☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 17 Noviembre 2021

Miércoles, 17 Noviembre 2021 14:43

Asfaltado de “La Angostura” iniciará este mes

  • Se trata del proyecto que va desde Chacarita hasta el Yacht Club en Punaterenas, el cual incluye la ampliación de dos a cuatro carriles de la vía, espaldones panorámicos, ciclovías, paseo turístico y aceras contiguo a la playa.

Por las condiciones secas del clima, los cinco meses comprendidos entre este noviembre y finales de marzo, serán vitales para hacer importantes avances en el proyecto conocido como La Angostura, en la entrada al cantón central de Puntarenas.

Esta obra contempla la ampliación a lo largo de 2.890 metros de esta importante vía de acceso a la ciudad de Puntarenas, que pasará de 2 a 4 carriles. Tendrá, además, una acera multiusos, paseo marítimo, ciclovías y espaldón panorámico hacia el Golfo de Nicoya, lo que permitirá no solo agilizar el tránsito sino potenciar la actividad comercial y turística en la zona.

Para estos meses sin lluvias, se seguirá trabajando en la conformación de la base granular mejorada, en el sector que se ha venido ampliando, y está programado iniciar en estas semanas y hasta enero, la colocación sobre esta base dos capas de mezcla asfáltica en caliente, así como la construcción de sistemas de drenaje nuevos.

Las personas que visiten Puntarenas a partir de este mes de noviembre podrán observar también la construcción de 1.300 metros lineales del paseo turístico, una de las obras más esperadas de este proyecto, que no solo persigue dar una solución funcional a los congestionamientos viales, sino que, en sí mismo, representará un atractivo turístico. Se estima que para finales de marzo esté concluido.

Cronograma de ejecución

Entre este mes de noviembre y enero de 2022, se colocará mezcla asfáltica sobre el sector que se ha venido ampliando. Posteriormente, se proyecta desviar el tránsito actual por el nuevo eje costero. De esta forma, se podrá ejecutar la reubicación y sustitución de la tubería de agua potable del Acueductos y Alcantarillados (alrededor de 2.000 metros lineales). Se espera tener listo ese trabajo en 2 meses.

Para finales del primer trimestre del 2022, se espera tener la demarcación e instalación de componentes de seguridad vial, los sistemas de alumbrado público de la carretera y del paseo turístico, así como la construcción e instalación de las paradas de autobuses, entre otras obras.

Para el segundo trimestre del 2022 se planificó tener resuelto todos los procesos de expropiación cercanos a la zona del Yacht Club, y poder ampliar la carretera a dos carriles por sentido, en ese lugar, como fase final del proyecto.

Obra con atractivo turístico

El proyecto, que contará con un mirador panorámico con vista al Golfo de Nicoya, va desde Chacarita hasta el Yacht Club. Del total del recorrido de 2.890 metros que serán intervenidos, 1.279 metros corresponden específicamente a lo que se conoce como La Angostura, que es la parte más estrecha.

Los 2.890 metros del tramo de la ruta nacional 17 pasarán a tener 4 carriles de 3.3 metros de ancho, cada uno, y dispondrá de una acera multiusos de cinco metros de ancho, para ciclistas y peatones.

Por otro lado, contará con un espaldón panorámico, para que los vehículos estacionen y las personas logren disfrutar de la playa, el paseo marítimo del lugar y de los negocios que existen o se instalen en la zona.

Precisamente, se aprovecharán las áreas circundantes al proyecto para el paisajismo y la seguridad vial, que son espacios municipales, lo que reducirá considerablemente las expropiaciones, gracias a la colaboración del gobierno local.

El proyecto tiene un costo de $6.6 millones, unos ¢4.000 millones, en el marco del Programa de Infraestructura del Transporte (PIT), financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Publicado en El País
  • CCSS Desarrollará una estrategia estratificada de 8 fases.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) desarrollará una estrategia de desescalada estratificada de las camas destinadas a la atención de pacientes covid-19, lo que permitirá la recuperación de servicios de otras patologías.

Será un proceso paulatino ejecutado por fases, la decisión se tomó porque las condiciones epidemiológicas de la pandemia lo permiten, el país sigue en una situación a la baja de casos nuevos, lo que reduce la demanda de camas de hospitalización y fallecimientos por esta enfermedad, lo que permite a la Caja iniciar un proceso controlado para alcanzar un equilibrio en la atención de pacientes covid y otras patologías.

El Presidente Ejecutivo de la entidad, Romana Macaya indicó que, la inmunización contra covid-19 va por buen camino y se está cada vez más cerca de la meta del 87% de cobertura colectiva.  Igualmente existe la necesidad de recuperar servicios ordinarios en todos los hospitales.

