Escamilla, se realizó esta mañana por la Academia Morista Costarricense y el Conglomerado Financiero Banco Nacional.

El Fideicomiso de Administración, que permitirá custodiar recursos y promover donaciones con el objetivo principal de la construcción de la Tumba de los Mora y Cañas y obra escultórica en honor de estos personajes de la Campaña Nacional 1856-1857, fue firmado por el presidente de la Academia Morista Costarricense, Sr. Manuel Carranza Vargas, y por la Sra. Lourdes Fernández, Directora de Fideicomisos del Banco Nacional.

Como testigo de honor estuvo presente el presidente de la República, Sr. Carlos Alvarado Quesada, quien compartió la mesa principal junto con la presidenta de la Junta Directiva General del Banco Nacional, Sra. Jeannette Ruiz Delgado, y el ministro de Obras Públicas y Transportes, Sr. Rodolfo Méndez Mata, a quien la Academia le hizo un reconocimiento especial.

Bajo el mando del expresidente Mora y el general Cañas fueron expulsados los filibusteros, convirtiéndose en los defensores de la soberanía y la libertad de Costa Rica y otros pueblos centroamericanos. Al primero, tres veces presidente, se le reconoce además su legado en la construcción de las bases del Estado costarricense y de la identidad nacional. 

Esta firma es muy importante porque permitirá la participación de todos los costarricenses, que en cualquier parte del país, podrán contribuir a la edificación de la obra, donde reposarán los restos de los grandes héroes de la Campaña Nacional, explicó el Sr. Manuel Carranza, presidente de la Academia Morista.

“Vamos a marcar el fin de una deuda histórica que suma un siglo y medio, dado que desde 1876 una ley de la República ordenó un Funeral de Estado y la construcción de la Tumba de los Mora y Cañas, lo cual a la fecha no se ha cumplido”, añadió el Sr. Carranza.

Por su parte, la Sra. Jeannette Ruiz, presidenta de la Junta Directiva del Banco Nacional, señaló que durante esas batallas también el cólera acechó a las filas y se unió al enemigo; sin embargo, los combatientes salieron adelante. “Nosotros, testigos de una época difícil y de cambio, en la vivencia del Bicentenario sabemos que llegó el momento de salir adelante, y también de saldar esta deuda histórica con nuestros próceres”, añadió.

“Hoy no luchamos contra un ejército, pero tenemos el enemigo real que conjunta la situación de nuestra actividad económica y de nuestras finanzas públicas. Y si bien no tenemos el cólera, tenemos el COVID-19 tratando de abatir nuestra esperanza. Por ello, una vez más le diremos al mundo que saldremos adelante con valentía y que vienen tiempos mejores, donde el Banco Nacional estará presente para seguir apoyando”, puntualizó la Sra. Ruiz.

La firma del fideicomiso se dio en el marco de la Sesión Solemne de Apertura del Año Morista, cuyos miembros son convocados por el Consejo de Dirección de la Academia Morista Costarricense.

Publicado en El País
  • Realizaron traslados masivos desde Liberia y Pérez Zeledón. 27 funcionarios conforman este equipo multidisciplinario.

Los equipos Primera Intervención Médica Especializada (PRIME) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) trasladaron con éxito 968 pacientes en condición delicada por covid-19 desde diferentes puntos del país hasta un centro hospitalario para que recibiera la atención requerida.

El doctor Max Morales Mora, coordinador de esta unidad especializada de transporte de medicina de emergencia, que tiene su base de operaciones en el Ceaco, explicó que esta labor se rige por los más altos estándares.

El equipo Prime está conformado por 3 emergenciólogos, 7 enfermeros, 7 terapeutas respiratorios, 5 asistentes de pacientes y 5 choferes, quienes han tenido bajo sus hombros la responsabilidad de cada traslado.

“Completamos 968 misiones, desde el primer traslado el 2 de abril del 2020, de las cuales 280 han sido tipo ambulancia aérea, dos traslados marítimos y 686 traslados terrestres” explicó el doctor Morales Mora.

La institución al contar con una flotilla vehicular y la capacidad de respuesta ante una emergencia ha logrado movilizar personas en condición delicada, estabilizarlos en el lugar y llevarlos a la cama más adecuada que el paciente ocupe, mencionó el funcionario.

Morales de manera emotiva comentó los traslados masivos desde Pérez Zeledón y Liberia, así como recientemente desde el hospital San Juan de Dios con cinco pacientes que pasaron al Ceaco, los cuales implicaron una logística y coordinación en red.

La misión del equipo es el traslado seguro de los pacientes y la seguridad de la tripulación. Cada desplazamiento del equipo PRIME implica la participación de cinco integrantes: un operador de vehículo, un asistente de pacientes, un enfermero, un terapeuta respiratorio y un emergenciólogo.

“Todos nuestros pacientes han llegado al destino seguros, con vida y ninguno de los miembros de nuestra tripulación se ha visto afectado por el covid y máxime que hemos estado tan expuestos”, manifestó el doctor Morales.

