¿Cómo tener el control financiero de una pyme?

Gracias a las sugerencias de nuestros lectores volvemos a tocar el tema financiero enfocado en nuevas pymes.

Al emprender un proyecto o negocio propio, se hace muy difícil mantener y hacer rentable ese proyecto, en el inicio de las pymes hay que lidiar con áreas en las que los emprendedores no se sienten muy cómodos, puede ser por falta de conocimiento o simplemente por sentir que no les gusta determinada área del negocio, pero de igual forma tienen que enfrentarse a ellas ya que es importante para mantener el funcionamiento del emprendimiento.

{loadmoduleid 208}

Una de las áreas en las que la gran mayoría de los clientes que atendemos en Dualis, tienen mayor dificultad, es el área financiera. Al preguntarles ¿Cuál fue la ganancia de su negocio el último mes?, se quedan en blanco o dan una vaga respuesta sin bases sólidas.

Llevar las finanzas de cualquier empresa es fundamental para el éxito de la misma, así esté integrada únicamente por una persona, si no se tiene claro cuáles son los ingresos, egresos, cuentas por cobrar, cuentas por pagar, costos fijos y variables, el costo de cada uno de los servicios o productos, así como el margen de ganancia, entre otros, se está a la deriva quedando vulnerables al momento de una crisis externa.

Llevar el control financiero puede ser más sencillo de lo que parece, lo importante es no seguir dando largas y convencerse de una vez, que ésta es un área fundamental del negocio, que además puede llevar a la empresa al éxito o al fracaso, dependiendo del manejo que se le dé.

Es recomendable, para los emprendedores que tienen poco conocimiento de ésta área, ir paso a paso y comenzar desde lo más básico, para luego ir escalando y ampliando sus conocimientos, de modo que alcancen el control financiero de su empresa de forma segura.

Estas son las 5 prácticas para comenzar a tener el control financiero de una pyme:

1.- Separar los gastos familiares y empresariales, este es el primer error que se encuentra en la mayoría de las pymes, al ser una empresa controlada en casi todas las áreas por el o los dueños, y como no hay que rendir cuentas a jefes, se retira dinero para gastos personales sin llevar un control, para evitar esto es recomendable que los dueños se fijen un sueldo acorde a la capacidad de la empresa, y al final del ejercicio fiscal revisarlo, así como repartir dividendos si los hubiese.

2.- Revisar cada fin de mes el balance de la empresa, esto no es más que el total de la resta entre los ingresos y los egresos, puede registrarlo en un sencillo cuadro de excel que permita comparar el avance de la empresa mes a mes y así poder tomar decisiones más acertadas para el crecimiento.

3.- Registrar y controlar los gastos e inventario, tanto los ingresos como los egresos deben ser controlados y registrados a diario, para que estos datos permitan tener un control del dinero de la empresa. Llevar un inventario de los productos también es importante para saber dónde está nuestro capital de trabajo y permitir tomar mejores decisiones de compra.

4.- Disciplina para cobrar y para pagar, si bien es cierto que la cobranza es primordial, mantener las cuentas por pagar en buenos términos es tan o más importante, ya que los proveedores son aliados y ayudan a sus clientes con créditos que permiten trabajar de forma más holgada sin grandes presiones.

5.- Invertir en conocimiento, contratar ayuda profesional que le instruya con los conceptos básicos sobre gestión financiera. También puede tomar un curso de finanzas acorde a su nivel de conocimiento.

Estas 5 prácticas, llevarán el rumbo de las finanzas de la empresa hacia donde se desea.

Envíe sus preguntas y/o comentarios sobre este o cualquier otro tema relacionado a esta columna a [email protected], que con gusto le responderemos a la brevedad posible.

Heriberto Gomes
[email protected]
+506 60480035

{loadmoduleid 212}