☏ +506 2671-2357 • ✉ [email protected]

Elementos filtrados por fecha: Lunes, 13 Julio 2020

  • Casos nuevos reportados este 13 de julio en Guanacaste: Cañas 4, Liberia 1 y Santa Cruz 1
  • Costa Rica registra un total de 8036 casos confirmados desde el inicio de la pandemia

Hoy, lunes 13 de julio, 2020, el país registra 440 casos nuevos de COVID-19, para un total de 8036 casos confirmados, con un rango de edad de cero a 96 años. Se trata de 3458 mujeres y 4578 hombres, de los cuales 5666 son costarricenses y 2370 son extranjeros.

Se contabilizan casos positivos en 80 cantones.

Por edad: 6522 adultos, 391 adultos mayores y 1033 menores de edad, 90 se encuentran en investigación.

Se registran 2304 personas recuperadas en 79 cantones. Los casos recuperados tienen un rango de edad de cero a los 94 años, de las cuales 1018 son mujeres y 1286 son hombres, por edad tenemos: 1795 adultos, 104 adultos mayores, 345 menores de edad y 60 se encuentran en investigación.

161 personas se encuentran hospitalizadas, 30 de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los cero a los 82 años.

Se registran 31 lamentables fallecimientos, 12 mujeres y 19 hombres con un rango de edad de 26 a 92 años.

 Actualización diaria (nacional, cantonal y hospitalizaciones): https://bit.ly/3hIMPk4

Datos disponibles para descarga: https://bit.ly/2UYCtCM

 

Publicado en El País
  • Durante la pandemia de COVID-19

Más de 100 mil centroamericanos están siendo beneficiados con acceso a alimentos y otros productos de primera necesidad, a través de los Bancos de Alimentos en Costa Rica, Guatemala, Honduras y Nicaragua, con una contribución por parte de Cargill de US $ 224,500.00, en alivio a la pandemia por COVID-19 en la región.

Cargill y sus marcas comerciales refuerzan su compromiso con Centroamérica y a través de esta nueva contribución a favor de cientos de familias de mayor vulnerabilidad que han podido complementar y mantener su seguridad alimentaria gracias a la gestión de los Bancos de Alimento en cada país.

Comunidades beneficiadas

Los beneficiados con la entrega de alimentos y productos de primera necesidad en la región son: 25 mil personas en Costa Rica, 30 mil en Guatemala, 29 mil en Honduras y más de 16 mil en Nicaragua.

Para la entrega y distribución de la ayuda, los Bancos de Alimento han trabajado junto con organizaciones asistenciales en cada uno de los países, que atienden a poblaciones vulnerables. También Cargill les ha brindado apoyo logístico para la contratación de personal para empaque, recuperación y distribución de alimentos, compra de unidades de transporte y combustible, equipos para sus bodegas de almacenamiento, entre otros.

“Seguimos comprometidos con esta región y viviendo nuestro propósito de nutrir al mundo de forma segura, responsable y sostenible. Desde el inicio de esta pandemia, hemos realizado esfuerzos e inversiones adicionales para contribuir a solventar las principales necesidades de nuestras comunidades”, expresó Xavier Vargas, Presidente de Cargill Centroamérica.

Este es solo un ejemplo de cómo Cargill está trabajando con organizaciones sin fines de lucro y ONGs socias en todo el mundo para apoyar la seguridad alimentaria, salud y seguridad y los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria, debido a la propagación de COVID-19. Además de donaciones monetarias, estamos colaborando con organizaciones sin fines de lucro de todo el mundo para donar alimentos, ingredientes y otros productos de alta necesidad para aquellos que son vulnerables durante esta pandemia. Por ejemplo, Cargill ha donado en todo el mundo más de 1,500 toneladas de alimentos a comunidades locales donde viven y trabajan nuestros empleados. La respuesta COVID-19 global y regional de Cargill se guía por nuestro propósito de nutrir al mundo de una manera segura, responsable y sostenible.

Para conocer más sobre el impacto positivo logrado por Cargill y sus organizaciones socias, visite la página: https://www.cargill.com.hn/es/comunidad.

Publicado en El País
Lunes, 13 Julio 2020 03:40

El compromiso del Banco Popular

OPINIÓN

Marvin Rodríguez Calderón

Gerente General del Banco Popular

Hace 51 años – el 11 de julio de 1969 – se hizo el primer depósito en el Banco Popular, institución que surgió de la visión de futuro y el compromiso social de personas como el presidente de la República, José Joaquín Trejos Fernández, y la diputada Cecilia González de Penrod.

En medio de un ambiente de transformación social, donde se requería de la atención urgente de una clase trabajadora sin acceso al sistema financiero, la hoja de ruta del Banco Popular se trazó con claridad: democratizar el crédito, luchar contra la usura y estimular la capitalización social del ahorro como factor estratégico del desarrollo.