El funcionario detalló que el hecho de estar en un espacio cerrado, con la persona que tiene una enfermedad severa, con una carga viral alta, con una producción de aerosoles alta, genera que el personal tenga alta exposición, “y ninguno de esos factores nos haya afectado, eso para nosotros ha sido transcendental y es lo que ha permitido que nuestros traslados sean seguros” aseveró.

Ente los traslados más complejos que ha realizado el equipo PRIME está el de tres neonatos desde Liberia en un convoy aéreo y el de una persona adulta joven con un peso de 120 kilos en un helicóptero donde se estableció con un dispositivo de inmovilización para pasarlo de un lado a otro.

El equipo PRIME ha recorrido todo el país y enfrentados desafíos médicos, en una ocasión llegaron por un paciente con una condición crítica que debieron estabilizar y monitorear por videoconferencia esperando el momento oportuno para trasladarlo. O bien estar en un traslado aéreo y las condiciones climáticas obligaron aterrizar antes y continuar con el traslado terrestre.

Para el doctor Morales Mora trabajar en equipo es el factor clave para alcanzar 968 misiones de forma exitosa. “Hemos implementado la filosofía de servir y afortunadamente nos juntamos en este espacio de tiempo un grupo de personas que compartimos mismos ideales y eso ha permitido trabajar en equipo, lograr empatía y al fin al cabo, esa es la clave del éxito”.

Al profundizar en la forma de trabajar, el médico destacó que “todos nos cuidamos, estamos pendientes los unos de los otros, la palabra “no me toca” no existe, la iniciativa sobra, el optimismo, las ganas, el entusiasmo es lo que más hay, ese deseo de poder ayudar, de servir, esa satisfacción emana de cada uno”.

Si bien el descenso de casos es la tónica en el país en las últimas semanas, no así en el trabajo del equipo PRIME. El viernes último trasladaron tres pacientes desde el área de salud de Alajuelita al Ceaco y la noche de este martes completaron una misión desde el hospital Monseñor Sanabria.

Abriendo el camino hacia la Medicina del Transporte

La atención de la pandemia requirió innovar y establecer nuevas formas para hacer frente a esta nueva realidad y en el caso del transporte del servicio de emergencia era necesario especializarlo para el manejo de pacientes tan complejos por esta enfermedad.

“La gerencia Médica nos puso la tarea de desarrollar el sistema de transporte para estos pacientes tan delicados por lo que se conjuntó un equipo interdisciplinario, que fue entrenado en lo que se llama Medicina de Transporte, que es la aplicación de cuidados críticos en el traslado de un paciente” explicó el doctor Morales Mora.

Morales se formó en Inglaterra y los Estados Unidos y en apego a los estándares mínimos establecidos por la Comisión de Acreditación de Sistemas Médicos de Transporte, se comenzó a trabajar en paralelo con el desarrollo de la atención de la pandemia.  “Creamos los lineamientos que guían nuestro trabajo, ha sido una curva de aprendizaje grandísima, estamos haciendo medicina del transporte, una subespecialidad de la medicina de emergencia que en el país no existía” comentó el galeno.

Morales expresó satisfacción porque el equipo Prime ha creado e innovador en técnicas de traslado, “a nivel mundial hemos sido pioneros en el traslado de pacientes bajo técnica prono”, dijo, pues esta técnica que se utiliza en las unidades de cuidado intensivo, la lograron extrapolar al traslado de pacientes covid-19.

“Ha sido muy bien visto por gente de otros países con los cuales compartimos lo que estamos haciendo. Hemos podido escribir evidencia científica para del manejo de cuestiones técnicas y médicas como ventilación mecánica en traslado, manejo de paro cardiaco en traslado” dijo el coordinador del equipo PRIME.

Morales mostró orgullo por el nivel de profesionalismo del equipo, “los terapeutas, los enfermeros, los asistentes, los choferes, todos se han tomado esto en serio y se han hecho profesionales. Asumieron la responsabilidad durante un año de seguir un programa de entrenamiento fuera de sus horas laborales y este conocimiento se ha puesto al servicio de cada paciente a la hora del traslado” concluyó el doctor Max Morales.

Publicado en La Provincia
  • CCSS cuenta con 281 camas en salón y 197 en UCI habilitadas para pacientes covid. Poco a poco se incrementa atención de pacientes de otras patologías.

La estrategia de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para retomar paulatinamente en sus hospitales la atención de padecimientos no covid avanza con el plan de reducir la cantidad de camas destinadas a los enfermos con el virus SARS-CoV-2.

“Hoy contamos con 281 camas habilitadas en salones de hospitalización para la atención de pacientes con covid-19 y en lo que se refiere a camas en las unidades de cuidado intensivo (UCI) se disponen de 197”, mencionó el doctor Mario Urcuyo Solórzano, asesor de la gerencia médica.

La estrategia de reducción (desescalada) en la cantidad de camas se mantiene en la fase II, todavía hay camas en salón habilitadas para pacientes covid en los hospitales Rafael Ángel Calderón Guardia, México, Escalante Pradilla y Nacional Psiquiátrico. En lo que respecta a camas en UCI, se disponen en los hospitales San Juan de Dios, México, Escalante Pradilla, Calderón Guardia y Ceaco.

