☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Banner IFAM

Elementos filtrados por fecha: Jueves, 07 Octubre 2021

Jueves, 07 Octubre 2021 13:10

Tres focos culturales en Guanacaste

1. La Sociedad de Fomento de Liberia (1901-1904), organización que funcionó a principios del siglo XX, procuró el estímulo cultural del cantón. Había una imprenta y publicaban el semanario “La Vanguardia". 

No cabe duda de que dicha Sociedad se constituyó en un germen que forjó el amor por las letras. Entre sus miembros: Manuel Benito y Raúl Santos Estrada; Francisco, Abraham y Felipe Mayorga Rivas; Egérico, Federico y Francisco Faerron; Antonio Álvarez Hurtado, Miguel Vásquez Rocha, Salvador Villar Muñoz, Virgilio Salazar Leiva, Manuel Chamorro Bolandi, José Cabezas y Angélica Villarreal Briceño. También los nicaragüenses Domingo Antonio Henríquez y Fernando Solórzano.

PROBAR" style="margin: auto; display: block;

El líder espiritual de la Sociedad de Fomento de Liberia fue Francisco Mayorga Rivas (1862–1940), quien fungió como Gobernador de la Provincia en dos ocasiones y diputado en tres oportunidades.  La Sociedad de Fomento de Liberia (SFL) no editó libros y los periódicos se destruyeron, pero su fuerza espiritual fue un germen que sería retomado por otras organizaciones.

De este grupo, destaco la presencia del Lic. Francisco Faerron Suárez (1873-1961), de quien recopilamos y editamos su libro Cuentos tropicales (San José: Lara & Segura, 2019: 183), cuya presentación, selección y notas estuvo a mi cargo. Fue un proyecto editorial muy particular, pues sus originales estuvieron resguardados durante 58 años. Contó con el auspicio y coordinación de sus tres nietas: María Lorena Faerron Rivera, María Leticia Faerron Ramírez e Ivette Faerron Ramírez.

***

2. La Asociación Guanacasteca de Autores (1958-1971), fundada en Las Juntas de Abangares. Sus dos objetivos: a. Descubrir a los creadores guanacastecos, en las diferentes ramas de la literatura, b. Procurar un acercamiento entre los escritores, efectuando reuniones en las que pudieran presentarse intervenciones artísticas.

Integraron la Asociación: Miguel Ángel Vidaurre, María Leal de Noguera, Hernán Elizondo Arce, Antonio Obando, Miguel Araya Venegas, Fanny Herrera, Luis Marín, Ulises Delgado, Rodolfo Salazar, Antonio Nicolás Carrillo, Gerardo Gómez Ramírez, José Ramírez Sáizar, Guillermo Espinoza, Eduardo Aguilar, Medardo Guido, Alejandro Salazar Solórzano, Ofelia Gamboa, Adalberto Meza, Florentino Cruz, Allen Pérez, Emel Velázquez y Leví Vega Martínez.

La Asociación se reunió, en promedio, unas tres veces al año. Su sede fue rotativa: Las Juntas de Abangares, Nicoya, Liberia y Cañas.  Como grupo no hubo publicación de revista ni de libro antológico, sin embargo, la mayoría de ellos editan con posterioridad. El alma de esa Asociación fue Miguel Angel Vidaurre, quien en 1937 se propuso compilar una antología literaria guanacasteca, junto con Napoleón Martínez, proyecto que no fructificó, al desaparecer el texto.  La reunión de cierre se realizó en 1971, en la casa de Miguel Ángel Vidaurre, en Gamalotal de Nicoya.

Antonio Nicolás Carrillo escribió: “Cuando las vías de comunicación en Guanacaste no eran las mejores, cuando el todo llanero parecía aislado, hubo un reencontrarse de algunos hombres y mujeres con ideales superiores en la provincia” (Carrillo, 1999: 8).  La (AGA) Asociación Guanacasteca de Autores (1958–1971), no tuvo el apoyo de entidades gubernamentales, por ello:

“Se debe reconocer su alto espíritu de entrega y lucha, en un contexto con distancias notables. La relacionan con profesores y maestros. Dio luz y estímulo a la creación literaria

Fortaleció la literatura guanacasteca con sus tradiciones, pero faltó la colaboración de los líderes comunales, centros educativos y careció de contenido económico y tiempo. Mantuvo los ideales de protección y empuje a la literatura guanacasteca. Organizó, promovió y difundió la literatura guanacasteca”.