Para el doctor Macaya la CCSS ha sabido responder a los retos exigidos por la pandemia, “logramos adaptarnos y replantear nuestro quehacer institucional para mantener los servicios básicos y esenciales en beneficio de nuestros usuarios y ofrecer en la medida de las posibilidades el abordaje requerido acorde a la severidad de la enfermedad covid-19” afirmó.

Los esfuerzos realizados porla CCSS de forma simultánea incluyen: muestreo y pruebas de laboratorio, seguimientos domiciliares, traslados de pacientes, hospitalización, vacunación, la atención de emergencias y problemas de salud prioritarios, uso de medios alternativos para seguimiento de pacientes con otras patologías, el mantenimiento de la cadena logística para garantizar los insumos, medicamentos y equipamiento necesarios, la gestión de información que ha permitido tomar las mejores decisiones de manera anticipada y el trabajo continuo de información y comunicación hacia la población.

De igual manera, en este año 2021, entre el 27 de abril y la primera semana de octubre se alcanzaron niveles muy altos de ocupación de camas UCI, por encima de la meta óptima: 528 camas el 25 de mayo y 490 camas el 15 de setiembre. Mientras que en camas salón “se llegó a utilizar hasta la última cama disponible”, el 25 de mayo con 911 personas y 889 el 28 de setiembre.

El 25 de mayo la CCSS registró 1.439 personas hospitalizadas. El día más alto de toda la pandemia.

Este panorama cambió, es un momento en que la pandemia permite trabajar en un escenario ordinario en el que puede desescalar camas destinadas a covid, y que se pueda dar una coexistencia de la atención de pacientes covid y otras patologías.

Ocupación de camas hospitalarias covid disminuye

El país presentó un 32% de reducción de los casos diarios en la semana del 7 al 13 de noviembre (246 casos diarios), respecto a la última semana de octubre.

De igual manera, los datos emitidos por el Área de Estadística en Salud, describe una tendencia a la baja en la ocupación de camas.  Tanto en cuidados intensivos como en salón, se observa una caída importante de la necesidad de camas por covid a noviembre del año en curso, y lo que da el punto de partida para la recuperación de servicios.

Para este martes 16 de noviembre, de las 352 personas confirmadas por covid, 147 ocupan una cama UCI y 205 estaban en salón, lo que significa una reducción del 20% en hospitalización y en fallecimiento intrahospitalarios se observa una disminución del 35%.

En la propuesta realizada por la CCSS también se revisó el histórico sobre hospitalizaciones, egresos, ingresos y traslados en pacientes que han sido abordados en camas de Unidades de Cuidado Intensivo y camas para abordaje salón-covid, la Caja presenta un periodo de seis semanas en que se ha sostenido mayor cantidad de egresos hospitalarios versus una reducción de ingresos. Mientras en la semana del 5 al 11 de setiembre se ingresaban 239 personas a UCI y egresaban 200, en la semana del 7 al 13 de noviembre, ingresaron 42 personas y egresaron 92 personas. 

Lo anterior favoreció presentar a la Junta Directiva de la Caja la propuesta de desescalada estratificada de camas para la atención de pacientes covid-19, la cual fue aprobada en la sesión de este jueves 11 de noviembre.

La recuperación de camas para aumentar la atención en otras áreas distintas al Covid, entre ellas la hospitalización de un mayor número de pacientes que requieren cirugía electiva y otras atenciones prioritarias.

En el caso que el país presente un repunte de casos, los servicios están en capacidad de iniciar de nuevo la reconversión, los cuales se encuentran fortalecidos por la experiencia adquirida a lo largo de la pandemia y el equipamiento dotado para la atención de los usuarios.

Desescalada de camas covid en fases

La Estrategia de desescalada estratificada de camas para la atención covid permite una ampliación y disminución de camas de acuerdo con lo que se necesita, basada en primera instancia en las capacidades de respuesta regional y enfocada en que la atención de covid se encuentre dentro de la atención ordinaria de los centros hospitalarios.

La doctora Yerly Alvarado, asesora de la gerencia médica explicó que se plantean dos escenarios cuya ejecución se propone en ocho fases: el ordinario, que corresponde al momento de la desescalada de camas covid y contempla la coexistencia de la atención de pacientes covid y no covid, la recuperación de servicios y la capacidad de respuesta local.

Y el extraordinario, se encuentra enmarcado en la reconversión de camas según la demanda y la reorganización de la red para la atención de un aumento de camas.

Escenario ordinario de desescalada

FASE 1:  Distribución en red hospitalización COVID. Ante la disminución de casos y principalmente de la demanda hospitalaria actual, se propone que cada red hospitalaria se organice de manera que pueda atender las necesidades de su población en cuanto a casos covid, de manera que le sea posible la recuperación paulatina de sus servicios que se han visto afectados debido a la pandemia.