“Esta estrategia permite trazar la ruta para recuperar paulatinamente los servicios de otras enfermedades en mayor cantidad, aumentar de forma paulatina la producción quirúrgica y reducir los costos de operación institucional en aras de la sostenibilidad del seguro de salud” explica la doctora Yerli Alvarado Padilla, asesora de la gerencia médica.

Para avanzar en las fases establecidas, semana a semana, desde el ámbito central y local se monitorea y analizan cuatro factores: ocupación hospitalaria, casos activos (evaluación del crecimiento de casos), tasa básica de reproducción “R” (aumento sostenido de casos por tres semanas) y proyecciones (análisis de tendencias).

“La estrategia de desescalada es dinámica, heterogénea y se basa en el comportamiento de la pandemia, siendo importante resaltar que la institución cuenta con la base del trabajo arduo ejecutado desde marzo del 2020 en cada uno de los establecimientos de salud para hacer frente a la emergencia  y en el momento que se requiera, se cuenta con la experiencia para que se detenga la desescalada o bien se vuelva activar la estrategia de ampliación de camas de manera segura, oportuna y ágil” señala la asesora de la gerencia médica. 

Adicionalmente es importante recordar que la ampliación de camas permitió dotar del equipamiento requerido y se cuenta con el personal capacitado, lo cual evidencia además la gran capacidad de adaptación que ha demostrado en la atención de la pandemia todo el personal de la institución.

La CCSS planificó habilitar 986 camas para atención de pacientes hospitalizados en salón, alcanzando un máximo de 684. En UCI, la capacidad institucional prevista tope fue de 359 camas de las cuales se pusieron en operación 354.

De manera importante la desescalada, reconoce la doctora Alvarado Padilla, es posible, además, por el avance del proceso de vacunación del personal de la Caja, un total de 34 976 funcionarios ya tienen esquema completo y a 46 792 trabajadores se les aplicó la primera dosis, según datos al 12 de marzo. 

De acuerdo con el plan aprobado por la Junta Directiva de la Caja, la fase III considera la concentración de abordaje de pacientes severos y críticos en el Calderón Guardia y en el Ceaco.  Esto supone suprimir el 100% de camas moderadas en hospitales regionales, periféricos, México y San Juan de Dios.  Y se concentran pacientes leves en el hospital Nacional Psiquiátrico (HNP).

En la fase IV se considera la estabilidad de la emergencia por lo que se concentra el abordaje de todo paciente covid en el Calderón Guardia.  En esta etapa el Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE) y el HNP retomarían al 100% sus actividades ordinarias, brindando atención especializada como previo a la pandemia.

En este proceso de desescalada, los servicios de emergencias continuarán atendiendo los pacientes covid y otras patologías, mantener zonas diferenciadas, además de mantener y reforzar los grupos denominados Agrupación Regional de Traslado Especial (Arte) para el traslado de los pacientes covid a los centros hospitalarios que corresponde según sea su condición.

Los diferentes centros hospitalarios también atenderán los pacientes que ingresen con otra patología y sean sospechosos o positivos por covid, por ejemplo, “si una persona ingresa con un cuadro de apendicitis aguda, se aborda en el hospital donde consultó y se aísla según protocolo”.

Condiciones epidemiológicas favorecen desescalada de camas covid-19

Desde el punto de vista de la vigilancia epidemiológica, estamos en un periodo de meseta de la pandemia en Costa Rica explica el doctor Roy Wong McClure, de la subárea de Vigilancia Epidemiológica de la CCSS.

“Entre la segunda y tercera semana de enero comenzó una reducción importante de número de casos que requerían hospitalización general y en las unidades de cuidados Intensivos. En los internamientos en UCI se ha evidenciado una desaceleración, más pausado y en menor nivel que lo presentado en las hospitalizaciones generales” agrega el doctor Wong McClure.

A partir del mes de enero y hasta principios de mes de marzo, por primera vez en todo este tiempo de pandemia el valor de la tasa de reproducción “R” se mantuvo por debajo de uno, alcanzando 39 días de forma continua.

“Ese periodo tan prolongado ha sido sumamente importante y permite generar un alivio a los sistemas de salud para establecer un proceso de recuperación de servicios no covid. Esperamos continuar con una tendencia hacia la estabilización en el número de casos lo cual esperamos nos permita tener un mejor escenario para seguir gestionando nuevas hospitalizaciones por otras patologías y atender otras demandas de servicios de salud” añadió el epidemiólogo

Actualmente, un paciente hospitalizado en salón por covid-19 tiene una estancia promedio de 8 días cuando anteriormente era de 10 días y en UCI pasó de 18 días a 10 días.

 “Es importante recalcar que no hay una explicación clara del por qué está ocurriendo este proceso de desaceleración en la presencia de la infección de nuevos casos dadas por el virus.  por esta razón tenemos que ser extremadamente cautos porque justamente los factores que están llevando a reducir la curva de contagio de forma importante también podrían revertirse y generar el efecto contrario” concluye el doctor Roy Wong.

Publicado en El País
PROBAR" style="margin: auto; display: block;

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.