Démonos la oportunidad de emprender

OPNIÓN

Muchas veces, hemos querido emprender un negocio, pero con lo avanzado y desarrollado que está el mundo, en ocasiones nos preguntamos, ¿Qué puedo llevar a cabo en un mercado donde está la percepción de que ya todo está inventado? Sea cual fuese el caso, esa interrogante es la que nos limita a que no nos demos la oportunidad de emprender y desarrollar todas las habilidades, destrezas y potencialidades que hay dentro de nosotros. Porque seamos francos, a quien no le gustaría tener una idea revolucionaria que venga a cambiar el mundo y generarnos muchos ingresos, ¿quién no querría eso?

{loadmoduleid 208}

Sumado a lo anterior, por tradición y cultura, muchos costarricenses tenemos la mentalidad de trabajar para alguien y tener la comodidad de un salario cada mes o quincena, y con sus respectivas cargas sociales y en su defecto, prestaciones laborales; no se nos inculca ese liderazgo, esa ambición por emprender y crear empresas donde contribuyamos a construir un mejor país, porque en un mundo globalizado en el cual vivimos, cada vez más se necesitan emprendedores con una gran capacidad creativa, que sean capaces de cambiar la realidad, que promuevan el cambio, donde se generen oportunidades de empleo, se fomente el emprendimiento y que de igual manera estén comprometidos con la responsabilidad social y ambiental.

En los últimos años hemos visto como cada vez más aumenta el desempleo, cada día se agotan las posibilidades de conseguir una oferta de trabajo en el sector público y/o privado. Es así que, en el año 2019, la tasa de desempleo en Costa Rica cerró en 12,4%, siendo esta la más alta en una década, lo cual es sumamente preocupante.

Si el panorama desde hace tiempo se veía vulnerable y nublado para miles de costarricenses, ahora con el surgimiento de la enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2, y conocida en nuestro medio como Covid-19, se torna aún más grave. Muchas personas que contaban con un trabajo estable desde hace años, fueron afectadas ya que algunas empresas, se vieron en la obligación de recortar personal, o en el peor de los casos, cerrar por completo sus operaciones. Son muchísimas las personas que están viviendo esta tragedia, y con desesperación buscan la manera de sobrevivir, quizá algunos de ellos tenían ahorros o maneras de solventar por un tiempo la falta de ingresos, pero en otros casos hay personas que no tienen ni siquiera para comer. Esta situación nos preocupa a todos, porque somos empáticos y sabemos que es difícil de sobrellevar, más para las familias humildes y de muy escasos recursos. En pocas palabras el costarricense ante la crisis, cambio el ahorro por el crédito, haciendo más difícil de darle curso a esta situación por la que estamos pasando.

Lo anterior, nos obliga a poner a prueba nuestra creatividad y adaptarnos a las circunstancias actuales, ya que como citara Charles Darwin hace muchos años, “Las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

Entonces, lo primero es aceptar que las cosas están cambiando, y nada seguramente va a volver a ser como antes, por lo que hay que buscar la manera de satisfacer las necesidades de los clientes, que a pesar de todo lo que estamos pasando, esas necesidades se mantienen, siguen existiendo y están en constante crecimiento. La oportunidad está en nuestras manos.

Por tal razón, una opción viable en este momento, es reconocer la importancia de crear nuevas microempresas, ya que es un factor clave para el crecimiento económico del país, y el mantenimiento de la competitividad de las economías. Sabemos que es un proceso difícil pero no imposible. La solución no está en seguir esperando a que el gobierno haga algo. La historia nos ha demostrado que el gobierno lo más probable es que no hará nada y si lo hace, será para un corto tiempo. A tal fin, fomentar la iniciativa es responsabilidad y saber que nuestro compromiso será ayudar a la economía del país, y esto sólo se logra de una manera: CREANDO EMPRESAS. Como resultado, estaremos generando empleo y moviendo la economía de nuestro país.

