Fortuna y Guayabo de Bagaces disponen de centros diurnos para personas adultas mayores

Las comunidades Fortuna y Guayabo del cantón Bagaces que albergan una población de personas adultas mayores estimada en 1.389 cuentan a partir de este mes, con el beneficio de los servicios que ofrecen dos Centros Diurnos de Personas Adultas Mayores.

Debido a las condiciones geográficas de Bagaces los ancianos se encuentran distribuidos en distintos puntos del cantón y no en los núcleos de población. Ante esta situación se considera necesario activar las redes comunitarias que trabajan a través de las asociaciones locales; ya que son las instancias que conocen de primera mano las necesidades de las personas vecinas.

La inversión total en ambos centros fue de ¢226 millones, de los cuales el IMAS contribuyó con ¢145 millones, los lotes dónde se construyeron los albergues fueron donados por DINADECO y las Asociaciones de Desarrollo de Fortuna y de Guayabo contribuyeron con otras inversiones para la ejecución de las obras.

El Centro Diurno de Personas Adultas Mayores de Fortuna atenderá una población de entre 50 y 60 personas de este grupo etario, de 8:00 am a  3:00 pm; con 3 tiempos de alimentación, terapia ocupacional, terapia física y nutrición, así como servicio médico y de trabajadores sociales, mismos que corresponden al programa de voluntariado de esas localidades.

En la comunidad de Guayabo, el Centro Diurno de Personas Adultas Mayores se encuentra en funcionamiento desde hace algunos años y atiende a 25 personas, pero debido al tamaño de sus instalaciones no se lograba dar la cobertura adecuada; aspecto que se logra con las nuevas obras, ya que el nuevo centro cuenta con una capacidad de atención para 80 personas. El lugar estará abierto de 8.00 am a 5.00 pm; con 3 tiempos de alimentación, manualidades, ejercicio físico, psicología, nutrición, fisioterapia y como actividad especial, contará con una huerta.

Hojancha

Un nuevo Centro de Atención Integral al Adulto Mayor también fue inaugurado en Hojancha, por la presidenta Laura Chinchilla Miranda; quien destacó que el programa red de cuido al adulto mayor amplió su cobertura de atención a más de cinco mil personas.

Este centro beneficiará a ancianos en abandono y en condiciones de pobreza, que no disponían de un local público apto para que pudieran integrarse a procesos o actividades formativas, necesarias para el fortalecimiento de su autoestima y desarrollo de acciones acorde a sus necesidades.

La obra representó una inversión de ¢100 millones, el área de construcción es de 400 metros cuadrados, el centro será utilizado para la convivencia diaria de los adultos mayores y el desarrollo de actividades sociales, culturales, recreativas y formativas, que están relacionadas con su desarrollo integral.

Para la presidenta dela Repúblicaesta obra es una luz de esperanza para las familias más necesitadas que tienen un adulto mayor en una condición vulnerable o aquellos que están desprotegidos.

Nicoya

Las familias en condiciones de pobreza y que necesitan de un lugar adecuado para el desarrollo de actividades sociales, culturales, recreativas y formativas de Nicoya, se vieron beneficiadas con la inauguración de un salón multiuso cuya inversión asciende a los ¢69 millones.

Este proyecto viene a subsanar la carencia que existía al no disponerse de un local público apto, para que la población pueda integrarse a procesos de capacitación en el área productiva y fortalecimiento del conocimiento.