Ganaderos se preparan para enfrentar cambio climático

En el marco del proyecto Fortalecimiento de Capacidades para la Adaptación al Cambio Climático, desarrollado por el CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza) y la Corporación Ganadera (CORFOGA), con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), cerca de 20 familias ganaderas de La Cruz, Guanacaste, aprendieron sobre nuevas herramientas para adaptar sus fincas al cambio climático.

“A través de este plan de capacitación que se implementó desde marzo de 2012, las familias ganaderas ahora se encuentran mejor preparadas para enfrentar los efectos del cambio climático, principalmente los veranos intensos sin que se comprometa su productividad”, afirmó Claudia Sepúlveda, líder del Programa Ganadería y Manejo del Medio Ambiente (GAMMA) del CATIE.

De acuerdo con Sepúlveda, el proyecto se realizó en La Cruz debido a que este cantón es el más vulnerable del país ante el cambio climático.

Por su parte, Leonardo Luconi, presidente de CORFOGA, afirmó que la corporación está cada vez más comprometida en potenciar las buenas prácticas medioambientales en la producción ganadera, pues la meta que tiene el sector es ser carbono neutral antes de 2021, y de esta forma derribar el mito de que la ganadería daña el ambiente.

“Nosotros siempre hemos trabajado en armonía con el medio ambiente. Lo que hemos buscado hacer a lo largo de los años, con iniciativas como estas, es mejorar la producción ganadera a través de actividades que también beneficien al planeta. Asimismo, creamos conciencia en los productores de que no solo deben capacitarse, sino también implementar lo que aprenden”, manifestó Luconi.

Durante las capacitaciones las familias aprendieron sobre el tema de productividad ganadera, generación de servicios ambientales, la importancia de los árboles en las pasturas y las cercas vivas, cómo establecer bancos forrajeros para alimentar al ganado en el verano y la protección de las fuentes de agua.

“La capacitación más que interesante era necesaria, gracias a lo que nos enseñaron hemos podido desarrollar otras actitudes para ir mejorando, nos han dado la pauta a seguir. Estamos comprometidos con implementar las prácticas que nos enseñaron, porque sabemos que estas nos van a ayudar a ser más competitivos”, comentó Edwin Duarte, Presidente de la Asociación de Ganaderos de La Cruz.

La idea es que a partir de 2013 las familias productoras establezcan las tecnologías que aprendieron en sus fincas. No obstante, según Sepúlveda, algunos ganaderos ya empezaron a implementar ciertas prácticas, por ejemplo, ya siembran pasturas mejoradas y han comenzado a dividir los potreros para hacer rotación de las pasturas.

Como parte del proyecto, las familias ganaderas también recibieron árboles para sus fincas, esto en el marco de un programa de pago por servicios ambientales con ganaderos, desarrollado por el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO), el cual es manejado a través de CORFOGA.