Consumo colaborativo una nueva tendencia

Imagen suministrada por el autor

OPINIÓN

* Yarixa Carolina Hernández Tejeda

A lo largo de los años las tendencias relacionadas con el consumo ha evolucionado y esto se debe a los avances en la tecnología digital, la cual ha generado un cambio que ha creado nuevas relaciones productivas relacionadas con los estándares de consumo mundial, debido a esto nace la economía colaborativa que es un sistema que consiste en compartir e intercambiar bienes y servicios a través de plataformas digitales, brindando una mayor confianza en la compra y venta, todo esto a cambio de recibir una compensación, lo que resulta beneficioso para todas las partes que participen en la actividad económica.

{loadmoduleid 196}

Además, tras la crisis actual de pandemia las empresas han tenido que ofrecer sus productos y servicios de forma virtual, haciendo que se dé un mayor alcance geográfico para crear un aumento de confianza hacia las plataformas de internet. Este modelo de consumo se basa en productos donde las personas utilizan un bien sin ser propietarios del mismo, con el fin de buscar un beneficio, también se basa en mercados de redistribución, dónde productos que merecen una segunda oportunidad, sean ofrecidos a personas que realmente lo necesiten como por ejemplo la empresa EBay que se dedica a la subasta y comercio electrónico de productos a través de internet.

Por consiguiente, el valor agregado que brinda este modelo a la economía, se basa en brindar una mejor producción y desarrollo de conocimiento, esto debido a que es compartido con varias personas y se pueden generar nuevas ideas de negocio, ya que la integración de muchas personas con distintas capacidades que se concentren en su área de especialización generará, un mayor campo en las posibilidades de creación, innovación y una mayor confianza para emprender con pequeñas, medianas o grandes empresas, que estas van a ir creciendo si se da un manejo adecuado de las mismas.

El consumo colaborativo se organiza mediante plataformas, la mayoría son online que relacionan a las personas que ofrecen un producto, un servicio o un trabajo con aquellas que tienen el deseo de utilizarlo, las cuales crean redes de suministradores y de distintos usuarios interesados en compartir los productos y servicios. La economía colaborativa busca ofrecer nuevas alternativas al sistema actual, ya que propone aprender a valorar los intangibles, las conexiones entre las personas y la capacidad de creación, considerándose como el futuro de la solidaridad entre los ciudadanos.

Un claro ejemplo de una empresa que lleva a cabo el consumo colaborativo es la empresa Uber, una persona pone a disposición un auto en una plataforma digital para dar un servicio, el conductor gana un ingreso, el consumidor consigue un servicio especializado y la plataforma gana una comisión, en este caso el consumo colaborativo se relaciona con tres papeles un proveedor un consumidor y una plataforma digital lo que ayuda a involucrar a las personas a la época de las conexiones digitales y ayuda al crecimiento de la economía de la empresa.

Para finalizar el consumo colaborativo tiene muchas ventajas, como por ejemplo brindar una mayor oferta al consumidor dando un mejor acceso a otras alternativas de comercialización, existe un ahorro económico por que este modelo busca mantener precios más reducidos, se da la gestión de los recursos este es un principio básico del consumo colaborativo porque genera un beneficio para todos, también facilita el emprendimiento, estimula la competencia y la actividad económica implementando valores de confianza en las relaciones económicas. Por estas razones es importante implementar esta nueva tendencia de consumo ya que se visualiza como el futuro de la economía.

* Estudiante de la carrera de Administración
Universidad Nacional, Sede Regional Chorotega, campus Liberia.