Podríamos decir que uno de los medios para lograr este cometido, es lo que en los últimos tiempos se ha estado gestando y ha venido cobrando fuerza, con esto me refiero a las denominadas Startup, que son empresas de nueva creación que presentan unas grandes posibilidades de crecimiento y, en ocasiones, un modelo de negocio escalable. Este término va muy de la mano con empresas que tienen mucha relación con lo tecnológico, y que están unidas con el mundo del internet; eso es justamente lo que hay que incentivar ahora, que las personas utilicemos la tecnología, no sólo para la recreación, sino como una oferta novedosa para la creación de nuevos negocios.

Usar la creatividad e innovación sustentados en la tecnología, para crear una nueva normalidad, es nuestro principal reto, porque la parte digital llegó para quedarse y si cultivamos una cultura Startup conseguiremos evolucionar como sociedad.

La clave del éxito de una Startup está en, primeramente, crear un producto mínimo viable y analizar si mi idea de negocio le interesa a la gente y si podré ganar dinero con ella, como segunda parte está medir el mercado que nos permita darnos cuenta si estamos avanzando y estamos teniendo un aprendizaje que sea útil para el proyecto, y como tercer punto de este método, está el Aprender, y analizar si se está haciendo avances suficientes como para creer que nuestra hipótesis estratégica planteada al principio es correcta o debemos hacer un cambio en nuestra oferta. La base de todo es crear productos que vayan de la mano con las necesidades actuales de la población.

Es así, que en estos tiempos donde hay que evitar a toda costa el contacto físico, y nos recomiendan a toda costa el aislamiento, muchas microempresas se podrían estar preguntando, ¿y en mi caso cómo hago para trabajar si hay que respetar el distanciamiento social? ¿cómo hago para llegar a mis clientes? Bueno, tal vez podría utilizar algunas herramientas tecnológicas, como Facebook, Instagram, canales de youtube, chats en Whatsapp, gif, imágenes para reenvío masivo, y hasta utilizar la herramienta Tik Tok si fuese el caso, y buscar la manera de ofrecer sus servicios de manera virtual, donde le explique detalladamente al cliente lo que usted vende. Lo que hay que hacer es dar un paso hacia adelante y vencer la resistencia al cambio. A la vez, recordar que la calidad y el servicio van de la mano. Y sobre todo darle seguridad a nuestro cliente que su producto llegará con óptimo manejo en higiene.

En diferentes países se ha visto como muchas empresas o personas ven esta problemática como una oportunidad maravillosa para reinventarse, se ha visto como una lavandería decidió ofrecer su servicio de recogida y devolución en forma exprés, que, por cierto, es lo que más ventaja está tomando actualmente en el mercado. Por lo que el brindar la facilidad de satisfacer necesidades sin que su cliente tenga que salir de casa es un gran valor agregado en estos tiempos.

Vamos, anímese y dele rienda suelta a su creatividad e innovación creando una microempresa, que el país está necesitando de usted para mover la economía, ya que hay algunos ejemplos de cómo muchas empresas han reaccionado al cambio y han buscado la manera de adaptarse e innovar.

En nuestro curso de Emprendimiento y Creación de Empresas, impartido en la carrera de Dirección de Negocios de la Universidad de Costa Rica, sede Guanacaste, generamos conocimiento y aprovechamos la oportunidad para aprender a desarrollar nuestra creatividad e ingenio y de esta forma motivarnos a crear nuestra propia empresa y ser partícipes con la economía solidaria costarricense. Como dice don Fernando, el profesor de nuestro curso, cuando uno está enfrente de una crisis, esto hace que salga desde adentro de uno, la creatividad e inventiva para tratar de solucionar el problema que enfrentamos. Finalizo, rescatando un viejo adagio para reflexionar, que dice: Más vale tarde, que nunca”.

Milton Delgado Salazar / Estudiante de la Carrera de Dirección de Negocios.
Universidad de Costa Rica – Sede Regional Guanacaste

{loadmoduleid 212}