Centro de producción de tilapias garantiza alevines de calidad

Generar empleo de calidad, utilizar tecnología y adaptarse al cambio climático, son parte de las características innovadoras del Centro de Reproducción, Incubación y Alevinaje (CRIA), que desde octubre del 2014, desarrolla actividades en la producción de tilapias en Cañas.

Esta novedosa iniciativa provee de semillas para cultivar tilapias, mediante un proceso que va desde el huevo hasta la reproducción de peces, que son luego enviados a estanques.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís Rivera, visitó las operaciones de este centro propiedad de Aqua Corporación Internacional, junto al ministro de agricultura, Luis Felipe Araúz, el presidente ejecutivo de Incopesca, Gustavo Meneses, y funcionarios de esa empresa.

Con el uso de tecnología de punta, CRIA permite producir, en un espacio de 9 hectáreas, el equivalente de 50 hectáreas de estanques a campo abierto, mejorando el potencial productivo de los peces a ser cultivados. Este proyecto permite enfrentar de mejor manera el desafío del cambio climático por hacerse en un ambiente controlado y con recirculación del agua.

Durante el recorrido se mostró el proceso desde la reproducción hasta que la tilapia alcanza unos 34 o 40 gramos, para luego ser llevada a los estanques en fincas, donde terminan de criarse. El agua viene del Embalse Arenal por medio de la infraestructura del Distrito de Riego y tiene un sistema de recirculación del agua para ser eficientes.

“Este proyecto nos enseña la capacidad que tenemos que seguir desarrollando para instalar operaciones que se adapten al cambio climático. En una provincia como Guanacaste, en donde enfrentamos períodos de sequía, debemos usar el agua de manera racional y gracias a la tecnología, desarrollar formas que nos permitan alcanzar niveles de eficiencia y uso sostenible de los recursos naturales”, indico el presidente Solís.

70 personas de la zona se benefician con generación de empleo técnico y especializado y la operación de tilapia consolida puestos de trabajo, de manera indirecta, en 1.300 familias que participan en el proceso de la planta, engorde, administración, comercialización y exportación.

“Incorporar el uso sostenible de los recursos, buena prácticas en la acuicultura, que es el cultivo de animales en agua y generar empleos, son parte de los objetivos que impulsamos para que se entienda más la actividad pesquera y que la podamos dignificar por los aportes que hace a la economía de Costa Rica”, sostuvo el presidente de Incopesca, Gustavo Meneses.

El agua con que se desarrolla el proyecto CRIA tiene aprovechamiento múltiple del recurso: consumo humano, turístico, generación eléctrica, riego de cultivos y acuicultura.