***

3. El Centro Literario de Guanacaste (1974, hasta la fecha, 2021). Se  funda el 20 de marzo de 1974. Tres años después de concluir sus actividades la AGA. El animador, organizador y fundador es el Lic. Marco Tulio Gardela Ramírez (Quepos, 1950), quien reside en Liberia, desde 1972 hasta la fecha.

En una primera etapa (1974–1986) se denominó Centro Literario de Liberia, pero debido a sus alcances de trabajo cultural, se constituyó en el Centro Literario de Guanacaste, desde el 5 de noviembre de 1986.  En la reunión de apertura estuvieron: Rodolfo Salazar Solórzano, Luz Jirón García, Marco Tulio Gardela Ramírez,  Guillermo García Murillo,  Juan Velit Granda y cinco asistentes no identificados. Quien escribe, se integró desde setiembre de 1974 hasta hoy, como su responsable de publicaciones y vicepresidente.

En sus inicios, participaron alumnos del Colegio Agropecuario de Liberia y del Instituto de Guanacaste, junto con personas afines. Posteriormente, el Centro aglutinó a creadores de toda la provincia, edad, condición, creencia. En su pluralidad  radica su larga trayectoria y vigencia. El grupo es una mezcla de academia, tertulia y taller.

Han sido años intensos, duros. Han querido acallar sus voces, pero no han podido. Las voces estallan, debe saberse. La fortaleza del Centro Literario de Guanacaste estriba en su independencia.  Poco a poco, sin muchos recursos, pero con voluntad, la que esgrimieron nuestros antepasados, se ha ido conformando una fortísima conjunción de voluntades.

A pesar de todo, el Centro Literario dice ¡Presente! Aquí estamos. No nos hemos ido. La cultura se yergue. Ningún poema ha bajado la guardia.  El Centro se ha ido afirmando como una realidad cultural. Nunca los proyectos del Centro han subordinado a la conciencia. Defino al Centro como una brigada cultural.

Escasos grupos culturales del país han alcanzado tantos años de esfuerzo continuo, como el Centro Literario de Guanacaste con 47 años de trabajo voluntario por la cultura.  Su agenda incluye: presentación de libros, edición de cuatro revistas, mesas redondas, antologías, conferencias, charlas, recitales, reuniones mensuales ininterrumpidas, presentaciones radiales, televisivas, veladas en la capital, confrontación de  lo propio con  autores, tanto nacionales como extranjeros, reforzados, en los últimos años,  a la luz de sus contactos culturales  con los poetas invitados a los  Festivales Internacionales  de Poesía de  Costa Rica y, ahora, en tiempos de pandemia, con presentaciones,  recitales y actos virtuales.

Los objetivos que guían la tarea cultural del Centro Literario de Guanacaste son: Fomentar el arte literario en Guanacaste. Fortalecer la guanacastequidad. Participar en el quehacer cultural guanacasteco y nacional. El Centro se reúne el primer sábado de cada mes. Desde el año anterior, a causa de la pandemia de la Covid-19 se han suspendido los encuentros, en acatamiento a las recomendaciones sanitarias, pero se han organizado diversas actividades, en las cuales sus miembros siguen participando activamente.

El escritor Alfonso Chase, Premio Magón, expresa: “El Centro Literario de Guanacaste es ejemplar en su afirmación cultural. La unidad de sus integrantes trasciende lo individual para dar una imagen completa de un trabajo en equipo” (Chase, 1988: 19).

Lic. Miguel Fajardo Korea
Premio Nacional de Promoción y Difusión Cultural
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en La Provincia
PROBAR" style="margin: auto; display: block;

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.