En esta etapa se recalca la propuesta de cierre técnico del Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (Ceaco) para que retome su recuperación de servicios de hospitalización y la recuperación de pacientes post covid.

FASE 2: Reducción de camas en hospitales periféricos. Como resultado en la continuidad en la disminución de la demanda hospitalaria, se propone en esta fase como opción viable, la concentración de casos en centros de salud estratégicos, con el propósito de eficientizar los recursos disponibles y maximizar la recuperación de servicios hasta donde las condiciones epidemiológicas y la demanda de camas lo permita.

Los centros estratégicos son los siguientes:

Región

Centro de Salud

Brunca

Hospital Dr. Tomás Casas

Chorotega

Hospital La Anexión

Huetar Atlántica

Hospital Guápiles

Central Norte y Central Sur

Hospital Nacional Psiquiátrico

Aunado a lo anterior y en el caso del hospital Nacional Psiquiátrico, se readecúa la oferta de camas covid-19 para habilitar salud mental, cerrando para ello dos módulos y de manera que la cantidad de camas disponibles sea de 76 camas leves y 10 moderadas, con lo cual este centro inicia su recuperación de servicios.

FASE 3. Reducción de camas hospitales regionales. En esta etapa se haría un cierre técnico automático HNP, ya que toda la demanda de atención covid se puede sostener dentro de la labor ordinaria de la prestación de servicios de todos los hospitales del país. Eso será posible en un escenario ideal que estará marcado por el comportamiento de la pandemia y que será posible cuando covid sea endémico.

En esta fase también se hará la reorganización de camas hospitales nacionales. Es importante mantener un equilibrio de la cantidad de camas covid de los hospitales regionales y nacionales como la oportunidad de ir recuperando los servicios de acuerdo con la complejidad de cada uno de estos niveles.

FASE 4. Reducción de camas en hospitales nacionales. Corresponde a la concentración de los casos residuales de cuidados intensivos en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia y por ende el inicio de su desescalada total, de manera que los casos que manejan en los centros hospitalarios de manera ordinaria.

Escenario extraordinario

FASE 5. Distribución de casos en la red hospitalaria para atención covid. De la misma manera que lo hizo la fase No. 01, la ampliación de la oferta de camas covid dará inicio con una organización regional que permita dar atención oportuna a los casos.

FASE 6. Apertura en camas en hospitales nacionales. Con el fin de dar continuidad a la recuperación de servicios, el primer centro hospitalario en abrir camas para concentración de casos será el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia.

FASE 7. Ampliación de casos leves a nivel regional. La concentración de casos en centros estratégicos se considera en esta fase de aumento de casos sostenidos, para el requerimiento de camas leves y moderadas.

FASE 8. Medidas extraordinarias. Ante un aumento de casos que sobrepase la capacidad hospitalaria nacional, deberá valorarse con base en las condiciones epidemiológicas, las necesidades regionales y las posibilidades que se tengan a nivel de la Institución.

Publicado en El País
  • Se estima que la población adulta mayor podría llegar a ser al menos 20% en 2050.

Según los datos que se desprenden del Índice de Envejecimiento Cantonal (IEC): 2015, 2020 y 2025, elaborado por el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan), en coordinación con el Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (CONAPAM) y con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) Costa Rica.

El documento cita, “(...)el país demográficamente se encuentra en un proceso de envejecimiento y esto implica cambios en las necesidades de la población, ya sea de educación, salud, infraestructura, etc., el cambio demográfico es una realidad y obliga a la sociedad a pensar en un desarrollo costarricense en función de las edades de la población, ya que el envejecimiento biológico reviste consecuencias y consideraciones sociales, económicas, culturales muy diferentes según el momento y el lugar”.

La población mayor de 65 años constituía el 6% en 2008, 8,9% en 2020 y de acuerdo con las proyecciones poblacionales del INEC, para 2030, se estima que llegará a 13% y a más de 20% en 2050. Esto significa que las políticas públicas a mediano y largo plazo deberán abocarse a revisar y actualizar el pacto generacional vigente, con el fin de establecer una adecuada prestación de servicios y prestar atención a temas como pensiones, salud pública y educación, entre otros.

Población costarricense se encuentra en proceso de envejecimiento 2.jpg - 272.20 kB

 

Este índice hace una medición y clasificación de los cantones del país con respecto a la temática del envejecimiento de la población, mediante estimaciones y proyecciones nacionales y cantonales; se constituye en una herramienta para la toma de decisiones, el seguimiento y la evaluación en las instituciones que trabajan con Personas Adultas Mayores (PAM), así como en la asignación y reorientación de los recursos del Estado y sus instituciones hacia las diferentes áreas geográficas del país.

