Cerámica chorotega es declarada de “Interés público”

La celebración del 189 aniversario de la Anexión del Partido de Nicoya a Guanacaste, se vive como una fiesta para los pobladores de la provincia cada 25 de julio; sin embargo, este año los festejos llegaron con dos importantes noticias para los artesanos que trabajan el ancestral arte de la cerámica chorotega, y en general para el país.

Se trata de la firma del decreto que declara de Interés Público la tradición artesanal de la cerámica de raíz chorotega, propia de las comunidades de Guaitil, San Vicente y Las Pozas, localizadas en la península de Nicoya.

El decreto, firmado por la Presidenta de la República y el ministro de Cultura y Juventud, contempla la extracción de materias primas y la elaboración de los objetos cerámicos. Otro decreto declara la tradición artesanal de manufactura de objetos cerámicos con motivos chorotegas, en las comunidades de Guaitil de Santa Cruz, San Vicente y las Pozas de Nicoya, como patrimonio cultural inmaterial de Guanacaste.

Manuel Obregón, ministro de Cultura y Juventud, indicó que “la importancia de firmar estos decretos, constituye un apoyo importante a más de 800 familias que viven de la actividad de la cerámica chorotega, también conocida como cerámica de Guatil”.

Añadió que “Es una tradición sumamente antigua, por lo cual se cumple el doble propósito de conservarla, pero también de mantener y asegurar nuevos empleos y que nos permita ver a la cultura como un motor de desarrollo sin necesidad de perder la identidad propia de Guanacaste”.

Tradición

Las comunidades de Guaitil de Santa Cruz, San Vicente y Las Pozas de Nicoya, situadas en la península de Nicoya, conservan y desarrollan una artesanía en cerámica de raíz prehispánica, con variados objetos, una rica policromía y gran calidad técnica, que las hace destacar en la región y en el país.

Precisamente el auge y revitalización de este quehacer artesanal, que cuenta con motivos basados en la cerámica chorotega, proporciona al turismo nacional y extranjero el acceso y consumo de objetos cerámicos de calidad, que además son parte de la identidad cultural de esta región, y a la vez identifican al país.

En el oficio participan familias enteras, lo que constituye la principal fuente de trabajo y estabilidad económica, social, familiar y cultural para los habitantes de las comunidades guanacastecas mencionadas.

Justamente la declaratoria de Interés Público pretende facilitar el acceso a materias primas para la elaboración de los objetos cerámicos, a los cuales se ha tenido acceso ancestralmente; de lo contrario, se pondría en riesgo la continuidad de la principal labor de estos artesanos, y por ende, la estabilidad económica e identidad cultural de las comunidades artesanales.

Asimismo, por medio de la declaratoria de Interés Público de la tradición artesanal, las dependencias del Sector Público y Privado, dentro del marco legal respectivo, podrán contribuir con recursos económicos o donaciones, recursos logísticos, humanos y cualquier otra clase de colaboración, para la conservación y desarrollo de esta tradición cultural.