Agricultores reciben impulso para mejorar producción de café

  • Recibieron motobombas de turbina, bombas para fumigar manuales, motoguadañas y motosierras tipo telescópicas, fertilizantes y fungicidas.

Este 19 de junio, en horas de la mañana, se realizó la entrega de equipos e insumos químicos como parte del proyecto denominado “Mejoramiento, siembra, producción y comercialización de café en grano” desarrollado en la zona de La Violeta de Frailes, en Desamparados.

Siete familias productoras de café, pertenecientes al Territorio Rural Acosta-Desamparados-Aserrí, conocido como CARAIGRES, fueron las beneficiadas con la entrega de motobombas de turbina, bombas para fumigar manuales, motoguadañas y motosierras tipo telescópicas, además de fertilizantes y fungicidas, todo esto mediante el servicio de Fomento a la Producción y Seguridad Alimentaria.

Este proyecto pretende estimular el cultivo de café, procurando el desarrollo de la actividad con una buena asistencia a la finca, los insumos agrícolas recomendados y los equipos necesarios que permitan la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático y la prevención y el control de plagas y enfermedades.

En esta ocasión, la inversión realizada por el Instituto alcanzó los ?27.8 millones en beneficio de unas 30 personas en total. Inversión que se orienta a aumentar la rentabilidad de la actividad productiva y, en consecuencia, mejorar la condición socioeconómica de las familias.

Para los beneficiados, como don Wilber Nuñez Ceciliano, esta entrega es muy significativa: “Es una ayudita muy bien recibida porque uno la necesita, para el agricultor la vida se hace muy difícil, para el productor de café, con los problemas con las enfermedades y el bajo precio que se llega a pagar por las cosechas, es muy difícil salir adelante; así que la ayuda del Inder es muy importante porque nos ayuda mucho a mejorar la producción y sacar adelante a la familia.”

El brindar asistencia al cafetal utilizando los equipos adecuados e insumos recomendados en el momento oportuno, conduce a alcanzar un producto de alta calidad y en armonía con el ambiente, generando la posibilidad de su comercialización incluso en mercados internacionales y a precios competitivos que mejoren la condición socioeconómica de las familias y que a la vez contribuyan con la economía local mediante la generación de empleo, sobre todo en la época de cosecha de café.