Elementos filtrados por fecha: Domingo, 28 Junio 2020

  • Es un avance en el proceso de transformación digital de la institución.
  • Entidad además incentiva a clientes a que utilicen medios electrónicos para sus transacciones.

El Banco Nacional recibió el viernes pasado la “Certificación L” (eLe, Entidad Libre de Efectivo) que otorga el Banco Central de Costa Rica (BCCR), esto por la digitalización de procesos operativos relacionados a obligaciones contractuales como pago proveedores, gestión de planilla, gestiones legales, y otras obligaciones con diferentes entidades tanto públicas como privadas, así como cualquier gestión que signifique transacciones electrónicas de dinero.

Para obtener la certificación, el Banco se sometió a un proceso de evaluación y verificación por parte del BCCR para demostrar que realiza más del 90% de todas sus transacciones por medios de pago electrónicos, uno de los requisitos establecidos en la iniciativa. En este caso, el Banco obtuvo una nota del 100% demostrando que todos sus procesos administrativos son 100% digitales.

Desde plataformas como BN Internet Banking Personal se realizan más 76 mil transacciones diarias en las cuales se tranzan más de 16 mil millones de colones por día. En BN Internet Banking Corporativo se realizan más de 115 operaciones para un monto tranzado en 111 mil millones de colones diarios. El uso de la tecnología facilita la operación de la organización e impacta directamente en la eficiencia debido a que literalmente en segundos la transacción queda acreditada.

El Programa L forma parte de las acciones del Banco Central para promover la eficiencia y seguridad del sistema de pagos costarricense. Desde hace varios años, el BCCR ha venido trabajando, en coordinación con el sector financiero nacional, en el desarrollo y modernización de los distintos servicios de cobro y pago que se ofrecen a los agentes económicos, con el fin de brindarles una mayor eficiencia y seguridad al momento de realizar sus transacciones comerciales y financieras.

El reconocimiento al Banco Nacional fue recibido por el Gerente General del Banco Nacional, señor Gustavo Vargas, miembros de la Junta Directiva, y funcionarios de la administración superior del Banco Nacional.

El efectivo, cada menos necesario:

La certificación eLe está directamente vinculada a una banca en la que incentiva a los clientes a usar cada vez menos el efectivo y migrar a plataformas digitales.

El pasado 2019 BN Fondos recibió la certificación eLe como una organización libre de efectivo y con esto demuestra también, que la transformación digitalización es parte de todo el Conglomerado.

Además, el Banco Nacional ha promovido los pagos electrónicos en doce ferias del agricultor en el territorio nacional, empezando por la de Alajuela, una de comunidades que cuenta con una feria de las más grandes. Más de 110 productores reciben sus pagos de manera electrónica. El Banco Nacional ha facilitado también con el uso de Sinpe Móvil como medio de pago cada vez más común entre nuestros clientes.

 

Publicado en El País
  • Proceso de más de ocho años para la creación de esta nueva área protegida, constituye un hito histórico en materia de gobernanza, cambio climático y ordenamiento espacial marino.

Este lunes, 29 de junio, el presidente de la República, Carlos Alvarado y el ministro de Ambiente y Energía, Carlos Manuel Rodríguez, anunciaron la creación de la Área Marina de Manejo Barra del Colorado, ubicada en la zona norte de Limón, entre las 7 y las 12 millas del mar territorial y colindante con la frontera marina con Nicaragua.

Con una extensión de 667,82 km², la nueva área protegida permitirá conservar los espacios de tránsito y sitios de reproducción de camarones, langostas, peces, rayas, mantas, tiburones, mamíferos y tortugas marinas. Algunas de estas especies se encuentran amenazadas y en peligro de extinción.

El proceso de creación de la nueva área protegida -que se extendió durante los últimos ocho años- fue liderado por las comunidades vecinas, con acompañamiento del Área de Conservación Tortuguero (ACTo) del Sistema Nacional de Área de Conservación (SINAC) y contó, además, con el apoyo técnico y financiero de de la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS) y fondos de la Iniciativa Regional de Seguridad para América Latina (CARSI, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica.