Más de cinco décadas después, esa misión está más vigente que nunca y quienes conformamos el Banco Popular y de Desarrollo Comunal, ratificamos el compromiso de seguir construyendo bienestar y ser parte de la solución a la grave crisis económica y social que vive el país ante los efectos de la pandemia.

A través del equilibrio entre nuestra solidez financiera y el sello social, estamos llevando adelante acciones para responder de forma ágil, oportuna y eficiente a miles de personas trabajadoras y sectores que están siendo afectados.

Hechos, no palabras

Ejemplo de esto es como responsablemente, y en cumplimiento del deber establecido en la Ley Orgánica y la Ley de Protección al Trabajador, haremos en los próximos días la distribución a las operadoras de pensiones de más de ¢137 mil millones por concepto del Fondo de Trabajo, compuesto por el Ahorro Obligatorio de cada trabajador y el respectivo Aporte Patronal, en beneficio directo de más de 1.5 millones de personas y su futuro. Solo en los últimos años distribuimos por este concepto más de ¢720 mil millones de colones, incluyendo más de ¢37.300 millones de intereses reconocidos por la Institución, beneficiando cada vez a una cantidad mayor de personas.

También trasladamos más de ¢12 mil millones – provenientes de las utilidades del año 2019 –, tanto a los Fondos Especiales que permiten, por ejemplo, brindar acceso a vivienda a familias de clase media y baja, así como al Fondo Especial para el Desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas (FODEMIPYME) y al Programa Mujer BP Empresaria, entre otros.

Además, hemos brindado opciones de apoyo directas para aquellos clientes que depositan su confianza en el Banco Popular y que han sentido los efectos de la crisis. En una primera fase – desde el inicio de la emergencia – a través del ‘Programa Beneficio Solidario’ se aprobaron 84 mil operaciones, con más de 60 mil personas físicas y jurídicas beneficiadas, lo que representó un alivio en el flujo de caja y cuotas de operaciones, con un impacto en saldos de cartera por el orden de 1.08 billones de colones.

El pasado 25 de junio se lanzó una segunda fase de medidas, incluyendo ampliaciones de plazos, ajustes de tasas de interés o periodos de gracia para clientes. En solo dos semanas ya se registran casi 20 mil operaciones, para atender en total unas 11 mil solicitudes, con saldos de cartera por el orden de los ¢250 mil millones.

Y como el eje del modelo del Banco Popular es la protección de las personas trabajadoras, en el debate sobre las tasas de interés hemos dicho con claridad que, lejos de cerrar puertas, vemos en las nuevas regulaciones una oportunidad y estamos revisando todos los productos que ofrecemos para seguir garantizando que sus condiciones siempre sean la mejor opción del mercado. La fortaleza patrimonial y enfoque social del Banco no ha sido el resultado de generar cobros de este tipo, por lo que la prioridad siempre será el cliente.

Eficacia y responsabilidad social

Este es el compromiso claro que tenemos con Costa Rica y el 51 aniversario del Banco Popular nos permite ratificarlo con decisión, generando opciones para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos; siendo cada día una Institución más competitiva, cercana y de alto nivel tecnológico, que con liderazgo responsable y claridad estratégica hoy conforma un Conglomerado Financiero sólido y moderno, incursionando con éxito en los mercados de pensiones, fiduciario, bursátil y de comercialización de seguros.

Nos hemos fijado metas ambiciosas para los próximos años de historia, y alcanzarlas solo será posible con el empuje y la participación efectiva de todas las personas trabajadoras del país, que son los dueños y dueñas del Banco Popular.

A todos nos une el amor por Costa Rica, así como el anhelo de construir una sociedad más justa, inclusiva y sostenible, base esencial para un mayor crecimiento. Ahora, el momento complejo que atravesamos demanda que trabajemos más juntos que nunca por ese objetivo y nuestro futuro; es tiempo de colaborar y el Banco Popular responderá con eficacia y responsabilidad social.

Publicado en El País

El país contabilizó, la madrugada de este lunes 13 de julio, el fallecimiento número 31 de un paciente COVID-19, se trata de un hombre de 43 años, costarricense, vecino de San José.

El deceso ocurrió en el Hospital San Juan de Dios donde se encontraba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos desde el 8 de julio, mismo día que fue diagnosticado con COVID-19.

El fallecido padecía de asma bronquial y obesidad, factores de riesgo asociados a COVID-19.

El deceso se suma a los 30 lamentables fallecimientos ya registrados: 12 mujeres y 18 hombres con un rango de edad de 26 a 92 años.

Publicado en El País
PROBAR" style="margin: auto; display: block;

Todos los derechos reservados © El Periódico Guanacaste a la Altura es una publicación de la empresa Cañas al Día Sociedad Anónina.