La investigación la realizó la Unidad de Análisis Prospectivo y Política Pública del Mideplan, con datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), siguiendo un enfoque de derechos humanos y toma en cuenta condiciones de la PAM en el pasado, presente y futuro con miras a fortalecer las oportunidades para su desarrollo en un proceso de envejecimiento como ciclo de vida.

Situación por cantones y regiones

De acuerdo con el porcentaje de adultos mayores de cada cantón, el IEC los clasifica en jóvenes, en proceso de envejecimiento y envejecidos. Para 2020 13,41% se encontraban en el primer grupo y 86,59 en el segundo, mientras que para 2025 se estima que el 79,27% estarán en proceso de envejecimiento y 13,41 envejecidos.

En las primeras posiciones de los cantones en proceso de envejecimiento se sitúan Montes de Oca, San Mateo, Atenas, Nicoya y San José y al otro extremo de la tabla se ubican Matina, Garabito, Talamanca, Sarapiquí y La Cruz como los cantones más jóvenes.

En la clasificación por regiones se tiene que en la Región Central sus 45 cantones se encuentran a 2020 en un proceso de envejecimiento y para 2025 se estima que 7 de ellos pasarán a la categoría de envejecido.

Por otro lado, en las regiones Huetar Norte y Huetar Caribe ocho de sus cantones se mantienen en la clasificación joven y cuatro en proceso de envejecimiento y para 2025 cuatro se clasificarán en proceso de envejecimiento y no se prevé que esos cantones pasen al estado de envejecidos.

Población costarricense se encuentra en proceso de envejecimiento 4.jpg - 257.28 kB

Publicado en El País
Miércoles, 17 Noviembre 2021 09:26

Incertidumbre en la recta final

Dio inicio el mes de noviembre y al entrar en la recta final de este 2021 no existen, en el ánimo de la población costarricense, motivos para mostrar rasgos de satisfacción y esperanza, contradiciendo con esto, que somos uno o el país más feliz del mundo.

De las actividades que más apasionan a los costarricenses, la política y el futbol, logran como en otras épocas ilusionar a los ciudadanos y, por el contrario, la desazón, la incertidumbre y el temor ocupan un espacio en la mente y en el corazón de los ciudadanos.

Vivir durante casi dos años con la nefasta presencia de la pandemia, originada en el contagio del coronavirus, ha impactado todas las actividades en mayor o menor grado en casi todos los países del mundo, y ha provocado un retroceso generalizado en el desarrollo del comercio, la educación, el empleo, el transporte, el turismo y prácticamente todas las actividades productivas.

Ni que decir del terrible efecto que también han sufrido los sistemas de salud de todos los países, obligados a reinventar la forma de atender a los enfermos del Covid 19, mediante la aprobación de cuantiosos presupuestos de gastos para contratar personal especializado, transformar los centros hospitalarios e invertir en la compra de vacunas.

Tal vez lo único rescatable de la pandemia sea el avance de la ciencia acerca de los medios que deben aplicarse para combatir eventuales epidemias en el futuro.

Al analizar la situación social y económica, utilizando como herramienta los resultados de la reciente investigación del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) y la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica, se deduce que cuatro de las problemáticas con más menciones en los estudios de opinión son el desempleo, el costo de vida, la seguridad y la corrupción, sin dejar de la lado los desafíos para el sector educativo del país, potenciados por las brechas debido a la pandemia.

Ante la consulta de los investigadores a los encuestados acerca de si ¿Consideran que la situación actual sobre cada uno de los temas ha mejorado o empeorado con respecto a hace doce meses?  la mayoría de las personas entrevistadas perciben que los temas de la educación, la seguridad, el desempleo y el costo de la vida, se encuentran en peores condiciones en la actualidad en comparación con doce meses atrás.

Podríamos seguir desmenuzando los resultados de la radiografía del CIEP sobre nuestra realidad,  pero también debemos concluir que sobre las dos pasiones del tico como son la política y el futbol no podemos esperar resultados optimistas.

Acerca del futbol concluimos que nos dormimos en los laureles y solo un milagro nos permitirá tener presencia en el próximo campeonato mundial a celebrarse en Qatar.

En cuanto a la campaña política, el pronóstico no se presenta alentador porque es casi un hecho que deberá realizarse una segunda ronda electoral, que nos depare un Presidente con “edad madura, con experiencia política, con trayectoria empresarial, que represente un cambio y que tenga capacidad de negociar, sin importar el género” como lo deseamos los costarricenses según el CIEP.

Veremos del menú de 26 partidos, oficialmente reconocidos por el TSE, quien cumple con estos atributos que demanda el electorado. Por ahora un partido, que podríamos llamar abstencionismo, sería el indiscutible ganador con un 48%.

Publicado en Editorial

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.