La nueva área marina de manejo permitirá la recuperación de poblaciones de interés pesquero, que contribuyen con el mantenimiento de la salud del ecosistema y mejoran la calidad de vida de los habitantes de las comunidades aledañas que dependen de algunas de estas especies para su alimentación y comercio.

El principal enfoque de la nueva área marina de manejo será la conservación, el aprovechamiento sostenible y la distribución justa y equitativa de los recursos marino-costeros. “Las diferentes instituciones competentes le darán especial importancia en su planificación a la atención de los objetivos de conservación, desarrollo, manejo y atención de los grupos humanos que intervienen.

Extensión

La nueva área marina de manejo colinda con el Área Marina de Pesca Responsable Barra del Colorado (establecida en 2019), lo que establece un hito, ya que por primera vez, de manera conjunta, serán gestionadas un área marina de manejo (AMM) y un área marina de pesca responsable (AMPR).

Con ese objetivo, se conformó una Comisión Interinstitucional, integrada por SINAC, INCOPESCA, el Servicio Nacional de Guardacostas, la Municipalidad de Pococí y los consejos locales de Barra del Colorado, para la coordinación, gestión integral y gobernanza del AMM y del AMPR, así como la implementación del Plan General de Gestión Compartida y facilitar las acciones necesarias para asegurar la participación social, la conservación, la vigilancia y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales presentes en estas áreas.

La creación de esta área marina de manejo es el resultado de un proceso de 8 años de trabajo con las comunidades. Se enmarca en el mecanismo actual de gobernanza y que permitirá planificar las acciones que involucren el mar para asegurar el mayor beneficio para el océano y el bienestar económico para las comunidades.

Con la creación de esta AMM, se consolida -en el Caribe Norte costarricense- un gran bloque de área protegida, conformado en la parte marina por la nueva AMM, el AMPR Barra del Colorado y el área marina del Parque Nacional Tortuguero. Mientras que, en la zona terrestre, abarca el Parque Nacional Tortuguero y los refugios nacionales de vida silvestre Barra del Colorado y Archi Carr.

Logro de la comunidad

El proceso de creación de la nueva área protegida fue liderado por las comunidades vecinas, con acompañamiento del Área de Conservación Tortuguero (ACTo) del Sistema Nacional de Área de Conservación (SINAC), e incluyó el fortalecimiento de plataformas de diálogo y coordinación entre instituciones gubernamentales y grupos organizados de vecinos.

Lilia Briones, presidenta de la Asociación de mujeres peladoras y procesadoras de Barra del Colorado, “como comunidad es muy importante la creación del área marina de manejo para enfrentar el problema del cambio climático, que nos ha afectado bastante. Si nosotros no protegemos todas las especies que tenemos de pesca en Barra del Colorado, va a llegar el momento en que no vamos a tener nada”.

Con el apoyo técnico y financiero de la Asociación Costa Rica por Siempre (ACRXS) y fondos de la Iniciativa Regional de Seguridad para América Latina (CARSI, por sus siglas en inglés) de la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica, las comunidades establecieron redes de cooperación entre instituciones y grupos comunales para la atención de temas de preocupación local y de seguridad ambiental, lo que permitió fomentar la creación de la Red Comunitaria de Comités Locales de Seguridad y la Red de Emprendedores del Caribe Norte, entre otros.

Este trabajo conjunto se ve fortalecido con la elaboración de un protocolo denominado “Mecanismo de Coordinación Institucional”, el cual formalizó el interés general de todos los actores locales por mejorar la comunicación y esfuerzos conjuntos por la seguridad humana y el bienestar del Caribe Norte. Además, se elaboró una Guía de Seguridad Comunitaria para mejorar la atención de este tema en la región.

“Las áreas protegidas son un motor para las economías de las comunidades aledañas que se ven beneficiadas por los servicios ecosistémicos que estas brindan y nuevas oportunidades de negocios. Además, la creación de esta área protegida le permite al país avanzar en las metas de conservación, el aprovechamiento sostenible de los recursos y los compromisos internacionales”, indicó Zdenka Piskulich, directora ejecutiva de la ACRXS.

Publicado en El País

Todos los derechos reservados © Periódico Guanacaste a la Altura