Fincas de la región Chorotega se unirán al programa NAMA Ganadería

  • Programa busca mejorar en el manejo de pasturas y del recurso hídrico, así como, en fertilidad del suelo, equipamiento de fincas, eficiencia de área productiva.

Mediante la alianza con la Fundación CRUSA y el apoyo del Ministerio de Agricultura y Ganadería y  la Cámara de Productores de Leche, a través del “Proyecto Resilientes: Ganadería Sostenible Chorotega” se busca beneficiar unas 40 unidades productivas de la provincia guanacasteca, con la finalidad de incorporar innovación tecnológica e implementación de buenas prácticas sostenibles asociadas a la NAMA Ganadería.

Entre los principales beneficios que busca el proyecto destaca que las personas ganaderas puedan mejorar en el manejo de pasturas y del recurso hídrico, así como, en fertilidad del suelo, equipamiento de fincas, eficiencia de área productiva y el aprovechamiento del agua de lluvia.

Para lograr la integralidad del proyecto se desarrollará un análisis de la situación de las necesidades de cada finca, así como la incorporación de mejoras tecnológicas, mediante capital no reembolsable, asesoría técnica e implementación de prácticas sostenibles en la unidad productiva en un plazo máximo de dos años.

El Proyecto Resilientes: Ganadería Sostenible Chorotega, busca 4 metas principales: la vinculación de al menos 40 fincas al proyecto que adopten una nueva tecnología y mejoren su estado empresarial y técnico; fincas con mayor resiliencia ante los efectos de la sequía producidos por el fenómeno del Niño; que el 80% de las unidades productivas vinculadas al proyecto fortalezcan sus capacidades de adaptación y recuperación ante efectos de eventos climáticos y, que al menos el 80% de las unidades productivas vinculadas directamente al proyecto registren un incremento en la rentabilidad promedio anual de su negocio posterior a la implementación del Plan de Mejoramiento establecido.

 “La implementación de acciones para la adaptación al cambio climático es fundamental para mejorar las condiciones de los ganaderos en Costa Rica, es por ello que desde el MAG, seguimos avanzando con el objetivo de que cada día sean más las fincas que se unan a la NAMA Ganadería en nuestro país para así lograr sistemas productivos más resilientes. Estamos conscientes que la sequía, acceso a fuentes hídricas, calidad de los pastos y la producción sostenible, son retos que enfrentan las personas ganaderas constantemente y proyectos como estos brindan una oportunidad para dar el salto a unidades más más productivas, competitivas, sostenibles e integrales”, señaló Fernando Vargas Pérez, viceministro de Agricultura y Ganadería.

En nuestro país actualmente existen registradas más de 2740 fincas bajo modalidad NAMA Ganadería, de las cuales el 34% son administradas por mujeres y un 16% por jóvenes. Recientes datos del programa arrojan que, las fincas NAMA han reducido más de 228.000 toneladas de dióxido de carbono, lo que representa el 10% del hato nacional y al menos el 17% del área dedicada al pastoreo. Además, la rentabilidad de las fincas aumenta entre un 11 a 18 %.

Para más información sobre el proyecto puede escribir al correo electrónico [email protected]