Ay A adopta medidas de corto y mediano plazo para resolver faltante de agua en Cañas

La interconexión de los pozos ICE, Colegio, Oasis y Pedregal con la red de distribución de agua potable, es la solución inmediata en la que el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados AyA trabaja para resolver en gran medida el desabastecimiento en el cantón central de Cañas.

La evaluación de estos pozos, así como las mejoras introducidas en los mismos permitirán obtener 12 litros por segundo, según cálculos conservadores.

En una reunión celebrada en la municipalidad de Cañas, la Presidenta Ejecutiva de AyA, Yamileth Astorga, escuchó los planteamientos formulados por representantes del Ministerio de Salud, la Federación de Municipalidades de Guanacaste, sector educación y Caja Costarricense del Seguro Social; así como de los voceros de diversos grupos organizados de la comunidad, acerca de la falta del líquido vital que afecta al 80{35a9e689fde632ddc9e695173d9a729bbcb91113ec219093f35ff8ca4c3cd351} de la población y que se ha visto agravada por la sequía resultante del fenómeno El Niño.

La Presidenta Ejecutiva de AyA enfatizó que antes de tomar la decisión de aprovechar los cuatro pozos, se hicieron los estudios necesarios, para garantizar que están libre de arsénico y que su funcionamiento será normal, con excepción del pozo Pedregal que requiere la instalación del sistema eléctrico para operar la bomba y construir la respectiva casetilla. Las labores de interconexión de estos pozos a la tubería de distribución, se están llevando a cabo ya; el pozo Pedregal será el último en ser interconectado en un plazo no mayor a 20 días.

Medidas de mediano plazo

Con el fin de avanzar en una solución más efectiva al desabastecimiento de agua en Cañas, la funcionaria reconoció que la más viable es captar agua proveniente de la fuente de Los Ángeles de Tilarán, distante a 16 kilómetros de la ciudad de Cañas y entroncar con una tubería de 4 kilómetros, propiedad del ICE, único autorizado para utilizar agua de esa fuente. Para su eficiente utilización se deberá resolver el problema de fugas y tomas de agua ilegal, todo con el fin de aprovechar los 23 litros de agua por segundo que es su capacidad real y no los seis litros que según estudios llegan al final de esa tubería, explicó Astorga.

La jerarca de AyA indicó que el estudio realizado hace un año revela que esta es una fuente apta y que tanto es su interés en finalizarlo que asignará un ingeniero exclusivo, para elaborar los estudios faltantes y presentar el estudio final.

Aclaró además, que el agua captada superficialmente como la del río Cañas o la de los canales de riego, deben ser sometidas a tratamiento en una planta antes de ser puesta al servicio de los usuarios, lo que requería mucho más tiempo y encarecería la ejecución de tal proyecto. No descartó que tales proyectos podrían ser una solución a largo plazo.

Recursos

La Vicealcaldesa de Cañas expuso la posibilidad de aprovechar ?55 millones de la Comisión Nacional de Emergencias, que fueron destinados en un principio a la reparación de los tanques de agua dañados por el terremoto de Sámara, pero que no se ejecutaron; dinero que podría ser utilizado ahora para allegar parte de los recursos necesarios para llevar a cabo las obras necesarias para normalizar el suministro de agua en Cañas, la Presidenta Ejecutiva de AyA hará las gestiones para ver la posibilidad de reorientar estos recursos.

Racionamiento

Por ahora los residentes en esta ciudad tendrán conocimiento sobre los sectores a los que les llegara agua, así como los horarios en que llegará a cada uno de éstos, como resultado de la colocación de cinco válvulas que permiten el manejo de la red de distribución.

Para los sectores donde el problema de agua es mayor se mantendrá el servicio de camiones cisterna y en el caso de la comunidad de Bebedero, que enfrenta la mayor crisis se realizaron labores de mejoramiento del pozo que los abastece, al tiempo que se continúa con los trabajos en la planta de remoción de arsénico.

Finalmente la funcionaria explicó que todas las acciones que se ejecuten en Cañas, como en cualquier otra parte del país, para resolver problemas de agua requieren de estudios, diseño de obras, financiamiento y finalmente determinar donde deberán colocarse las tuberías y obras conexas, esto con el objetivo de que las inversiones realizadas brinden soluciones efectivas.